Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 3 de Octubre de 2022         •         Dólar= $951,34         •         UF=$34.299,11         •         UTM=$58.772

Control de Polvo en Faenas Mineras
Artículo Gentileza de Ramón Rada Jaman, Gerente General de Dust-A-Side Chile.

Un problema recurrente en la minería es controlar el polvo producido por faenas de distinto tipo. Hacerse cargo de manera efectiva significa gestión, con lo que se mejoran las condiciones de salud de los trabajadores, junto con apoyar procesos sustentables de producción y validación de compromiso con las comunidades.

Mucho se ha escrito y bastante se sabe respecto de los daños que provoca el polvo en la salud humana. La contaminación ambiental generada en procesos industriales, ha motivado el desarrollo de una serie de estudios y nuevas tecnologías para lograr prevenir la generación de polvo.

En el caso específico de la minería, el polvo es una de las principales amenazas, no solo para sus trabajadores, sino que para todo el entorno, incluyendo la calidad de vida de las comunidades que se ubican en los alrededores de las faenas. En este sentido, y a pesar de los avances tecnológicos, hoy en día los trabajadores aún sufren de una variedad de enfermedades provocadas por el polvo que inhalan en sus ambientes de trabajo (perforación, tronadura, extracción, transporte, chancado, movimiento de tierra, etc.). Dicha contaminación se traduce en partículas inhalables, las cuales se diferencian en la penetración y depositación de estas en diferentes secciones del aparato respiratorio.

La composición del polvo con determinados minerales contiene metales que tienen efectos tóxicos. La granulometría o tamaño de las partículas es otro factor de riesgo, ya que, las partículas de polvo de tamaño inferior a 10 micras (las denominadas PM10) entran en el sistema respiratorio alcanzando los pulmones. Las partículas de tamaño entre 10 y 5 micras impactan en las vías aéreas superiores, provocando enfermedades respiratorias como faringitis, amigdalitis, otitis, entre otras. Las partículas bajo las 5 micras de tamaño, ingresan a las vías respiratorias, llegando a los alvéolos pulmonares y produciendo, no solo problemas inflamatorios, sino también patologías de tipo pulmonar cancerígenas, como fibrosis pulmonar, bronquitis crónica, enfisema pulmonar y silicosis, entre otras. Las partículas menores de 2.5 micras (denominadas PM2.5) son aún más peligrosas, ya que se mantienen en suspensión en al aire, lo que permite que se desplacen por muy largas distancias.

La normativa legal vigente regula la exposición a diversos agentes contaminantes, por lo que es de vital importancia realizar mediciones de material particulado para monitorear la exposición a la que se encuentran los trabajadores durante su jornada laboral. Sin duda, un servicio integral de control de polvo debe considerar mediciones permanentes e indicadores de desempeño.


Desafíos y soluciones

Aún no existe una conciencia clara sobre la mantención y limpieza de caminos, evitando la generación de polvo, y pocos son los casos en que se cuenta con una unidad estratégica abocada al tema. En este sentido, que un camino no levante polvo significa que utiliza menos agua para su mantención y mejora la carpeta de rodado; así los vehículos ahorran combustible, junto con extender la vida útil de los neumáticos. También la salud de los trabajadores y comunidades cercanas se ven beneficiadas.

La condición climática y, en particular, el calor y el viento, son las condicionantes para agudizar los problemas de contaminación de polvo. Para evitar que se levante y arrastre un volumen significativo de polvo, las operaciones mineras tradicionalmente humedecen con agua los caminos y otras fuentes fijas. Sin embargo, medidas como estas son de corta efectividad, ya que la evaporación es rápida y se captura solo el 40% del polvo, generando un alto consumo en agua -por sobre 120 litros por metro cuadrado mensuales- a un elevado costo de operación.

De la mano de la tecnología, las soluciones actuales presentan aplicaciones diseñadas para resistir alto tonelaje, incluso presentando características impermeables y reutilizables; aplicaciones que permiten ahorrar agua y diesel, entre otros insumos. Algunas de las principales son las emulsiones bituminosas para caminos mineros de alto tonelaje. De acuerdo a estudios realizados, un control efectivo del polvo por sobre 95% se puede alcanzar con emulsiones con componente bituminoso superior al 60%, sin generar riesgos ni peligros por su aplicación, aportando estabilización y funcionalidad al camino. Hay que tener cuidado con productos que pueden resultar altamente corrosivos, que se tornan jabonosos, lixivian, filtran y promueven la migración de los agentes químicos al medioambiente, cambian el pH del medio acuoso y napas subterráneas, por mencionar algunos problemas.

En el complejo escenario en el que hoy se desarrolla el rubro minero, ya no solo es fundamental lograr mejores rendimientos, bajar costos y desarrollar modelos sustentables con el medioambiente, sino que, entre los múltiples desafíos, está cuidar de la salud de los trabajadores, disminuyendo la cantidad de polvo en suspensión al interior de las faenas.

Diciembre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Felipe Aravena Inacap (07/10/2015)

Estimados, soy estudiante de ing. en minas y mi tesis se basa en controlar los polvos en suspensión. Me gustaría poder hablar con ustedes para conocer más sobre los peligros y riesgo a la salud de las personas

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.