Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 28 de Noviembre de 2022         •         Dólar= $912,99         •         UF=$34.800,22         •         UTM=$60.853

TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO DE SUSTANCIAS QUÍMICAS
¿Qué falta por mejorar?

Sin importar el rubro industrial donde se empleen, las sustancias químicas requieren contar con resguardos tanto en su transporte como almacenaje, pues su naturaleza riesgosa, sumada a un mal manejo, podría desencadenar amplias y graves consecuencias.

esp1000.jpg (24099 bytes)

Diariamente, en las carreteras de nuestro país, transitan cientos de camiones transportando hasta toneladas de sustancias químicas peligrosas, entre las cuales se encuentran explosivos, gases, líquidos inflamables, tóxicos, radioactivos, entre otros. La preocupación surge ante la posibilidad de detonar situaciones de emergencia, que en los casos más graves, pueden resultar en incendios o explosiones, envenenamientos, efectos por radiaciones ionizantes, quemaduras químicas y daños al medioambiente.

Los expertos explican que actualmente el grado de seguridad dado en el transporte de estos materiales es alto y se cuenta con prácticas de seguridad exigentes. Muchas de estas directrices se encuentran incluidas o basadas en el DS 298 del Ministerio del Transporte, que dispone condiciones mínimas para la prevención de accidentes. Por mencionar algunas, se incluyen una antigüedad no superior a los 15 años para los vehículos que realicen esta actividad, la prohibición de pasos por túneles, el uso de tacógrafos para el registro de velocidad y horas de conducción, y la prohibición de ingesta alcohólica para los conductores, al menos 12 horas antes de la conducción.

Situación similar ocurre en el almacenamiento de estas sustancias (reglamentado por el DS 78 y el DS 148, entre otros), el que es transversal al ciclo de vida y ocurre incluso antes de la concepción de las sustancias peligrosas. En este caso, la recomendación es que la probabilidad de riesgo debe considerarse en relación al peligro que representan versus la exposición. Como explica Sergio Barrientos Henríquez, Sub Gerente de Operaciones de la Asociación de Industriales Químicos de Chile (Asiquim), "es por esto que si hablamos de Sustancias Químicas Peligrosas, según lo definido por la Norma Chilena 382 (que fue actualizada en 2013), los riesgos dependerán de las condiciones de almacenamiento (Exposición) y el peligro intrínseco de las sustancias (Calificación). De esta forma, quedan medianamente claros los peligros de almacenar cada sustancia, si se consideran las denominaciones de clases para cada químico".


Puntos en los que mejorar

A juicio de Andrea Alfaro, Docente Carreras Prevención de Riesgos de Duoc UC sede Puente Alto, "el transporte en Chile tiene estándares definidos de seguridad, lo que permite realizar esta actividad de manera segura en la medida en que se dé cumplimiento cabal a los estándares señalados". No obstante, la académica es crítica y enumera algunos puntos que deberían ser considerados por la normativa. "Desde la arista técnica, podemos considerar mejoras mecánicas en contenedores, vehículos y procedimientos de transporte y manipulación, como también mejoras en los procesos de fiscalización, consistentes en el aumento de los equipos de fiscalizadores, como también en la pertinencia de estos", señala.

Por su parte, René Sandoval, Experto en Prevención de ACHS, enfatiza en que "es necesario mejorar el control terrestre, así como contar con especificaciones técnicas para todos los medios de transporte, de acuerdo a grupos de peligrosidad". Para el especialista, es importante generar una actualización constante de las normativas-país, de acuerdo a nuevos aportes de carácter internacional y experiencias nacionales, instancias en que deberían estar presentes autoridades competentes asociadas al transporte terrestre, aéreo, marítimo y de emergencias.

En tanto, Andrea Alfaro agrega otra área: la "sociocultural", donde incluye la concienciación de los operarios, jefaturas e involucrados, tanto en la importancia que tiene para la empresa o faena cumplir los estándares y la norma vigente, como en la responsabilidad no sólo con la compañía, sino también con la comunidad y el entorno aledaño a las zonas de transporte y el efecto que un accidente de este tipo tiene sobre su calidad de vida.


Buenas prácticas

Además de lo estipulado en la normativa nacional, Asiquim promueve entre sus integrantes el Sistema de Gestión de Conducta Responsable, un compendio internacional que incluye prácticas industriales enfocadas en la prevención y minimización de la ocurrencia de potenciales riesgos en el transporte y almacenamiento de sustancias peligrosas como pueden ser, por ejemplo, derrames, incendios y/o emanaciones.

"En la actualidad, además del Sistema de Gestión de Conducta Responsable que incluye prácticas en dicha área, se desarrolló el año 2006 el Sistema de Homologación del Transporte Carretero (SHTC), que es una adaptación de una herramienta de gestión creada en Europa, donde se auditan practicas específicas para la minimización de riesgos en el transporte de sustancias peligrosas, y en el cual las capacitaciones son sólo una parte del sistema", precisa Barrientos.

Según explica el profesional de Asiquim, el sistema de gestión considera a la empresa química misma como la responsable de extender la información e incluso la formación de capacidades para el manejo seguro de las sustancias químicas en todo el ciclo de vida (con énfasis en las sustancias clasificadas como peligrosas). Esto se materializa con un sinnúmero de prácticas de gestión algunas de cumplimiento legal -como la entrega de Hojas de Datos de Segurida- hasta prácticas que van más allá de la ley y que se enmarcan en las aspiraciones del "Tutelaje del Producto", el que implica una constante supervisión para el manejo seguro de las sustancias químicas.

"Estas prácticas se extienden más allá de los clientes directos de la industria, y de hecho se debieran aplicar hasta que la sustancia desaparece (químicamente hablando) o bien es dispuesta como residuo final. En otras palabras, se debe cumplir la premisa de Conducta Responsable que es ‘de la cuna a la tumba’", concluye.

NORMAS CHILENAS OFICIALES

NCh 382. Of2013 (equivalente a la clasificación Libro Naranjo de la ONU) Norma referida en el DS 298 y DS 78
Establece la clasificación general de los materiales peligrosos en clases y divisiones.
Contiene extenso listado de materiales con sus respectivas clasificaciones, número NU, riesgo secundario.
Contiene criterios para clasificación de sustancias químicas y mezclas.

NCh 1411/4. Of78 (equivalente a la norma NFPA 704) Norma referida en el DS 78
Aplicable a instalaciones donde se fabrican, almacenan o usan materiales peligrosos. No aplica al transporte.
Proporciona información básica que permite evaluar el nivel de riesgo existente en el recinto o en una zona
   específica de él.

NCh 2190. Of2003 Norma referida en el DS 298
Distintivos para la identificación de riesgos durante el transporte de materiales peligrosos.

NCh 2245 of.2003 Norma referida en el DS 298 y DS 78
Establece requisitos para información de riesgo a través de hojas de Seguridad (HDS).
Establece formatos diferenciados para HDS en general (lugares de trabajo, comercio, etc.) y un resumen de HDS
   para el transporte o HDST.

Julio 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Raúl Mellado Ramírez Hipermercado Jumbo (28/07/2014)

Me gusto esta información, ya que dejan en claro, en que Norma Chilena y DS estan reguladas.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.