Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

MULTITASKING
El lado negativo de la eficiencia
Por Aracelli Garrido, Jefe de Desarrollo Organizacional de Isapre Consalud.

Ser capaz de hablar por teléfono, responder un mail y leer un Whatsapp, todo a la vez. A simple vista, un ejemplo de eficiencia, pero visto con detención, un arma de doble filo que puede ser una fuente de errores y problemas de salud.

Debido a la tecnología de la que disponemos en la actualidad y a la cantidad de estímulos a la que estamos expuestos, realizar varias cosas en paralelo es cada vez más común, tanto así que ya existe un término que lo define: Multitasking, indicado por los especialistas como la capacidad de saltar de un tema a otro.

Earl Miller, investigador especialista en neurología de Massachusetts Institute of Technology (MIT, por sus siglas en inglés), explica que esta habitual práctica nos lleva a cometer errores e incluso nos expone a situaciones de peligro, ya que el cerebro no es capaz de enfocarse en dos o más actividades al mismo tiempo, sino que cambia la atención de una a otra con gran rapidez. El problema es que las personas no detectan el tiempo que pierden en este salto de foco. Estudios han demostrado que, por ejemplo, mandar mensajes de texto mientras se maneja un auto puede ser aún más peligroso que hacerlo con alcohol y que, a mediano plazo, causa enfermedades tanto físicas como sicológicas.

Este ahorro de tiempo que implicaría el multitasking no es más que un mito. Científicos de la Universidad de California en Irvine (UC Irvine), calcularon que, debido a este “salto” de una labor a otra, finalmente se utiliza el doble del tiempo y se pierde un 40% de la productividad. La corteza frontal del cerebro, que es la que tiene a su cargo, entre otras funciones, el focalizarse en una labor, se confunde con tanto estímulo e impide que esta se traslade a otras zonas del cerebro. La actividad cognitiva se desacelera y en vez de doblar su eficacia, disminuye a la mitad, según el Dr. Jeff Brown, de la Escuela Médica de Harvard en su libro “Say Goodbye to Stress”.

Tampoco es fácil prestar atención a los detalles cuando se pretende ejecutar más de una acción. Una investigación hecha en 2009 en la Western Washington University muestra que mientras se hace una tarea, se produce prácticamente una ceguera ante lo que está pasando alrededor. En el experimento, el 75% de los alumnos que caminaba por el campus mientras hablaba por celular, no se dio cuenta que a su lado pasó un payaso sobre un monociclo. A esto los investigadores lo llamaron “ceguera por no poner atención”, pues aunque estaban técnicamente mirando lo que sucedía en su entorno, sus cerebros no lo registraron.

Otro estudio hecho en UC Irvine muestra que las personas que tienen la conducta de multitasking, si bien poseen mayor capacidad para cambiar de foco rápidamente, aunque esté toda la información delante de sus ojos, en su cerebro no la separan. Esto se traduce en que a la hora de ejecutar las tareas se equivocan, pues las realizan de modo automático sin detenerse a ver si lo que hacen está correcto. Por ejemplo, cuántas veces alguien no ha echado sal en vez de azúcar al café o ha mandado un correo a un destinatario equivocado. No existe una reflexión ante procesos críticos.


Aparición del estrés

En el plano físico, el hacer cosas en paralelo, además de enlentecer los procesos, eleva los niveles de estrés. Esto, porque el cerebro responde a esta sobrecarga de información ordenando que se liberen descargas de adrenalina y otras hormonas del estrés, como el cortisol, lo que, además de generar ansiedad, puede causar dolores de cabeza, problemas digestivos y estomacales e insomnio. Además, el cortisol, en niveles muy altos, puede producir presión alta, bajar las defensas y predisponer a la diabetes tipo 2.

La memoria también pasa la cuenta. Cuando vemos televisión y a la vez leemos un libro, por ejemplo, no solo pasamos por alto detalles importantes. Además, cambiar el foco repentinamente entre una tarea y otra afecta a la memoria de corto plazo. Investigadores de la Universidad de California en San Francisco mostraron que este efecto aún es mayor a medida que pasan los años. En un estudio, les mostraron imágenes sucesivas a personas de entre 60 y 80 años. A los 20 segundos, ya habían olvidado detalles de la primera que habían visto.


Cómo evitarlo

Desconectarse: Lo primero que hay que hacer al ir a una reunión, estar realizando un informe o estar con otras personas, es desconectar teléfonos, tablets u otros dispositivos que distraigan. Esto permite focalizarse en la reunión y terminarla antes.

Lista de prioridades: Tras hacer un listado, hay que clasificarlas según la urgencia e importancia, y según eso, comenzar a ejecutarlas una a una.

De a una tarea a la vez: Lo mejor es terminar una tarea antes de empezar la siguiente. Con eso, es posible dedicarle la atención necesaria, ahorrar tiempo, no descuidar los detalles y evitar que queden cosas a medias.

Concentración: Para lograrlo, se sugiere cerrar todos los focos de distracción, como redes sociales o el correo electrónico, y no estar pendiente de todas las notificaciones que llegan de mensajes nuevos. No todos los correos necesitan respuesta inmediata. Programar horarios dentro del día para responderlos.

La idea es poder realizar bien nuestro trabajo, optimizar el tiempo y disfrutar sin tensiones del tiempo libre que disponemos.

Marzo 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.