Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Sábado 1 de Octubre de 2022         •         Dólar= $966,26         •         UF=$         •         UTM=$58.772

Circular 3331 Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO):
Las nuevas exigencias que deben cumplir los protectores solares de uso laboral

La línea de fotoprotectores Ultra Defense PRO de Banana Boat cumple a cabalidad con las indicaciones de la Circular 3331 de la SUSESO, que entró en vigencia el 1º de marzo. En este artículo, Banana Boat Chile explica los principales alcances de esta normativa y las ventajas que brinda la fórmula para uso laboral creada por la marca.

El pasado 1º de marzo entró en vigencia la Circular 3331 de la Superintendencia de Seguridad Social (SUSESO), que define un protocolo de normas mínimas de evaluación que ciertos organismos administradores deben cumplir en el proceso de calificación del origen de las enfermedades denunciadas como profesionales, particularmente aquellas relacionadas con patologías dermatológicas y de la voz.

En cuanto a las enfermedades de la piel, el documento considera solo aquellas patologías donde el agente de riesgo es la radiación UV de origen solar, es decir, el carcinoma o epitelioma basocelular y el carcinoma o epitelioma espinocelular. “Estos básicamente se producen por agentes externos, generalmente porque durante la exposición al sol no hubo una protección eficiente, ya sea porque el protector solar utilizado no era efectivo o porque nunca se utilizó”, explica Claudia Carvajal, Industrial Channel Manager de Banana Boat Chile (ver tabla inferior).


Características a cumplir

Respecto a los elementos de protección personal (EPP) que los trabajadores deben utilizar para evitar el daño de los rayos UV (lentes, cascos, cubrenucas, fotoprotector), la circular establece las características que debe poseer el protector solar:

Que cubra la radiación UV B y UV A con FPS 30, o 50+ si la faena está desde La Serena al norte de Chile (donde el índice UV es mayor a 6 durante casi todo el año), aunque define más de 10 actividades laborales que deben utilizar 50+ en cualquier parte del territorio nacional.

Que la protección UV A sea un tercio del FPS.

Que la protección UV A cumpla con certificación PPD+++ o PPD++++. Este es un método que permite medir la eficacia del producto en UV A.

Que la longitud de onda crítica sea igual o superior a 370 nm. (Los nanómetros (nm) son la unidad de medida de la radiación UV. La UV B va de 280 a 320 nm, mientras que la UV A va de 320 a 400 nm.)


“Es fundamental que las empresas exijan las certificaciones que avalen el cumplimiento de los aspectos técnicos mínimos para proteger de manera efectiva del riesgo. No todos los protectores solares para uso laboral pueden demostrar que cumplen con las indicaciones de la circular”, advierte la ejecutiva, lo que pone en riesgo la salud de los trabajadores. Allí radica la importancia de adquirir el producto adecuado, que garantice la seguridad de las personas (ver flujograma).


Ultra Defense PRO

Un trabajador que realiza sus labores expuesto al sol, recibe hasta un 90% más de la dosis anual de rayos UV, en comparación con aquellos que están en oficinas o espacios cerrados. Comprendiendo esta problemática, y con el fin de brindar una solución eficaz que proporcione mayor seguridad a las personas, Banana Boat lanzó en 2017 su línea Ultra Defense PRO, una fórmula exclusiva para uso laboral.

“Nuestra línea Ultra Defense PRO tiene protección UV A 24 y FPS 65.5, es decir, nuestro UV A es mayor al 1/3 que exige la normativa. Además, cuenta con certificación PA++++, que es otra medición de UV A más moderna correspondiente a la ISO 24442, pero equivalente a la PPD++++, y ofrece un 98% de protección contra la formación de radicales libres”, destaca la profesional, www.bananaboatpro.com


Radiaciones UV A y UV B

Diariamente las personas reciben del sol dos tipos de radiaciones ultravioleta: B y A. La UV B genera da- ño agudo a nivel superficial, produciendo enrojecimiento y ardor en la piel. En cambio, la UV A es silenciosa y acumulativa, penetra todas las capas de la piel y genera a largo plazo un daño a nivel celular. El daño de la UV A se inicia con el bronceado; luego, las manchas solares, el envejecimiento prematuro y las lesiones precancerosas, para terminar en cáncer de piel.

“El fotoprotector se debe aplicar cada dos o tres horas, prácticamente todos los días del año. Cuando está nublado, no se recibe la UV B, porque uno no se quema ni se pone rojo, pero sí la UV A, por lo que el da- ño acumulativo se produce de igual manera. Solo cuando llueve no hay radiación UV”, asegura Claudia Carvajal.

Marzo 2018
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.