Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 5 de Octubre de 2022         •         Dólar= $939,90         •         UF=$34.326,40         •         UTM=$58.772

CALZADOS DE SEGURIDAD
Desarrollo de tecnología a los pies del mercado

Variedad, tecnología y alta competencia son tres características que definen bien el mercado del calzado de seguridad en Chile, un sector que atiende a todas las industrias y faenas productivas, y que debe lidiar constantemente con la necesidad de imponer la calidad por sobre el precio. Argumentos sobran, porque la oferta es completa y constantemente está incorporando las innovaciones que son tendencia en los países desarrollados. Proveedores de calzados de seguridad y académicos del área de prevención de riesgos, expusieron sus puntos de vista sobre la evolución de este mercado, en el desayuno organizado por HSEC Magazine.

El mercado del calzado de seguridad ha tenido una transformación importante, sobre todo durante las últimas décadas. Así lo indica Yerko Valencia, Especialista Senior en Investigación Preventiva de la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS), quien señala que hace veinte años el modelo de calzados de seguridad era de un único tipo y en general muy pesado, mientras que hoy están disponibles en muchos diseños diferentes y modelos muy livianos.

Los requerimientos respecto a los calzados de seguridad también han experimentado transformaciones, a pesar de que, como indica Pablo Arellano, Product Manager de American Shoes, la normativa sigue siendo la misma. “Antes, su única función era la protección de los pies, pero desde hace unos siete años las personas comenzaron a exigir que además fuera cómodo. En ese momento comenzaron a reemplazarse algunos de sus materiales de fabricación, para hacerlos más livianos, pero manteniendo el nivel de protección que entregaban”.

Pero los cambios han continuado, porque hace tres o cuatro años se incluyó un nuevo requerimiento. “Además de cómodo y liviano, el mercado comenzó a pedir que fueran bonitos; al punto que no parezcan ser de seguridad. Con excepción de la minería, esto se ha transformado en una tendencia muy común en supervisores, ingenieros y profesionales de la prevención de riesgos”, sostiene el ejecutivo de American Shoes.

Yerko Valencia, ACHS.
Pablo Arellano, American Shoes.
Rosa Cabrera, Top Safety-Forus.
Iván Vargas, IST.
Nicolás Moreno, Universidad del Pacífico.
Ricardo Vásquez, DuocUC.
Arístides Rojas, Mutual de Seguridad.
Luis Salamanca, Universidad Santo Tomás.
Richard Morales, Garmendia.
Rodrigo Triviño, Bata Industrials.
Angélica Gougain, Garmendia.

Otra reciente novedad en este mercado es la aparición de modelos diferenciados para hombres y mujeres, porque ya no solo existe una única variedad unisex. “Además de seguridad, las personas quieren un zapato cómodo y con estilo, de manera que no tengan que cambiárselos si tienen que ir a una reunión o viajar por trabajo. Y para las mujeres esto es muy importante, por eso existe una oferta especialmente diseñada para ellas”, señala Rosa Cabrera, Coordinadora de Marketing Calzados de Seguridad Top Safety-Forus.


Normativa en jaque

La legislación chilena se ha visto superada por los avances tecnológicos y también por la falta de fiscalización por su cumplimiento. Por ejemplo, la normativa señala que los zapatos de seguridad deben ser completamente de cuero, cuando hoy existen y son utilizados en el resto del mundo una infinidad de materiales capaces de responder adecuadamente a los distintos requerimientos en las diversas áreas de actividad. A pesar de ello, muchos proveedores aseguran que en nuestro país se comercializan algunos modelos con forro y lengüetas sintéticas; algo que no está permitido y que ocurre porque, a pesar de tener sello de garantía, no son debidamente fiscalizados por la autoridad.

Más grave aún, lo mismo ocurre con especificaciones técnicas que son soslayadas para reducir costos, lo que deja en evidencia que la norma -a pesar de ser clara- es burlada en forma permanente, dejando a los trabajadores en la indefensión en caso de producirse un accidente”. Para asegurar la calidad de los calzados de seguridad que se compran en el mercado local, Rosa Cabrera recuerda que las empresas pueden exigir los certificados de calidad de cada producto, además de confirmar la seriedad del distribuidor y las garantías que ofrece la marca que están comprando.

La necesidad de bajar los costos, que prima en algunos sectores, es la gran responsable de que circulen calzados de seguridad fuera del estándar requerido. Con un criterio economicista, muchas empresas compran el producto más barato, arriesgándose a multas y a posibles accidentes de sus empleados. “Esto ocurre porque el calzado de seguridad todavía es visto como un gasto, no como una inversión”, señala Iván Vargas, Experto Profesional del Instituto de Seguridad del Trabajo (IST).

A juicio de Nicolás Moreno, Director de la Escuela de Ingeniería en Prevención de Riesgos de la Universidad del Pacífico, trabajar para favorecer un cambio cultural al interior de las organizaciones, a nivel de empleados y empleadores, debe ser una meta para la industria del calzado de seguridad. Explica que se requiere un nuevo enfoque para abordar el uso del calzado de seguridad como un elemento de protección personal importante, insistiendo en la utilización del modelo adecuado a la labor que se realiza, y en la necesidad de que sea ocupado durante todo el horario de trabajo.


Un zapato para cada necesidad

El calzado de seguridad tiene una vasta historia. En opinión de Ricardo Vásquez, Director de la Carrera de Prevención de Riesgos de DuocUC, esta se inició con la necesidad de tomar medidas de prevención ante la proliferación de los accidentes sufridos por los trabajadores.

Y luego comenzó su diferenciación de acuerdo a las características de cada rubro. Si un trabajador está expuesto a agentes químicos, golpes y superficies resbaladizas, requerirá un calzado con características especiales. “Cada zapato de seguridad debe estar hecho de acuerdo a las características a las que se expone”, recalca el académico.

Todo mercado tiene riesgos y exigencias diferentes, opina Arístides Rojas, Experto en Prevención de Riesgos del Area Construcción de Mutual de Seguridad, por lo tanto, es necesario que los clientes estén seguros de que el zapato de seguridad cumpla con las características de la faena a realizar, como ser suficientemente resistente a altas y bajas temperaturas, a elementos ácidos y a compuestos químicos.

Como indica Iván Vargas, por ejemplo, las empresas de transporte que hacen labores de carga y descarga, requieren que sus trabajadores cuenten con zapatos capaces de proteger el pie y al mismo tiempo ser flexibles, porque gran parte de su quehacer está centrado en subir y bajar cajas, para lo que requieren comodidad. “En este caso, las mutualidades, la Superintendencia de Seguridad Social y la Dirección del Trabajo están trabajando conjuntamente en una mesa de trabajo que tendrá como resultado una lista de chequeo, que será verificada en terreno, con especial énfasis en las características del calzado de seguridad. Esta tendencia, de mayor control y fiscalización, se está ampliando a otras áreas y en poco tiempo se espera que sea una práctica habitual en todos los sectores productivos”, señala el profesional.

Esta nueva realidad exigirá a los profesionales de la prevención de riesgos una especialización y un conocimiento mayores. A juicio de Luis Salamanca, Académico de la Carrera de Ingeniería de la Universidad Santo Tomás, “las asignaturas de equipos de protección personal tendrán que actualizarse permanentemente, porque el mercado requiere de expertos que conozcan todos los aspectos técnicos de calzados que hoy deben adecuarse como un guante a procesos productivos diferentes”.


El avance de la tecnología

A pesar de que la normativa permanece estática, el mercado del calzado de seguridad está adaptando su oferta a las nuevas tecnologías.Pablo Arellano comenta que se han incorporado distintos tipos de punteras y otras innovaciones, como plantillas anti-clavos no metálicas, que cumplen con las pruebas de laboratorio y la norma de calidad europea, pero no con la normativa chilena; lo que grafica que la regulación local se quedó atrás.

Richard Morales, Product Manager de Garmendia y experto en el tema de protección de pies, sostiene que el desarrollo de la tecnología satisface las necesidades de distintos tipos de mercado. Señala que, por una parte, están los zapatos que permiten que los profesionales ni siquiera perciban que sus zapatos son de seguridad, que pueden llegar a costar en promedio 70 mil pesos; mientras que estos siguen coexistiendo con los modelos más básicos, que parten desde los 6.500 pesos, precio venta a público.

A esta oferta se suma una nueva tendencia mundial: las zapatillas de seguridad. Se trata de modelos con mucho diseño, que cumplen con todos los requisitos de seguridad, pero aportando un look más cómodo y deportivo.

En cuando a innovación, las marcas intentan traspasar las tecnologías de la industria del calzado de trabajo a los zapatos de seguridad. Rosa Cabrera sostiene que una de ellas es el sistema schok absorber, que se incorpora dentro de la planta y que aporta comodidad al caminar; y las plantillas con distintos puntos de absorción, que se distinguen por entregar un nivel de confort superior.

Así como en Top Safety-Forus, en Garmendia también apuestan por la innovación. Este año lanzaron al mercado un calzado de seguridad con sistema de ajuste seguro, que a través de un sistema de ruedas ajusta el zapato de manera pareja y completa, permitiendo disminuir el riesgo de torceduras y esguinces. Al mismo tiempo, esta tecnología elimina el peligro que significa que un cordón se atasque en una fuente de peligro y comprometa la integridad del trabajador.

El mercado avanza y la oferta se desarrolla en sintonía con las tendencias internacionales. Los proveedores de calzado de seguridad aseguran que si bien estas nuevas tecnologías pueden tardar en hacerse masivas en Chile, terminarán por imponerse porque la comodidad y seguridad de los trabajadores es un objetivo cada vez más importante.

Noviembre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
jorge gomez personal (29/07/2016)

tienen zapatos con punta de policarbonato para electricistas de color cafe

claudioalbertosaenz satsacarga (15/01/2016)

por favor me pueden cotizar plantillas anticlavos, pedido mínimo para san jose costa rica grs

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.