Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

CONSTRUCTORA DELTA
“La seguridad laboral debe ser una responsabilidad compartida”

Constructora Delta lleva más de 60 años en el mercado, pero no fue hasta hace aproximadamente dos que una restructuración organizacional definió los nuevos lineamientos de la empresa y, por consiguiente, los de la seguridad laboral en la compañía. Acerca de este proceso, conversamos con Antonio Martínez, Jefe Corporativo de Seguridad Laboral; y Miguel Angel Ortiz, Gerente de Construcción-Edificación de la compañía.

Antonio Martínez, Jefe Corp. de Seguridad Laboral; Miguel Angel Ortiz, Gerente de Construcción; Andreas Wellmann, Gerente General; todos de Delta.

¿Qué papel fue dado a la prevención de riesgos luego del cambio organizacional?
A. Martínez: Un rol protagónico, que debía relacionarse directamente con la plana mayor de la empresa, y ser uno de los pilares principales de la organización.

Luego de los levantamientos de información nos dimos cuenta que existían brechas de entendimiento y compromiso con la prevención de riesgo; por ello se debía hacer un trabajo fuerte de capacitación y de trabajo en terreno. La comunicación entre las áreas surgió como un punto clave en que se debía trabajar; ante un incidente todos debían conocer lo sucedido y aprender de los errores para evitar que ocurra nuevamente. En lo particular, esta área trabaja muy de la mano con la gerencia de Construcción.

¿Quiénes componen el área?
A. Martínez: El equipo está compuesto por el jefe corporativo; y junto a mi está otro prevencionista dedicado solamente el área de edificación; somos dos cabezas que supervisamos las 17 obras que están activas actualmente. En cada obra existe un experto asesor de faenas y dependiendo de la envergadura de cada proyecto pueden haber asistentes.

¿Cuáles son las bases de este programa?
M. Ortiz: Hemos trabajado bastante en generar liderazgo y compromiso con la seguridad, habilidades blandas que se han desarrollado a través de capacitaciones. En este sentido, la Mutual de Seguridad ha sido un muy buen partner. Lo principal es que la seguridad emana desde la gerencia general como concepto entendido y valorado no solo por el área de prevención de riesgos, sino que por toda la organización, como una responsabilidad compartida.

Tenemos reuniones mensuales con los administradores de obra donde se analiza la seguridad laboral y las cifras de accidentabilidad. Para llegar a acuerdos, se conversa con quienes están en la obras, involucrando a las personas en todo momento.

Hemos desarrollado protocolos claros en cuanto a los procedimientos y supervisiones, junto a un sistema mensual de medición interno de accidentabilidad y siniestralidad que contrastamos con los resultados que nos entrega la Mutual a través de su programa PEC. Con estos sistemas podemos identificar qué personas están realizando sus actividades de manera adecuada, identificar focos de riesgo y crear soluciones a la problemática.

¿Qué dificultades han afrontado en este proceso?
M. Ortiz: El cambio siempre puede provocar algunas resistencias, pero las hemos ido solucionando con capacitaciones y relacionamiento con los trabajadores, que de a poco han comprendido y valorado la nueva visión.

En otros focos, tenemos también a “los trabajadores nómades”, aquellos que pasan de una empresa a otra, sin tener un sentido de pertenencia por ninguna, movidos por un poco más de sueldo o por la cercanía de la obra con su casa. En ellos resulta difícil generar cultura de seguridad, ya que vienen con otra visión, o bien, cuando ya han adquirido la conciencia por ella, abandonan la empresa; en ese caso trabajamos muy de la mano con Recursos Humanos, entregándoles mejores condiciones laborales para lograr una permanencia y preocupándonos de sus vidas más allá del trabajo.

Otro problema es el de los trabajadores novatos, aquellos que salieron recién de cuarto medio y necesitan trabajar y que, como no tienen formación en el rubro, no saben de los riesgos que tiene la construcción (grúas con carga suspendida que de caer pueden matar a una persona, excavaciones con posibilidad de derrumbe, andamios que pueden volcarse, caídas desde altura, etc.); a ellos debemos ponerles mucha atención, ya que en los análisis representan un alto porcentaje de los accidentes. Para ello, hacemos un procedimiento donde se les asigna un trabajador tutor que los guía en las labores y lo incorpora en un proceso paulatino a la construcción, hasta que ha conocido los riesgos y protocolos de trabajo en las faenas.

¿Los resultados han sido los esperados?
A. Martínez: Nos propusimos un año para tener el sistema funcionando, sin embargo llevamos nueve meses y ya podemos decir “que la rueda está girando”. A través de la Mutual, obtuvimos una mirada objetiva: entre enero y junio de 2013 logramos un cumplimiento del 83% del programa PEC y hoy estamos cerrando las auditorías del período junio a diciembre -que ya contempla el cambio- donde estimamos un cumplimiento del 95%, que es nuestra meta.

En cifras, tenemos una tasa de accidentabilidad del 4%, siendo el promedio del rubro un 4,7%. En cuanto a la accidentabilidad, la hemos mantenido, lo que vemos como positivo, ya que hemos tenido un crecimiento explosivo y la masa de trabajadores es mucho mayor que en otros períodos, un primer paso que refleja la entrada de esta nueva cultura de seguridad que hemos ido formando.

Marzo 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.