Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 17 de Julio de 2019         •         Dólar= $679,05         •         UF=$27.953,42         •         UTM=$49.033

Ropa de Seguridad: Protección que evita accidentes

La exposición directa a fuentes de calor, sustancias químicas o a impactos que puedan perjudicar la integridad física, hace indispensable que, en ciertas industrias, se utilicen prendas que resguarden a las personas y disminuyan la gravedad de posibles accidentes.

La ropa de seguridad (o de protección) tiene un rol relevante en proteger al usuario contra uno o más riesgos a los que se pueda ver expuesto, evitando el contacto directo con el agente nocivo. Esto, considerando que la exposición de los trabajadores a diversas sustancias químicas, fuego y otros elementos, son algunas de las causales más comunes de accidentes.

En este sentido, Ricardo Zúñiga, docente de Prevención de Riesgos de Inacap sede Santiago Sur, explica que “la ropa de seguridad es un actor fundamental, porque existen riesgos que no se pueden eliminar, como ciertas faenas dentro de la minería, donde se trabaja con temperaturas extremas, frente a las que siempre se debe estar protegido”, indica.

La utilización de prendas de seguridad está enmarcada en el Decreto Supremo 594, reglamentario de la Ley 16.744, donde “el empleador está obligado a tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y la salud de los trabajadores”, y entre las que se incluye el uso de ropa de seguridad adecuada al riesgo a enfrentar.

De acuerdo al académico, lo dispuesto por la legislación vigente, también lleva asociado capacitaciones en el uso de los implementos y mantener procedimientos de trabajo adecuados. En este contexto, para responder efectivamente a los posibles peligros, enfatiza que “lo importante es reconocer el tipo de contacto que tendrá con maquinarias, herramientas y materiales; el tipo de energía que se utilizará, y el procedimiento en la fabricación, manipulación, mantención, tratamiento y almacenamiento que tengan las materias primas, los procesos y los productos terminados”.

Dependiendo de la actividad que realice el trabajador, es posible encontrar prendas fabricadas en diversos materiales. En este escenario, el docente de Inacap argumenta que en el último tiempo los materiales utilizados en ropa de seguridad cuentan con tecnología que hasta hace poco era usada sólo por las Fuerzas Armadas para actividades de rescate, pero dada la baja en sus costos, su masificación ha sido posible.

“Hoy nos encontramos con ropas y elementos de protección de uso frecuente que incorporan materiales como Kevlar, Nomex, entre otros, que se emplean en trabajos con altas temperaturas o con riesgo de impacto de otros objetos con mucha energía. Estos materiales disminuyen considerablemente las consecuencias de los accidentes”, señala.


Rubros más expuestos


El trabajo realizado por Bomberos es una de las labores que requiere prendas que resistan la constante exposición al fuego y otras sustancias peligrosas. Ivo Zuvic, Jefe del Departamento Técnico de Bomberos de Chile, considera que desde los años ‘90, la entidad ha reforzado la preocupación por la seguridad del voluntariado. “Desde entonces, las inversiones, además de carros y equipos, comenzaron a incluir prendas de protección que entregan mayores prestaciones en seguridad, lo que se ha transformado en un pilar fundamental de la institución”, sostiene.

Según el experto, las prestaciones que entreguen las vestimentas en este ámbito deben ser altas: además de resistencia al fuego, deben poseer la capacidad de liberar temperatura interna hacia el exterior; visibilidad durante el día y la noche (a través de cintas reflectantes), y ser resistentes a la abrasión y a salpicaduras de algunos químicos comunes (Espuma AFFF, ácido de batería, fluido hidráulico, gasolina, solución de cloro).

Añade que el mercado ha entregado novedosas soluciones, tales como zonas de compresión calórica acolchadas de doble capa (parte superior espalda para el equipo de respiración, codos acolchados y rodilleras); incorporación de cintas reflectantes microporada, que contribuyen a la liberación de calor; o barreras impermeables para antebrazos y baja pierna para reducir el peso por el agua, lo que también entrega comodidad al usuario. Todas estas características deben ser certificadas bajo los requerimientos de las norma NFPA 1971 o EN, principalmente para el combate del fuego, pero también en operaciones de rescate y emergencias médicas.

La industria química es otro sector en el que se requiere vestimentas resistentes a agentes agresivos. En este caso, no siempre es evidente el tipo de exposición a la que el trabajador se ve sometido, como sucede con contaminantes que carecen de sabor u olor. De igual modo, el riesgo biológico y las partículas radiactivas son otros de los elementos en que las ropas de seguridad deben prestar resguardo.

Para estas necesidades, se cuenta con prendas con protección retardante de llama o biológica para trabajos relacionados con animales y laboratorios de alto riesgo; con propiedades electrostáticas; o contra contaminación radiactiva por partículas.

En general, los expertos siempre recomiendan un análisis de los riesgos asociados a una actividad determinada, ya que, de esta forma, se podrá conocer el nivel de protección necesario y determinar las características de la ropa de seguridad que debe ser utilizada, considerando también el diseño, ajuste y comodidad que entregue al trabajador.

Noviembre 2012
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.