Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Pablo Pacheco B., Gerente de Medio Ambiente y Seguridad de CAP Acero
“Tratamos de generar una actitud y conducta segura en el trabajador”

Ubicada en Talcahuano (Región del Biobío), esta filial del Grupo CAP se especializa en la producción de acero. Dada la naturaleza de su rubro, los riesgos laborales asociados a su producción son altos y los controlan bajo un programa de seguridad de exigentes estándares. En esta entrevista, el Gerente de Medio Ambiente y Seguridad de CAP Acero, Pablo Pacheco, nos entrega detalles de las acciones que han tomado y sus resultados.

¿Cómo se conforma el área de prevención de riesgos de CAP Acero?
Tenemos una Gerencia de Medio Ambiente y Seguridad, dentro de la que existe una unidad de Seguridad y Salud Ocupacional conformada por un jefe de unidad y un equipo de asesores, quienes brindan soporte a toda la organización en temáticas como la elaboración de la matriz de riesgo por área, el diseño de procedimientos seguros de trabajo, el análisis de riesgo de la tarea, entre otros. Todo esto bajo la premisa de que esta unidad es un ente asesor que facilita la gestión en seguridad, pero que mantiene la responsabilidad final en cada área operativa.

¿Cómo han definido el plan de prevención de riesgos?
La actual Política de Seguridad y Salud Ocupacional de CAP Acero -vigente desde 2008- concibe la seguridad como un valor y ésta constituye un pilar fundamental en la sustentabilidad del negocio. Del conjunto de principios y valores declarados por nuestra organización se desprende lo que entendemos por “Trabajador Seguro” y los roles que deben desempeñar los diferentes niveles de liderazgo para optimizar el desempeño en seguridad.

¿Qué entienden por un “Trabajador Seguro”?
En base a nuestros valores y políticas, entendemos por Trabajador Seguro a una persona que:

Sigue las Reglas de Acero (código interno con 10 reglas básicas de seguridad) y procedimientos.

Participa activamente en las prácticas de un ambiente de trabajo seguro; por ejemplo, en actividades “5 -S”, charlas de seguridad, entre otras.

Reporta las conductas inseguras y realiza contactos de seguridad para promover conductas seguras.

Identifica riesgos y peligros oportunamente, tomando las medidas de control efectivas.

Contribuye a las jefaturas en su esfuerzo de mejorar el desempeño en seguridad.

¿Cuáles son los focos de mayor riesgo dentro de las operaciones de la empresa?
A nivel mundial en el sector siderúrgico se observa que las principales causas de accidentes fatales y, por ende, los riesgos con mayor potencial de daño, están asociadas a la intervención de equipos en movimiento (lo que ocurre, por ejemplo, en faenas de mantención), asfixia con gases por trabajo en espacios confinados, caídas al momento de realizar trabajos en altura y caída de carga durante la operación de grúas o equipos de levante. La realidad en nuestra empresa es un fiel reflejo de lo descrito.

¿Cuáles han sido las principales dificultades que han enfrentado?
Una de las dificultades es no caer en la tentación de cambiar la ruta en plena navegación cuando ves que los resultados no se dan en forma inmediata.

Si bien entre el 2007 y 2012 hubo una mejora sustantiva en los índices de frecuencia y gravedad, tuvimos accidentes fatales que, además de dolor, también nos llevaron a plantearnos la interrogante de si la ruta era la correcta. Pero, el tener claridad en nuestros valores y política nos permitió continuar con convicción por esta senda. En 2013 no se registraron accidentes fatales, se redujo la ocurrencia de accidentes con tiempo perdido (CTP) y, consecuentemente, la tasa de frecuencia fue aproximándose gradualmente a la meta fijada sobre la base del indicador de World Steel Association.

¿Cómo han desarrollado el liderazgo entre sus colaboradores?
Teniendo claridad con respecto a lo que esperamos de nuestros trabajadores en el ámbito de la seguridad, asignamos al liderazgo un rol relevante en la construcción de un ambiente de trabajo seguro. La última barrera que evita los accidentes es el trabajador; es él quién puede tomar las medidas de control adecuadas para impedir la ocurrencia de accidentes graves a través de la gestión oportuna de las condiciones de riesgo presentes en su puesto de trabajo. Pero, para ello, es necesario contar con un trabajador con una Actitud y una Conducta Segura. Estas no surgen de manera espontánea, sino que exigen la conjugación de tres elementos claves:

Que el trabajador quiera: que tenga la motivación por presentar los comportamientos que la empresa espera de un trabajador seguro.

Que el trabajador sepa: que posea las competencias necesarias para efectuar las funciones propias de su cargo, lo que incluye una adecuada evaluación de riesgos y ejecución de medidas de control.
 
Que el trabajador pueda: deben existir en la organización facilitadores para que el trabajador pueda hacer lo que tiene que hacer en su ámbito de acción; es decir, brindar los recursos y apoyos necesarios para que ocurran las cosas que se desea que ocurran.

¿Qué elementos son claves en el programa de seguridad utilizado?
Los elementos principales que contempla nuestro Programa Anual de Actividades de Seguridad son:

Liderazgo visible y presencial: en los últimos cinco años se ha promovido activamente el entrenamiento de la supervisión en temas de seguridad y liderazgo, destinándose del total de horas de capacitación sobre el 20% a temas de seguridad.

Promoción de una cultura de seguridad: desde el año 2013 se está implementando un programa de Prevención de Accidentes Basado en la Conducta, el cual busca generar un cambio en la forma de hacer seguridad, empoderando a los operadores de primera línea en este cambio cultural.

Reportabilidad de incidentes: con el fin de auscultar a la organización en las variables que están en la base de los accidentes, es que se ha incentivado la reportabilidad de incidentes. El objetivo es pesquisar las señales tempranas que nos permitan tomar medidas preventivas y actuar proactivamente.

Control de fatalidades y de riesgos de alto potencial: identificar las condiciones de peligro de mayor impacto en cada una de las unidades operativas.

¿Cómo han evolucionado las tasas de accidentes con la aplicación del plan?
Los resultados de este trabajo se pueden ver en los índices de tasa de frecuencia (ver gráfico) y gravedad, que si bien aquí se presentan por separado, como indicadores se consideran como uno solo.

A pesar de los avances logrados en los últimos cinco años, tenemos que seguir mejorando nuestros indicadores para así acercarnos a rendimientos de clase mundial. Por lo mismo, el desafío de un cambio en nuestra cultura de seguridad es vivido como un imperativo.

Mayo 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Vasco Larraechea CAP Minería (20/05/2014)

Felicitaciones por esos resultados concretos y una invitación a perseverar para continuar mejorando

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.