Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 3 de Octubre de 2022         •         Dólar= $951,34         •         UF=$34.299,11         •         UTM=$58.772

Diabetes y actividad laboral
Por Dr. Gonzalo Godoy Jorquera, Diabetólogo Clínica Alemana de Santiago.

En el año 2000 existían 171 millones de diabéticos en el mundo y se estima que llegarán a 370 millones en 2030; y la mitad de las personas con la enfermedad no saben que la padecen. Sus complicaciones son consecuencia de un control inadecuado de la enfermedad, lo que sin duda incluye las instancias laborales.

La Diabetes Mellitus (DM) es un conjunto de trastornos metabólicos caracterizado por un aumento de la glucosa en la sangre (hiperglicemia), lo que produce daño en distintos órganos y tejidos (ojos: retinopatía diabética; riñones: nefropatía diabética; nervios: neuropatía diabética; y vasos sanguíneos: daño cardiovascular).

La DM tipo 1 se inicia generalmente en gente joven y niños. Se produce por una autoagresión de las células del páncreas que producen insulina, llevándolas a su destrucción total, por lo que son pacientes que dependen de la administración de insulina exógena para sobrevivir (insulinodependientes).

La DM tipo 2 (aproximadamente 90% de todos los casos de DM), se genera como consecuencia de un defecto progresivo en la secreción de insulina por el páncreas, asociado a una resistencia a la acción de la insulina sobre las células periféricas que normalmente captan la glucosa (resistencia a la insulina), la que está íntimamente relacionada con los malos hábitos de alimentación (consumo de azúcares refinados y grasas saturadas) y vida sedentaria, ambos fenómenos de alta prevalencia en Chile y el mundo.

Dada la elevada prevalencia, resulta cada vez más frecuente que los empleadores se encuentren enfrentados a trabajar con personas diabéticas, siendo importante conocer cuál es la situación de un paciente con DM ante el desarrollo laboral.


Relación empleador y trabajador diabético

Se debe tener información objetiva dirigida a clarificar todos los puntos de incidencia del intrincado mundo laboral y su relación con la diabetes: profesiones no recomendables, reinserción laboral, entrevistas de trabajo, exámenes médicos, incapacidades, etc.?

Existen tres conceptos importantes a valorar en un paciente diabético y su entorno laboral:

Los horarios irregulares.

Las hipoglucemias (baja concentración de glucosa en la sangre).

El control de la glicemia y las complicaciones crónicas.

En cuanto a la regularidad horaria, en el tratamiento de la diabetes, es aconsejable respetar los horarios de las comidas y las características especiales de los alimentos (régimen sin azúcar y con hidratos de carbono adecuados), por lo que deberán evitarse los horarios anárquicos. Algunos tratamientos requieren incluso hacer pequeñas colaciones entre las comidas principales. La situación debe ser conocida por el paciente, su médico y el empleador, y debe intentarse encontrar una solución adecuada a la situación laboral de cada persona, teniendo en consideración que actualmente existen tratamientos que hacen posible no ser tan rígidos con los horarios.

Las hipoglicemias, sobre todo asintomáticas, pueden constituir un peligro para el paciente y para su entorno (al alterar la capacidad cognitiva). Partiendo de la premisa que pueden tomarse una serie de medidas para evitarla, hay que limitar el número de profesiones a las que no se tenga acceso por este problema y no llevarlo al absurdo. Hay que individualizar: no todos los pacientes diabéticos tienen el mismo riesgo de hipoglicemia (depende del tipo de fármacos en uso, de la capacidad de identificar los episodios y del buen control de la enfermedad, entre otros factores) y, además, no todas las ocupaciones representan un riesgo importante ante su ocurrencia (por ejemplo, son de especial riesgo la conducción de vehículos motorizados, operación de maquinaria pesada o trabajo en alturas).

Por último, las complicaciones que el mal control de la diabetes pueda traer habrá que valorarlas en cada caso en particular, para decidir las limitaciones que cada paciente pueda tener en particular, con toda la información de que se pueda disponer y evitando abusos por parte del empleador.

Resumiendo, las personas con DM, en principio, pueden desempeñar cualquier tipo de trabajo, siempre que lleven un riguroso control de su enfermedad y de las situaciones de riesgo que implica, imperando siempre el buen criterio y siempre individualizando. En lo que respecta a las soluciones, la asistencia multidisciplinaria exige que se estructuren programas educativos protocolizados dirigidos a las personas con diabetes, al personal sanitario, a la empresa y a la sociedad en general.

La diabetes es una enfermedad grave y una importante causa de preocupación en salud pública, debiendo hacerse todos los esfuerzos posibles por frenar el impresionante aumento en su aparición, básicamente modificando nuestro estilo de vida: alimentación saludable, y actividad física programada (mínimo 150 minutos semanales).

Enero 2014
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Mauricio Concretos (29/01/2019)

Muy buen artículo tengo una consulta afecta trabajar en alturas siendo diabético es riesgoso o no? Gracias por responder.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.