Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

Nicolas Franke, Programme Officer en Water Footprint Network
“La huella hídrica es una responsabilidad compartida”

Water Footprint Network es una comunidad internacional que conecta a los diferentes actores interesados en la sostenibilidad, equidad y eficiencia en el uso del agua, utilizando el concepto de huella hídrica, como un indicador para determinar el consumo humano de agua dulce. Sobre la implicancia de este concepto en la industria, conversamos con Nicolas Franke, quien visitó el país en el marco del taller “Medición y Análisis de Huella Hídrica”, organizado por la Universidad Mayor.

Se habla mucho de la escasez del recurso hídrico. ¿Cómo deben afrontar esta situación las empresas?
Es indudable el impacto que las industrias tienen sobre los sistemas hídricos, que muchas veces ha derivado en escasez y contaminación de los mismos. En este sentido, tener claridad en el uso del agua ayudará a prevenir riesgos y problemas futuros. Lo más importante es tener un registro del consumo de agua real que deriva de la producción de las empresas, y eso sin duda implica ir más allá de lo que se ha hecho hasta ahora.

Muchos países aún no gestionan sus recursos hídricos, por lo que no sabemos realmente cuánta agua está disponible, cuánto y cómo se está consumiendo, lo que puede traducirse en disminución e incluso pérdida del recurso.

¿Qué elementos constituyen la huella hídrica?
La huella hídrica incorpora y mide componentes directos (como el consumo real de agua en las operaciones) e indirectos (el consumo generado por la cadena de suministro); visualiza los distintos tipos de agua (verde o agua de lluvias; azules, aquellas subterráneas y superficiales; y grises, las contaminadas) y pone todos esos aspectos en relación a una cuenca hidrográfica en una zona determinada.

¿Es complejo medir la huella hídrica?
Existe una cierta complejidad metodológica, ya que se necesita de formación para realizar su cálculo, pero en teoría, todos pueden aprender a llevar a cabo esas mediciones. Por eso como organización, estamos preocupados de entregar estándares para la contabilidad, evaluación, reducción y compensación de la huella hídrica, así como desarrollar herramientas prácticas para apoyar a las personas y organizaciones interesadas en el tema.
 
Además, existen otras dificultades relacionadas, por ejemplo, con la necesidad de efectuar inversiones para recopilar los datos que no todos están dispuestos a enfrentar. Los gobiernos no “obligan” a los productores a medir sus huellas hídricas y existen muy pocos datos públicos accesibles, pues son pocas las empresas que calculan su huella y comparten esa información. Sin embargo, a nivel mundial cada vez más compañías están siendo conscientes de su importancia y lo que comenzó en 2008 como una práctica más bien asociada a las grandes multinacionales, hoy se está expandiendo rápidamente.

¿Qué relación debe existir entre la huella hídrica y la producción industrial?
Desde la perspectiva del consumo de agua, podemos decir que, en términos generales, la huella hídrica está compuesta en un 2% por el consumo doméstico, un 5,8% por la actividad industrial y el resto, con un mínimo del 80%, está representada por la agricultura, que es el mayor consumidor de agua en el mundo.

Ahora bien, si lo miramos desde el punto de vista de las aguas grises o contaminadas, se genera otra imagen. No obstante, todavía no podemos hacer una declaración exacta, ya que necesitamos estudiar más datos para comparar las responsabilidades de los diferentes sectores.

¿Qué beneficios obtienen las empresas que se preocupan de su huella hídrica?
En primer lugar, las empresas podrán mitigar sus riesgos, es decir, podrán asegurar la disponibilidad de agua suficiente para su producción a largo plazo y podrán evitar a futuro obligaciones o penalizaciones por parte del Estado. De igual modo, disminuirán sus posibilidades de enfrentar un riesgo reputacional, porque en muchos países las personas ya están protestando contra las organizaciones que contaminan o consumen los recursos.

Asimismo, al calcular la huella hídrica, una compañía puede tomar la iniciativa y asumir una responsabilidad social en la preservación de los recursos hídricos, lo que obviamente mejora su imagen frente al consumidor. En este aspecto, quienes tomen hoy la iniciativa, serán pioneros y tendrán ventajas sobre los que se sumen posteriormente.

¿Es necesario el apoyo de los gobiernos para continuar avanzando en esta materia?
Pensamos que éste es un problema que todos los actores (gobiernos, empresas, consumidores e inversionistas) debemos enfrentar en conjunto y estar conscientes de esta realidad.

Particularmente, creo que el rol de los gobiernos debería ser, en una fase inicial, incentivar a ciertas industrias para que mejoren su huella hídrica y, a largo plazo, emitir reglamentaciones y penalizaciones para quienes no cumplan.

En relación a los países OCDE y de Sudamérica, ¿cómo está la industria chilena en términos de su uso del agua?
Las diferencias entre los países desarrollados y subdesarrollados aún son muy grandes, ya que la huella hídrica depende mucho de la cantidad y el tipo de producción que se realiza. Además, existen industrias que reducen su huella hídrica, utilizando tecnologías avanzadas, y esa sí puede ser una diferencia entre quienes pueden o no permitirse esas herramientas y Chile no es una excepción. Todavía hay mucho camino por recorrer.

Abril 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.