Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Lorena Herrera, Gerente de Cambio Climático y Sustentabilidad de KPMG en Chile
“Un estudio de impacto ambiental aprobado no asegura que ese proyecto sea sostenible”

En materia medioambiental, las responsabilidades sobre las acciones realizadas por las empresas recaen sobre los directorios, los que deben contar con información clara de los procesos realizados, los riesgos comprometidos y los impactos de los proyectos. Según Lorena Herrera, Gerente de Cambio Climático y Sustentabilidad de KPMG en Chile, estos elementos resultan muy importantes al enfrentar una crisis, así como al atraer nuevos inversionistas a una compañía. En esta entrevista, nos explica sobre porqué se deben tratar estos temas desde la plana mayor de una compañía.

¿Qué importancia debe entregarle a los temas medioambientales el directorio?
Tal como los asuntos financieros, los temas medioambientales deben tratarse a nivel del directorio de la empresa. En primer lugar, para que las compañías entiendan que la preocupación en esta materia no solo es, en términos simples, sobre la naturaleza, sino que hay que preocuparse de lo humano, de la población, de la comunidad.

Además, el manejo de estos temas define, en parte, la forma en que será vista la organización en el mercado. Los grandes inversionistas actualmente tienen interés de entregar sus dineros no solo a empresas que tengan resultados financieros interesantes, sino también a aquellas que puedan ser proactivas y que identifiquen bien sus riesgos, que puedan tomar estrategias de negocio sistemáticas, como la ambiental.

¿Cómo debería el directorio abordar estos temas?
De manera consistente e informada. Los directorios deben estar enterados de las operaciones de su empresa, para lo que deben contar con canales de comunicación eficientes entre las áreas operativas y el gobierno corporativo.

De acuerdo a mi experiencia, resultaba común que los líderes de una empresa no estuvieran enterados de hechos que sucedían en sus mismas organizaciones, lo que demuestra una falencia grave en cuanto a la información que les llega. Esos datos les deben servir para generar un panel de comando consistente, que les permita ir analizando los riesgos y plantear estrategias de negocio que sean convergentes con estos temas. Por ejemplo, deben conocer las decisiones de cómo se conducirá un determinado proyecto, cómo será su desarrollo, y asumir que sus proyectos tendrán impactos, lo que a los directorios les cuesta entender. Muchas veces creen que los proyectos, por estar bien planificados y con buenos estudios ambientales, resultan viables. Sin embargo, un estudio de impacto ambiental aprobado no asegura que ese proyecto sea sostenible.

¿Qué lección saca de aquellas empresas que han tenido problemas en lo ambiental?
Nunca ser una empresa reactiva, que solo responde a lo que dice la normativa, ya que es un riesgo pensar que con cumplir con la obligación, está todo hecho. Lo importante es que a partir de las normas, las organizaciones generen un planteamiento estratégico del negocio. Estas compañías tienen una visión mucho más amplia, que les permite ver elementos que pueden aparecer, muchas veces de manera repentina, y estar preparados para enfrentarlos.

En el manejo de la problemática ambiental, ¿influye el tamaño de la empresa?
Analicemos este tema a través de un ejemplo: Una empresa minera de oro, puede ser mucho más pequeña que una de cobre, pero utiliza cianuro en sus procesos. Entonces, cualquier accidente ambiental será muy grave, quizás más que un derrame de aguas de procesos de la minera de cobre.

En este sentido, el tamaño de la empresa no es un parámetro a considerar, sino que lo importante es evaluar el riesgo y conocer los impactos que los procesos o proyectos puedan ocasionar.

Por lo general, ¿los directorios en Chile se involucran como es debido en esta materia?
En Chile, se ha aprendido de la experiencia, como se ve reflejado en los diferentes sectores industriales. Por ejemplo, cuando las empresas mineras han tenido problemas graves en cuanto a la no-aceptación de sus proyectos, ya sea en la evaluación de impacto ambiental o que han sido aceptados en dicha instancia, pero posteriormente han sido rechazados por la comunidad. Entonces, el directorio toma cartas en el asunto, tomando la decisión de cambiar su plana mayor, a veces creando áreas especializadas en estos temas o mecanismos de trabajo con las comunidades, para dar respuesta y remediar en alguna medida el impacto, lo que es una actitud reactiva.

En este sentido, el directorio debe ser un buen controlador de los gobiernos de la empresa, lo que nos devuelve entonces, a la importancia de que un directorio debe estar muy buen informado, enterado de los procesos y consciente de los riesgos y de los impactos posibles.

Octubre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.