Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

Robin Bloodworth, experto inglés en Prevención de Riesgos
“Si los factores humanos no están alineados con la Prevención, cualquier iniciativa fallará”

A mediados de noviembre, visitó nuestro país Robin Bloodworth, especialista en Salud, Seguridad y Medio Ambiente de la Oxford Brookes University/EEF para dictar una charla durante la premiación del Concurso de Innovación en Eficiencia Energética aplicada a Minería, organizado por ABB en Chile. Asimismo, se anunció que esta importante empresa acordó con EEF la realización de varios cursos y capacitaciones sobre Prevención de Riesgos de Seguridad, Salud y Medioambiente en las próximas semanas, en el marco de su ABB University.

¿Qué es la EEF y qué rol juega en el ámbito de la Seguridad?
LA EEF es la asociación que reúne a la industria manufacturera del Reino Unido, velando por los intereses de sus miembros. Es una asociación muy reconocida también en la Unión Europea, pues muchas leyes que rigen actualmente en Inglaterra son europeas. Entonces, para asegurarnos que los legisladores europeos entiendan el punto de vista de la industria manufacturera británica, tenemos también representantes en Bruselas.

En la actualidad, EEF cuenta con 6.000 miembros, lo que le permite realizar diversas encuestas y estudios para generar información sobre el estado de la industria, que compartimos con el gobierno y otras entidades. Además, colabora con otras organizaciones gremiales, por lo que su involucramiento va más allá de la manufactura. Todo esto nos pone en una muy buena posición para hacer consultoría y entrenamiento en temas de salud, seguridad laboral y medioambiente.

En Europa, ¿cómo se entiende el cuidado de la Salud y la Seguridad Laboral?
Toda empresa debe manejar diversos riesgos, como los financieros o los costos de la energía, entre los que se encuentran los asociados a la salud ocupacional, la seguridad industrial y al medioambiente. Si no se gestionan esos riesgos, un accidente en estos ámbitos tiene un gran costo para el negocio, pudiendo incluso perderlo. Por ende, las compañías se han dado cuenta que deben manejar estos riesgos, como se manejan los otros, es decir, a un nivel estratégico, incorporándose a los objetivos del negocio.

A nivel operacional, en el día a día, se emplean diversos estándares y sistemas de gestión, como la muy conocida OHSAS 18.001, que es hoy en día casi un estándar internacional y que, sin duda, será la base de un futuro estándar ISO.

A su juicio, ¿cuáles son las claves en la implementación de este estándar?
Una de las claves de este estándar es que requiere que los ejecutivos senior de la organización produzcan una política de manejo de riesgos de Salud y Seguridad Laboral, y se comprometan con la misma. Este es el punto de inicio y luego, dicha política se traduce en procedimientos operacionales. De lo contrario, no habrá una gestión adecuada de estos riesgos.

Otro de los grandes elementos de la OHSAS 18.001 es verificar si la política y los procedimientos están afrontando los problemas adecuados. Para esto, se debe realizar un estudio de riesgos periódico para identificarlos y ubicarlos, lo que resulta de suma importancia, porque permite identificar peligros que mucha gente desconoce o que simplemente pasan por alto.

Asimismo, es necesario reconocer las leyes y regulaciones que aplican en cada caso y generar procedimientos y controles para manejar esos riesgos. Tras la implementación de esos sistemas, se evalúan y se mejoran. En definitiva, es un ciclo de mejora continua.

En Chile, el tema medioambiental no siempre se asocia a la Prevención en Seguridad y Salud Ocupacional…
En Europa, gestionar estos tres ámbitos se ha combinado por varios años, porque los sistemas para gestionar los riesgos de Seguridad y Salud Ocupacional y los Medioambientales son muy similares. Además, existen procesos y productos que pueden implicar riesgos para ambos ámbitos. Por ejemplo, una fuga desde un gran estanque de diesel representa un riesgo, tanto para la salud y seguridad de las personas como para el medio ambiente. Entonces, se debe abordar la prevención de riesgos en torno a ese estanque, considerando ambas perspectivas. Ahora bien, desde un punto de vista de la gestión de calidad, tampoco se quiere perder el producto, por lo que se debe buscar una solución que también responda a esa preocupación. De este modo, en Europa (así como en otros países), ya se reconoce que estamos usando tres sistemas de gestión (Calidad, Medio Ambiente, y Seguridad y Salud Ocupacional) muy similares para manejar los mismos problemas, y actualmente la discusión está sobre qué tan integrados deberían estar estos sistemas de gestión.

En ABB University, planteamos la pregunta “¿Cuál es la mejor respuesta: integrarlos o no?”. Lo interesante es que no hay una respuesta correcta, y los estudiantes aprenden mucho al debatir al respecto.

¿Cómo se convence a los trabajadores de seguir los procedimientos?
Es lo que llamamos “Ganar los corazones y mentes de las personas”. Puedes utilizar un sistema de gestión de Seguridad Industrial y Salud Ocupacional, y generar objetivos, metas, etc., y puedes diseñar procedimientos de seguridad que funcionen realmente bien, pero si los “factores humanos” (es decir, la organización misma, el individuo y su tarea como tal), no están alineados con la iniciativa, seguramente fallará. Hay que motivar a los colaboradores y para ello, hay que tomar todos esos factores en consideración.

Hace varias décadas, cuando surgieron las primeras teorías de la Administración, se hicieron algunos experimentos sobre el impacto del ambiente de trabajo sobre la Motivación de los trabajadores: Primero, se aumentó la iluminación, con el resultado de un aumento de la productividad. Luego, los investigadores bajaron la iluminación y la productividad subió aún más, lo que era un resultado inesperado. Lo que pasó era que se trataba de trabajadores pocas veces considerados por la Gerencia, y de pronto, tenían un grupo de investigadores muy preocupados por ellos, haciéndoles preguntas. Entonces, la conclusión fue que hacer que los trabajadores se involucren en la tarea, considerando su visión y reconociendo sus logros, es el primer paso para lograr el compromiso de los trabajadores.

Diciembre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.