Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

María Isabel Vial y Constanza Gardilcic, Fundación Carlos Vial Espantoso:
“Hay poca comunicación entre altas y bajas esferas dentro de las empresas”

Capacitación de calidad; buenas remuneraciones, condiciones de seguridad y salud, son algunos de los criterios que la Fundación Carlos Vial Espantoso considera para destacar a empresas en su premio anual. En esta entrevista, conversamos con María Isabel Vial, Directora Ejecutiva de la Fundación y Constanza Gardilcic, Directora del Premio, sobre su visión en el desarrollo de estas prácticas.
Constanza Gardilcic y María Isabel Vial.

¿Por qué reconocer a empresas que se “focalizan” en el trabajador?
M. Vial: Las empresas las hacen las personas que trabajan en ella. En esta medida, el trabajo es el espacio que permite que las personas se desarrollen, crezcan y contribuyan a la sociedad. Las empresas son un gran motor de desarrollo social y económico a la vez; este era el pensamiento de Carlos Vial Espantoso. Él sostenía que el empresario aportaba con “capital pretérito” (inversión e instalaciones) y el trabajador con su mano de obra o “capital presente” referente a un bien o servicio. Esta idea visionaria escrita en 1945 está vigente hasta el día de hoy.

C. Gardilcic: Vemos que esta forma de trabajar es más efectiva cuando emana desde la plana mayor de una empresa, que están más abiertos a reformular su gestión de personas. También están las empresas que han enfrentado problemáticas y se dan cuenta de que, mediante esta visión, pueden prever conflictos y resolverlos mediante el diálogo y la participación, generando a la vez resultados positivos en producción.

¿Se entrega responsabilidades al trabajador en esta visión?
M. Vial: Siempre se le entrega responsabilidades; lo importante es que estas labores sean comprendidas y acordadas en conjunto. Es clave permitir que el trabajador sea un participante activo, formado, capacitado; tenga claridad y autonomía su rol, y se valore su aporte y desempeño. De esta forma, las personas desarrollan pertenencia, y entregan lo mejor de sí. Las empresas tienen que ser productivas, tienen que competir y mejorar; y con trabajadores comprometidos, se acercan las brechas, existe más trabajo en equipo, y se reducen las ausencias por licencias médicas, y se disminuye la rotación de personal, para un negocio sustentable en el tiempo.

C. Gardilcic: Esto responde también a los tiempos actuales en que las personas expresan su derecho a voz y voto, se manifiestan y demandan mejores tratos. Ya lo vemos en temas de comunidad y de medioambiente, y lo mismo pasa al interior de las empresas con gente que propone y se expresa. Nuestro aporte en estos 17 años es haber construido una metodología que mide las buenas prácticas en las diferentes áreas de la empresa; así vemos cuáles son las áreas fuertes y débiles de cada una.

¿Cuáles han sido los puntos débiles que más se repiten?
C. Gardilcic: Podemos mencionar las relaciones laborales sindicales, que son complejas y, en general, presentan dificultad para ser abordadas correctamente. En este sentido, la formación de los dirigentes sindicales es clave, y eso es responsabilidad de las empresas que deben capacitar para ese rol, donde estos trabajadores adquieran conocimientos en finanzas y gestión, a modo de que ambas partes puedan “hablar el mismo idioma”.

M. Vial: Las relaciones laborales son complejas, con una historia anclada en el conflicto. Hemos avanzado, pero aún seguimos entrampados en el pasado y nos cuesta mirar hacia el futuro y las transformaciones que se están dando en trabajo a nivel mundial. La tecnología, innovación, robótica, inteligencia artificial, son los grandes temas y no los estamos abordando. Asimismo, las empresas necesitan dirigentes sindicales formados con conocimiento del mundo empresarial y con habilidades de liderazgo, que representen fielmente los intereses de sus trabajadores y, al mismo tiempo, estén alineados con el crecimiento de la compañía. Ellos son los grandes agentes de cambio, pero para que ocurra es vital privilegiar el diálogo y no el conflicto. Otro tema es que existe poca comunicación entre las esferas altas y bajas. Se desconoce aquello a lo que aspiran los trabajadores, existen pocos espacios para innovar en los procesos; no se valora el aporte de los mismos trabajadores en la mejora de estos.

¿Qué ocurre con las acciones en seguridad laboral?
M. Vial: Para nosotros la seguridad laboral es prioritario, porque se refiere a la protección y resguardo de la vida del trabajador. Si esta área es deficiente, las otras también lo serán. La seguridad entrega parámetros medibles, tiene capacidad de reportar y permite hacer gestión. Ahora bien, aún nos cuesta instalar una cultura de seguridad. Existen industrias como la minería y empresas internacionales que trabajan con altos estándares, que empoderan a todos los trabajadores para detener una faena en caso de riesgo, como también vemos empresas de la construcción y otros rubros industriales que están más vulnerables. Es parte de la naturaleza humana; somos invencibles hasta que sucede lo contrario. Lo importante es analizar los accidentes, reportarlos, hacer investigación; de lo contrario perdemos una oportunidad única de conocimiento y prevención futura. Por ejemplo, la empresa ganadora del premio PYME para pequeñas empresas “Tricahue” analiza los cuasi accidentes, los comunica y los hace visibles. El reporte de estos hechos a toda la compañía ha bajado enormemente la accidentabilidad, el orgullo y la productividad.

C. Gardilcic: Respecto de la cultura, nos falta mucho para el ideal que sería llegar a concebir el autocuidado como un valor. Es decir, lograr que se usen los EPP, porque así es cómo se realiza un trabajo y no porque el supervisor “me va a reprender” por no usarlos. De lo contario, seguiremos fomentamos el exceso de confianza, elemento relevante en las causas de accidentes.

¿Hemos avanzado en materia de Seguridad?
M. Vial: Hemos avanzado mucho. Nosotros tenemos un gran aliado, la ACHS, que nos nos ha mostrado la precariedad de la vida y lo relevante de la prevención. Constantemente realizamos seminarios, entregando un premio de gestión preventiva y difundiendo buenas prácticas. En la pequeña empresa, la labor de la ACHS es clave, ya que les enseña a reportar sus datos, y a medirse. Nos preocupa sí que, muchas veces, por lograr productividad, atentamos contra la seguridad. Por cumplir las metas, obtener mejores resultados, o hacerlo más rápido, se nos olvida lo importante.

Pero no todo es negativo…
M. Vial: Claro que no. Cada año nos sorprendemos con organizaciones que se toman muy en serio la seguridad laboral y comprenden que es un pilar clave en su producción, gestionando adecuadamente sus riesgos. Asimismo, suma el desarrollo de las áreas de Recursos Humanos en las empresas, que buscan construir y entregar valor a las personas. Son estas empresas nuestros ejemplos, las que han sido premiadas y que hoy como “empresas embajadoras” de la Fundación, hacen pública su gestión para que otras las repliquen o se inspiren. Así sumamos y contribuimos a generar una sociedad más transparente, sana y comprometida.


Premio Carlos Vial Espantoso

17 años lleva este premio siendo entregado a las empresas que destacan por sus prácticas laborales. La Fundación Carlos Vial Espantoso en conjunto con la Pontificia Universidad Católica, han generado un modelo que analiza 15 variables sobre el trabajador y el modelo de negocio de las empresas postulantes. Esta información es ponderada por un selecto jurado que designa a la empresa merecedora del reconocimiento.

Diciembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.