Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

El complejo control de los
riesgos biológicos en el ambiente laboral
Por Julio Cortés, Jefe del Area Medio Ambiente, Gerencia SSOMA Mutual de Seguridad CChC.

El control de los agentes microbianos es una actividad compleja que requiere un esfuerzo combinado y permanente, en el que deben intervenir la dirección de la empresa, el comité normalizador multidisciplinario, los distintos estamentos de los trabajadores, y los programas de prevención y de monitoreo ambiental y de personas.

Los riesgos biológicos están asociados a organismos vivos o sustancias producidas por organismos vivos. Estos microorganismos constituyen un tipo de agentes causantes de enfermedades y, por lo mismo, se encuentran efectivamente incorporados en los cuerpos legales que regulan y protegen a los trabajadores de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales.

Sin embargo, por su naturaleza de agentes vivos, se diferencian de otros agentes causantes de enfermedades en ambiente laboral por la similitud que tienen con las estructuras básicas del organismo humano, que son las células.


Las complejidades en su control

Dado lo anterior, desde el punto de vista de la higiene industrial, los agentes biológicos presentan propiedades que dificultan su control, entre las que destacan:

No son exclusivos del ambiente de trabajo, ya que el trabajador no solo se expone a ellos durante las horas laborales, sino que también en su hogar y otros lugares de recreación.

La sintomatología, efectos y secuelas son, en la práctica y desde el punto de vista clínico, iguales que los que se presentan en las enfermedades comunes.

No poseen límites permisibles o indicadores de la implementación de medidas preventivas.

Los agentes biológicos pueden ser animados o inanimados, y dentro de esta gama, en el ámbito de la higiene industrial, los que nos importan son los que resisten condiciones ambientales adversas para su normal desarrollo. Dentro de éstos, los de mayor atención son los que utilizan un mecanismo de sobrevivencia consistente en la formación de un cuerpo resistente llamado espora, en la cual permanecen latentes los corpúsculos fundamentales de la célula infecciosa.

La capacidad de modificación del material genético de los microorganismos es un serio aspecto en consideración. En este contexto, surgirán individuos que tendrán mejorada su capacidad de supervivencia ante modificaciones en el entorno: el microorganismo “evoluciona” y he aquí su complejidad.


Prevención

Entre las actividades laborales que presentan riesgos biológicos se encuentran los laboratorios clínicos y de investigación biotecnológica, la industria farmacéutica, las instalaciones hospitalarias, la agricultura y ganadería, la industria de fibras naturales, la industria alimenticia, las curtiembres, la industria maderera y servicios urbanos.

Un programa de control de riesgos biológicos para ellas requiere considerar al personal, los materiales, las instalaciones, los equipos, los procedimientos, la capacitación, la motivación y los elementos de protección personal como un todo conjunto, que actuará en forma sinérgica.

Por lo tanto, en el proceso de prevención y administración del riesgo la normativa interna de la empresa debería cubrir al menos las siguientes funciones: exámenes preocupacionales y una reevaluación ocupacional periódica, vigilancia de enfermedades recurrentes, una investigación de los accidentes biológicos y detección de los incidentes, y educación y reforzamiento del personal de acuerdo a programas de capacitación establecidos.

Cómo prevenir y administrar el riesgo

En el control de los agentes microbianos, la sugerencia es aplicar un enfoque sistemático que considere:

El diseño de instalaciones y equipos.

Los materiales de construcción.

Las áreas críticas, de acuerdo al criterio definido por el programa de control.

Los sistemas de contención.

Los sistemas de ventilación y de iluminación.

Los agentes antimicrobianos utilizables.

El control administrativo, considerando selección de personal, capacitación, procedimientos, reglas y asignación
   de responsabilidades.

La estrategia de muestreo, selección de trabajadores expuestos, exámenes preocupacionales y ocupacionales.

El compromiso directivo y estamental.

Los sistemas de prevención de riesgos.

Octubre 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.