Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

¿Cómo fue el 2013 en seguridad laboral para Chile?

De acuerdo a los expertos en seguridad y salud laboral, el camino seguido por Chile en la materia es el correcto, juicio que se refuerza por los avances exhibidos durante 2013. Sin embrago, aún quedan tareas pendientes, algunas de las cuales deberían desarrollarse en el año próximo.

Si bien aún la Superintendencia de Seguridad Social (Suseso) no entrega los resultados oficiales correspondientes al 2013, la sensación general es que este año fue positivo en materia de seguridad laboral. Ya en las tasas de accidentabilidad de 2012, la cifra fue de 4,9, donde el sector minero (1,6) y electricidad, gas y agua (2,1) destacaron como los principales sectores con menor accidentabilidad.

De acuerdo a Ernesto Evans, Presidente de la Asociación de Mutuales, “las tres mutuales (Achs, Mutual de Seguridad e IST) tienen resultados positivos. Además, fue un hito, porque ha crecido la mano de obra afiliada al sistema de mutuales en cerca de 4,6 millones de trabajadores cubiertos, muchos de los cuales están ingresando al mercado laboral por primera vez”.

Si observamos el sector Construcción, Antonio Errázuriz, Presidente Comisión de Seguridad Laboral de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) destaca que este año la Mesa Directiva de la institución “ha tenido dos grandes propósitos: evitar que se sigan produciendo accidentes fatales en las faenas del sector de la construcción y avanzar hacia la meta de cero accidentes”. De acuerdo a Errázuriz, este trabajo ha venido a reforzar las acciones que se han desarrollado en el rubro desde el 2000, “donde en estos últimos años hemos visto la integración de las empresas subcontratistas como un foco especial de trabajo, para que incorporen acciones en la materia”.

Por su parte, Iván Cerda, Gerente Departamento Técnico de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), indica “que el sector minero terminará el presente año con índices de seguridad laboral similares o levemente mejores a los obtenidos en el año 2012”.


Sectores destacados y rezagados

Iván Cerda, Sonami
Ernesto Evans, Asociación de Mutuales
Antonio Errázuriz, CChC

En este sentido, la minería sigue mostrando los resultados más bajos en cuanto a la accidentabilidad, ya que este sector “está a la vanguardia en cuanto a establecimiento de prácticas e implementación de seguridad”, explica Cerda. Por su parte, Evans agrega que esta baja “no tiene otra explicación que el trabajo sostenido en atacar los riesgos y crear una cultura de seguridad, junto con ejecutar una estrategia sectorial”.

Apoyando esta visión, Errázuriz explica que “el punto en común de estas empresas con resultados exitosos es que implementan en sus faenas Sistemas de Gestión para la Seguridad y Salud en el trabajo, los que están ausentes en empresas de menor tamaño”.

Rescatando lo anterior, es así como un sector crítico sigue siendo las Pymes (con una tasa de accidentes de 5,6), donde la escasez de gestión (limitada muchas veces por los recursos económicos)sigue siendo una de las dificultades al implementar acciones de seguridad.

En esta vereda menos exitosa, también podemos situar a los casos con resultado de muerte. De acuerdo a las cifras divulgadas por la Suseso –considerando a todas las industrias-, este ítem sigue entregando resultados preocupantes, en que se presenta a 2011 con tasa de 4,6 (lo que significa 189 muertes); 2012 con 4,9 (217 muertes) y para 2013, la sensación es que esa cifra se incrementará.


Lo pendiente para el 2014

En materia de seguridad industrial, los expertos coinciden en que el “camino” que el país ha seguido es el correcto. Para Errázuriz, existen algunos hitos que han reforzado la conciencia y preocupación por la seguridad laboral, como la firma del Convenio Nº187 de la OIT. “Este documento es muy importante, porque tiene por objeto promover una cultura de prevención en materia de seguridad y salud con vistas al logro progresivo de un medio de trabajo seguro y saludable. Se exige que los estados signatarios desarrollen –en consulta con las organizaciones de empleadores y trabajadores más representativas– políticas, sistemas y programas nacionales de seguridad y salud en el trabajo”, explica.

Por su parte, Evans visualiza algunos desafíos importantes que deben resolverse a corto plazo. “El primero de ellos es la modificación de la Ley 16.744, proyecto que tiene aspectos positivos, como que las empresas estarían obligadas a contar con herramientas de prevención de riesgos (mapas de riesgos y herramientas de autoevaluación); asimismo, existiría un mayor ordenamiento en la fiscalización en la prevención de riesgos”, afirma.“Otro tema relevante, es que se terminaría con la distinción entre ‘obreros y empleados’, que es un despropósito, lo que nivelaría la cancha en materia de prestaciones médicas a los aproximadamente 900 mil trabajadores del Instituto de Salud Laboral”.

En el sector de la Construcción, Errázuriz considera que las materias a resolver durante el próximo período deben pasar por impulsar la integración de la seguridad y la salud ocupacional en la gestión de las empresas contratistas, “a través de instrumentos que faciliten la sistematización de este proceso”, y por continuar promocionando entre las empresas la incorporación de una “Cultura de Seguridad”, que contribuya a la participación activa en esta materia de todos los actores de la organización, en especial de los trabajadores.

2013: Un año de aumento de fatalidades

María Elisa León, Gerente de Innovación, Investigación y Desarrollo de la Mutual de Seguridad CChC, señala que si bien la tasa de accidentes con resultado de muerte en el país ha mostrado una baja sostenida en el tiempo, en 2013 se han denunciado un mayor número de casos, lo que demuestra que hay mucho por hacer.

Para la profesional se debe trabajar en la confiabilidad técnica de instalaciones y maquinarias, preocupándose de que los espacios de trabajo sean seguros y las maquinarias no fallen; en la implementación de sistemas de gestión de los riesgos laborales; y en la preocupación por los factores humanos y organizacionales, procurando tener organizaciones flexibles, con liderazgos visibles, que escuchen a sus trabajadores en estas materias y que aprendan tanto de las cosas que hacen bien como de sus errores.

Diciembre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.