Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 1 de Octubre de 2022         •         Dólar= $966,26         •         UF=$         •         UTM=$58.772

Pedro Valdivia, experto en Seguridad Empresarial:
“El gran problema de la prevención es que no permite cuantificar todo lo que se previene”

Este coronel (R) de Carabineros, académico y consultor, plantea que aún se vislumbra la Seguridad como un gasto y no como una inversión. A su juicio, esta debe concebirse como un medio de prevención para evitar delitos, y advierte que el mejoramiento del recurso humano respecto a los servicios tecnológicos que se ofrecen, es clave para el éxito de cualquier proyecto en esta área.

A su juicio, ¿qué nivel de seguridad física tienen actualmente las empresas?
Existe un avance sustantivo y las empresas se han ido preocupando más de esta materia. Esta situación responde a varios factores, como, por ejemplo, que en los últimos diez años se ha entendido que la seguridad privada no es una obligación del Estado, al que solo le corresponde el ámbito público. Esto ha permitido que Carabineros pueda concentrar sus escasos recursos en pro de la defensa de la población y no de las empresas privadas. Además, las compañías hoy buscan obtener resultados concretos cuando invierten en seguridad física.

Eso sí, me parece que hace falta regular, pues la base del sistema no tiene una legislación apropiada, considerando que en Chile no existe una ley de seguridad privada. Solo hay cerca de 15 normas al respecto que se complementan una a otra, pero estas son solamente reactivas.

La delincuencia parece ir en aumento. Estadísticamente, ¿qué se puede concluir al respecto?
Las estadísticas a veces pueden generar distorsiones y tender a confundir un poco; por ello, siempre hay que tener tres factores en cuenta: victimización, denuncias y sensación de inseguridad. La victimización es el más fiable y se utiliza en la encuesta ENUS (Encuesta Nacional Urbana de Seguridad Ciudadana), la que alcanzó 28% de hogares victimizados en 2017. Las denuncias son relativas, pues son voluntarias y su número depende exclusivamente de que la persona notifique el delito; se calcula que cerca del 50% de los robos no se denuncian. De hecho, la legislación permite al Ministerio Público descartar o archivar provisoriamente aquellos que considere que no tendrán un resultado concreto, aun cuando se haya efectuado la denuncia.

Lo que sí está claro es el modus operandi de los delincuentes: actúan en grupos, utilizan muchos menores de edad, y se ha masificado el uso de armas de fuego.

En ese sentido, ¿es necesario contar con planes que aborden diferentes áreas de riesgo en una empresa?
Absolutamente. De hecho, el espíritu de las normas de seguridad privada plantea que las compañías tienen el legítimo derecho de contar con sistemas de seguridad. En 1994, se aprobó la Ley 19.303 que creó la figura de las “entidades obligadas”, que por sus actividades manejan altas cantidades de dinero, para las que se establecen obligaciones en materia de seguridad para las personas. Sin embargo, hay algunas instalaciones, como los malls, que no están insertos en esta normativa.

La disyuntiva que aquí aparece es que la mayoría de las veces se ve la seguridad como gasto y no como inversión. Este concepto debe erradicarse definitivamente entre las empresas; la seguridad debe ser vista como un medio de prevención que permita evitar delitos. El gran problema de la prevención es que no permite cuantificar todo lo que se previene.

¿Qué importancia le otorga a los sistemas tecnológicos en esta materia?
La evolución de los delincuentes en los últimos años ha sido importante. Hoy en día, utilizan muchas herramientas tecnológicas para cometer los delitos, especialmente con el uso de teléfonos inteligentes. Y la mejor manera de contrarrestar eso, es aplicando tecnologías a las empresas. En ese sentido, lo ideal sería que las compañías que ofrecen soluciones de seguridad entreguen servicios que se dividan entre un 75% en recursos humanos y un 25% en tecnología, de manera de optimizar el plan de seguridad de sus clientes. Por lo tanto, el deber del personal pasa por saber administrar dichas tecnologías.

A su vez, los controles de acceso y la videovigilancia son dos sistemas básicos que constituyen la primera barrera para controlar los ingresos, por lo que las soluciones TI de identificación y control (analíticas e inteligentes) que se incorporen son absolutamente vitales.

¿Qué rol debe tener el personal de seguridad de una instalación?
Hoy en día, las empresas contratan guardias con la idea de obtener resultados concretos en materia de seguridad. Por lo tanto, su incorporación implica que este debe cumplir con un perfil determinado y exigencias acotadas. De hecho, con la tecnología existente, especialmente en lo relativo a videovigilancia, hoy en día no se requiere la presencia de tantos guardias o vigilantes, especialmente aquellos que solo se dedican a recorrer las instalaciones. Entonces, en este tema, resulta clave el mejoramiento de la calidad del recurso humano respecto a los servicios tecnológicos de seguridad que se ofrecen.

El guardia debe ser un profesional en todo sentido de la palabra, por lo que debe ser una persona con alta competencia y calificación. Por muy buenas que sean las TI que posee una empresa, no servirán de mucho si los recursos humanos no saben manejarlas.

Menciona la seguridad perimetral y el control de acceso, ¿es posible reconocer etapas de seguridad?
Claro que sí. La primera (y una de las más importantes) es hacer un diagnóstico de seguridad, que es un factor clave para establecer previamente dichas etapas. Es así como un experto debe evaluar las condiciones de la instalación y señalar qué está bien y qué está mal, además de entregar recomendaciones para corregir los errores o problemas que existen en dicha empresa.

Si se hace por instinto u “olfato”, simplemente no va a resultar; hay diversas variables a considerar, como la actividad que se desarrolla, la ubicación, el entorno, entre otras que difieren de un caso a otro. Estos diagnósticos deben ser revisados, al menos, una vez al año, ya que cambian las tecnologías e incluso las estrategias de los delincuentes.

¿Qué recomendaciones puede mencionar para una correcta seguridad en una empresa?
Contar con sistemas de seguridad avanzados y personal capacitado resulta una inversión importante para cualquier empresa. Por tal motivo, es fundamental contratar servicios de seguridad de calidad y no elegir los que simplemente cobren menos. Eso es un error, ya que claramente se aplica el refrán de que “lo barato sale caro”. Claramente, como ya señalé, la seguridad es una inversión y no un gasto. Ahí, el consejo que doy es preocuparse de que dicha inversión tenga una rentabilidad concreta y que las soluciones de seguridad sean eficientes, es decir, contratar personal idóneo e implementar tecnologías adecuadas. Por último, los sistemas de seguridad siempre deben ser proactivos y no reactivos, para lo cual debe elaborarse una estrategia integral de seguridad.

Mayo 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
carlos roberto martinez vivanco PARTICULAR (31/08/2018)

LA DEBILIDAD DEL SISTEMA DE SEGURIDAD PRIVADA OS10, ES EL POCO PERSONAL ASIGNADO EN CARABINEROS PARA EL TEMA DE FISCALIZACION DE LOS GGSS.. LAS EMPRESAS SON MUCHISIMAS POR LO TANTO, ES PRIMORDIAL FORTALECER A OS10 EN CADA REGION CON RECURSOS, PERSONAL Y CAPACITACION EN TERRENO DE TODO LO QUE DEBEN EXIGIR EN CADA FISCALIZACION.

JUAN PIRUL CONCHA Securitas, colbun Santa Maria, Coronel (30/06/2018)

Suboficial Mayor de Carabineros (R). Estoy totalmente de acuerdo en dicho articulo, ya que muchas empresas no quieren invertir en lo que es seguridad privada, lo que cada dia va hacer mas necesario.

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.