Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

María Ignacia Benítez, Ministra del Medio Ambiente
“El reglamento de olores permitirá la gestión e indicará los pasos a seguir en el tiempo”

Para lograr que las industrias adopten medidas tecnológicas y procedimientos de gestión para el control y prevención de los olores industriales, el Ministerio del Medio Ambiente está trabajando en un reglamento, en el que se han identificado 12 sectores que serán regulados. Para conocer más detalles de esta estrategia, HSEC Magazine conversó con María Ignacia Benítez, Ministra de la cartera.

¿Cómo nace la necesidad de crear el “Reglamento para la Prevención y Control de Olores”?
A raíz de los conflictos socio-ambientales causados por malos olores ocurridos en 2012, como Ministerio del Medio Ambiente decidimos elaborar una Estrategia para la Gestión de Olores, lo que permitirá definir los lineamientos generales para enfrentar esta problemática. Para esto, hemos considerado los antecedentes disponibles, tanto a nivel nacional como internacional, lo que nos permitirá no sólo elaborar una norma para la gestión de olores, sino que también establecer los pasos a seguir en el corto, mediano y largo plazo.

Hasta ahora, la generación de olores que causan molestia a las personas sólo había sido tratada parcialmente en lo que respecta a la normativa. Entonces, para fortalecer el marco regulatorio, una de las primeras acciones que establece esta estrategia, es la elaboración de este reglamento, que estará a cargo de esta cartera. Básicamente, estará orientado a que aquellas industrias que pueden generar olores molestos, adopten mejoras en sus tecnologías y prácticas de control y prevención de olores. De esta forma, esperamos sentar las bases para la elaboración de una futura norma ambiental de olores.

¿Cuándo se comenzará a elaborar el reglamento?
Durante el segundo semestre, y esperamos que el anteproyecto sea publicado el primer semestre de 2014, para iniciar la consulta y tener un reglamento publicado idealmente el mismo año.

Para su elaboración, hemos decidido aplicar un procedimiento similar al de las normas ambientales, por lo que el proceso contará con etapas de anteproyecto, consulta pública, proyecto definitivo, toma de razón en Contraloría y publicación. Esto quiere decir que, en la práctica, su oficialización dependerá de los avances de cada etapa.

¿A qué tipo de fuentes aplicará el reglamento y qué sanciones contendrá?
En la etapa de anteproyecto, se definirá el alcance. Sin embargo, ya contamos con las actividades potencialmente generadoras de olor, como las plantas de tratamiento de aguas servidas; de celulosa; planteles de crianza y engorda de animales; pesqueras y procesadoras de productos del mar, además de otras que deberán definirse durante el proceso de elaboración.

También se deberá definir el mecanismo de fiscalización. Si bien es un reglamento elaborado por el Ministerio del Medio Ambiente, pueden participar distintos organismos con competencia en fiscalización.

En el caso de que una empresa estuviera emitiendo olores, lo que se fiscalizará son los procedimientos y medidas que se establecerán en el reglamento. Es decir, si hay alguna medida que no se esté cumpliendo, el establecimiento será fiscalizado y sancionado. Este instrumento complementará la futura norma ambiental de olores.

¿Cuáles han sido las dificultades al realizar una norma de olores?
Sin lugar a dudas que es la subjetividad del problema. En la mayoría de los casos, existen mezclas complejas y el conocimiento de los compuestos químicos que las forman, no necesariamente indican la respuesta que provocará en un ser humano. En este sentido, el mejor sistema de medición para olores es la nariz humana.

Por otra parte, su impacto depende de las operaciones que contemplen una determinada actividad, así como las condiciones meteorológicas, la topografía de la zona y la localización de los receptores.

¿Cuánto nos falta avanzar como país en esta materia?
Mucho. Este es un tema emergente en la gestión ambiental, aunque la buena noticia es que Chile actualmente cuenta con una institucionalidad ambiental que permite abordar el tema de manera integral.

En este aspecto, el sector privado debe avanzar en técnicas de prevención y control de manera de reducir el impacto de los olores, así como en la definición de procedimientos para responder a los incidentes y a las quejas, estableciendo canales de comunicación con la comunidad.

En resumen, las acciones a realizar como país deben apuntar a incrementar las herramientas y capacidades para cuantificar, regular y fiscalizar los olores, de manera de abordar integralmente el problema y, con ello, mejorar la calidad de vida de las personas.

Agosto 2013
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.