Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 1 de Octubre de 2022         •         Dólar= $966,26         •         UF=$         •         UTM=$58.772

TRABAJO EN ALTURA ESTACIONARIA
Capacitación como medida de control de accidentes
Por José Luis Moncada, especialista en Prevención de Riesgos y docente de la carrera en Duoc UC, sede Maipú.
Dentro de las actividades más riesgosas en el mundo laboral, se encuentra el trabajo en altura. No solo por el hecho de que el trabajador está expuesto a una caída, sino también por una gran variedad de riesgos específicos de la actividad.

En nuestro país se ha avanzado bastante respecto a la seguridad en labores de trabajo en altura. Particularmente, en todas las faenas de construcción se observa que los trabajadores efectivamente usan sus sistemas de protección de caída, aunque no siempre son los más apropiados para realizar algunos trabajos, y no siempre están de acuerdo a lo indicado en la “Guía para la Selección y Control de Equipos de Protección Personal para Trabajos con Riesgo de Caída”, creada por el Instituto de Salud Pública de Chile. Es común ver a los trabajadores equipados con su arnés de cuerpo completo y sus estrobos con amortiguador de impacto, aunque este último no es utilizado con la habitualidad debida, probablemente por la búsqueda de un ahorro en los costos o por el desconocimiento de la importancia de este.

La correcta elección de los Sistemas de Protección de Caída (SPDC) le permitirá al trabajador efectuar sus labores con mayor seguridad, y su elección estará a cargo del experto en Prevención de Riesgos. Sin embargo, aquellos responsables de ejecutar las compras son frecuentemente los encargados de Adquisiciones, los que no cuentan con las competencias o la capacitación necesaria, por lo que la decisión de compra pasa mayoritariamente por un tema de costos, y no técnico.


Capacitación en trabajos en altura

Respecto al párrafo anterior, en nuestro país existe una buena oferta de cursos de capacitación para trabajos en altura, con andamios, acceso por cuerdas, etc., que imparte personal que ha tenido experiencia en este tipo de actividades en Europa o Estados Unidos, o han sido capacitados por las empresas proveedoras de SPDC. En su mayoría, todos estos cursos siguen estándares internacionales, ya sea normas ISO, normas europeas o representan instituciones industriales reconocidas en la enseñanza de los trabajos en altura, como SPRAT (EE.UU.), IRATA (Inglaterra), ECRA (Comunidad Europea), entre otras organizaciones internacionales orientadas a profesionalizar este tipo de actividades.

En Chile, no contamos con organizaciones profesionales de trabajo en altura, pero hemos adquirido representaciones de instituciones reconocidas a nivel internacional, mejorando paulatinamente las competencias de nuestros trabajadores. Lamentablemente, los supervisores de obra y, por qué no decirlo, los expertos en Prevención de Riesgos carecen, a veces, del conocimiento teórico y, más importante aún, de la práctica en trabajos en altura, así como de aspectos fundamentales de la selección de SPDC, revisión y verificación de sistemas de anclajes, líneas de vidas temporales o fijas, y de gestión y preparación de un plan de emergencia ad hoc al trabajo que están realizando.

Por otro lado, las mutualidades han participado activamente en la capacitación de los trabajadores, pero esto no es suficiente. Creo que la educación en Prevención de Riesgos, específicamente en Trabajo en Altura Estacionaria, lentamente concientiza a nuestros trabajadores en crear una cultura preventiva. Sin embargo, es el esfuerzo sostenido y constante a nivel de supervisores, capataces y gerencias, el que provocaría cambios en la conducta de nuestros trabajadores, siempre y cuando la dirección de la empresa sea la que lidere la cultura preventiva en la organización.

También, hay que ser sinceros al respecto y no esperar cambios inmediatos; esto es parte de un proceso que fácilmente puede tomar 10 años. Lo importante es comenzar ahora para poder cosechar los frutos en las próximas generaciones.


Capacitaciones 80:20

Es común ver que la mayoría de las capacitaciones intenta enseñarles a los trabajadores por medios audiovisuales como videos y un relator que utiliza algunos medios como PowerPoint, para cerrar la capacitación con un café. Desgraciadamente, este tipo de capacitaciones no permite la retención de los conocimientos entregados y al momento de ejecutar la actividad, el trabajador no está seguro si la maniobra que realiza es la correcta.

Es importante que las capacitaciones sobre esta materia tengan un importante componente práctico y, de preferencia, en escenarios similares a los trabajos que van a realizar, utilizando los elementos adecuados para cada una de las actividades. De hecho, se recomienda que estas capacitaciones tengan un 80% de práctica y un 20% de teoría, siendo esta la mejor forma de afianzar y consolidar los conocimientos adquiridos.

Mayo 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.