Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 1 de Octubre de 2022         •         Dólar= $966,26         •         UF=$         •         UTM=$58.772

HUMEDAD Y TEMPERATURA EN LA MINERÍA SUBTERRÁNEA
¿Cómo afecta a los trabajadores?
Por Ricardo Hernández Garcés, Coordinador Nacional de Higiene Ocupacional IST.

A nivel global, la minería a rajo abierto está abriendo paso a la minería subterránea masiva con grandes proyectos e inversiones. Nuestro país no está exento de este fenómeno, como lo demuestra el hecho de que Chuquicamata está pasando de cielo abierto (u open pit) a subterráneo (o underground). ¿Qué conlleva esto? Inclusión de nuevas tecnologías, nuevos profesionales para estos desafíos y evidentemente nuevos peligros.

Todos los trabajadores en la minería subterránea pueden verse enfrentados a lugares y situaciones con altos niveles de humedad y temperatura. Cuando hace calor, trabajar puede resultar bastante incómodo -especialmente si no hay circulación de aire- y aún más cuando la humedad del ambiente es alta. Ahora bien, el calor es un peligro para la salud porque nuestro cuerpo, para funcionar con normalidad, necesita mantener la temperatura en su interior en torno a los 37ºC. Cuando la temperatura central del cuerpo supera los 38ºC, ya se pueden producir daños a la salud y, a partir de los 40,5ºC, se corre el riesgo de muerte.


Condiciones adversas

Como tantas afecciones están asociadas con la deshidratación excesiva del cuerpo, la cantidad de líquido que se toma debe ser equivalente a la cantidad de transpiración producida. La mayoría de los trabajadores que están expuestos a condiciones calurosas toman menos líquidos de lo que necesitan por falta de sed, sin embargo no deben esperar a tener sed para tomar líquido. No hay una temperatura óptima para el agua potable, pero la mayoría de las personas la prefieren fresca, en vez de caliente o demasiado fría.

Las consecuencias del aumento de la temperatura provocan que se incremente la probabilidad de accidentes de trabajo y de que se agraven dolencias previas (enfermedades cardiovasculares, respiratorias, renales, cutáneas, diabetes, entre otras).

Además, cuando se trabaja en condiciones de estrés térmico por calor, la primera consecuencia indeseable de la acumulación de calor en el cuerpo que experimentan los trabajadores es la sensación molesta de “tener calor”. Para tratar de eliminar este exceso de calor, enseguida se ponen en marcha los mecanismos de termorregulación del propio cuerpo (termorregulación fisiológica); los trabajadores empiezan a transpirar (al evaporarse el sudor de la piel, ésta se enfría) y, además, aumenta el flujo de la sangre hacia la piel (vasodilatación periférica) para llevar el calor del interior del cuerpo a su superficie y que desde allí pueda ser expulsado al exterior.

Hay diferencia entre temperatura y sensación térmica. Aunque el termómetro marque la misma temperatura, la sensación que percibimos depende de factores como la humedad del aire y la fuerza del viento. Es aquí donde la humedad juega un papel fundamental, ya que el valor de la humedad relativa afecta poco al confort de las personas, lo que se puede traducir del punto de vista físico en golpe de calor, calambres por calor y agotamiento por sudoración excesiva aumentando concentraciones plasmáticas en la sangre y agotamiento por la mala reposición de la perdida de sales.

En las minas subterráneas, la principal fuente de calor es la propia roca (la temperatura de la roca aumenta 1°C por cada 100 metros de profundidad). Otros factores que inciden en el calor es el aire en circulación y evidentemente la humedad. No debemos dejar de mencionar el calor generado por los equipos, especialmente aquellos con motores diesel.


Indicaciones

Respecto al confort en las instalaciones, se recomienda evitar lo siguiente: las temperaturas y humedades extremas, los cambios bruscos de temperatura, las corrientes de aire molestas y la irradiación excesiva.

La conciencia es el factor clave para mitigar el estrés excesivo de calor. En este sentido, es recomendable atender las siguientes indicaciones:

Educar al empleador y al trabajador sobre los peligros del trabajo en ambientes calurosos y los beneficios de controlar condiciones ideales.

Recordar siempre que la Prevención, Inducción, Observación, Corrección y Vigilancia permanente, son las claves para minimizar los riesgos de los potenciales accidentes.

Se debería contar con un plan específico que considerara, a lo menos, reposición oral de agua y electrolitos, modificación de prácticas de trabajo, control y monitoreo climático y analizar el uso de prendas protectoras.

Enfermedades ocasionadas por humedad

Es el deterioro de la integridad cutánea como la posibilidad de que la piel se vea negativamente afectada por la humedad considerada un factor adyuvante y/o precipitante.

Dermatitis

Resequedad

Alergias

Enrojecimientos

Xerosis


Enfermedades ocasionadas por calor


Neurológicas (Convulsiones)

Renales (Oliguria)

Pulmonares (Disminución de PO2)

Cardiovasculares (Insuficiencia Cardiaca)

Abril 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Elpidio Rodriguez Consorcio: CCC-Hidro-Ituango (18/08/2015)

Interesante este material. Para quienes trabajamos en obras subterráneas, nos gustaría que se sigan aportando mas temas al respecto y con la misma calidad.

ALFREDO LEON NOOVA7 SAC (24/06/2015)

Buena información pero se refiere en forma muy basica, a ver si nos da una bibliografia tecnica. muchas gracias

deisy carrillo esmeracol S.A (20/10/2014)

buenísima esta información muchas gracias me sirvió un monton

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.