Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

Luis Caroca, Jefe Sección Ergonomía del ISP
“La nueva guía de gestión de carga busca disminuir los riesgos y aumentar la participación empresarial”

En 2008, el Ministerio del Trabajo y Previsión Social presentó la “Guía Técnica para la Evaluación y Control de los Riesgos Asociados al Manejo o Manipulación Manual de Carga (MMC)”. Debido a una serie de problemas en la aplicación de este manual, el ISP decidió publicar la “Guía para la Gestión del Riesgo asociado al MMC”. Para conocer más sobre este manual, conversamos con Luis Caroca, Jefe Sección Ergonomía del ISP y Editor Responsable de la Guía.

Resulta llamativo hacer una “guía de una guía”. ¿Qué aspectos los impulsaron a publicar este manual?
Descubrimos que en estos casi seis años que la guía se mantuvo vigente era muy poco empleada por las empresas, pues era muy extensa; es así como la mayoría había escuchado sobre ella, pero pocos la conocían en detalle.

Además, según la Encuesta Laboral del Ministerio del Trabajo (2008 y 2011), existe una escasa preocupación por los trastornos músculo-esqueléticos (TME) y, a pesar de que estos son frecuentes, solo el 21,5% de los empleadores y un 18,4% de los trabajadores reconocen estar preocupados de implementar medidas para prevenirlos.

¿Cuál es el objetivo inicial de esta nueva guía?
Sistematizar la información existente y redireccionarla hacia la guía técnica. En esa línea, el tema central era reacondicionar el “Modelo de Gestión del Riesgo Asociado al MMC” y destacarlo a través de un diagrama de flujo dividido en etapas y sub-etapas, cuyos puntos clave corresponden a: identificar los factores de riesgo; evaluación del riesgo; control del riesgo; y aseguramiento y seguimiento.

¿Qué tipo de recomendaciones entrega?
En primer lugar, se aconseja trabajar con un enfoque participativo en las acciones de gestión del riesgo asociado al MMC. Además, se aconseja desarrollar un trabajo multidisciplinario, porque resulta muy útil al momento de evaluar y generar las medidas de control. Por otra parte, se sugiere anticiparse a las consecuencias mayores (ausentismo, quejas, dolencias, factores de riesgo y esfuerzo físico percibido).

A esto se suma la recomendación de llevar a cabo una observación inicial o reconocimiento de los puestos de trabajo; planificar la evaluación del puesto de trabajo; y describir el puesto de trabajo, estableciendo de forma clara y explícita el objeto de estudio, los componentes y sus subsistemas.

¿Cómo debería ser utilizada por las empresas esta guía?
Nuestra intención es promocionar la utilización de la guía dentro de las empresas del país, facilitando su uso. Apuntamos a que este manual de gestión pase a ser un aporte más para que las organizaciones, sin perjuicio de la existencia de otros modelos de gestión, puedan interiorizar y/o reforzar lo que están haciendo en este campo, tanto en los aspectos operacionales como en los preventivos. En este sentido, hay tres puntos esenciales que buscamos generar a nivel de empresas: aprendizaje, aplicación práctica y difusión.

¿Está destinada al prevencionista de riesgos?
Así es. Más que específicamente a los ergónomos, este compendio va dirigido a los prevencionistas y a todos aquellos que también tengan relación directa con la gestión del riesgo. El prevencionista es uno de los componentes más importantes de la gestión del riesgo en una compañía; por lo tanto, es de esperar que se apoye como corresponde en este manual, utilizando los elementos y contenidos expuestos en él.

¿Destina algunas propuestas sobre cómo abordar la ergonomía en el lugar de trabajo?
No exactamente, pero debo señalar que esta guía se elaboró junto a profesionales expertos en ergonomía, provenientes especialmente de los organismos administradores de la Ley 16.744, que establece Normas contra Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales. En ese sentido, el ergónomo es un especialista que debiese dominar este tema de muchísima mejor forma que un profesional de otra área. Sin embargo, muchas veces requieren también de una orientación sistemática en algunos puntos, como por ejemplo, cuando incursionan en otra línea de trabajo en la cual no han tenido mucha práctica. En ese caso, me parece que esta guía puede resultar de gran ayuda en ese sentido.

¿Qué conclusiones han logrado con la aplicación de la nueva guía?
En primer lugar, me parece que se debe resaltar que, en términos de su contenido, la guía técnica publicada en 2008 es un manual muy completo y práctico, y esperamos que la utilización efectiva de esta guía será una muy buena forma para generar cambios en el ámbito del MMC. Este compendio tiene que masificarse y promocionarse entre las empresas del país. El objetivo es que la gente vea la nueva guía de gestión y que la use; que intervenga y luego la replique. Por ejemplo, que la utilicen no solo los prevencionistas de riesgos y los ergónomos, sino también los comités paritarios.

Junio 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.