Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Viernes 15 de Diciembre de 2017         •         Dólar= $643,96         •         UF=$26.784,32         •         UTM=$46.972

Accidentes por contacto eléctrico en la construcción
Artículo gentileza de Oscar Arredondo, Jefe Nacional de Prevención de Riesgos del Instituto Profesional AIEP.
Uno de los focos de accidentes que provocan mayores daños en los trabajadores de la Construcción tiene relación con el contacto eléctrico. Por ello, es esencial diseñar, construir y mantener los circuitos eléctricos en buenas condiciones de funcionamiento.

Lamentablemente, en la Construcción son comunes las situaciones donde se pasan por alto las medidas de seguridad en trabajos donde está presente la energía eléctrica, como por ejemplo, el uso de cables eléctricos sin la presencia de su cubierta o con la aislación deteriorada (producto del aplastamiento por carretillas u otros equipos); cables de extensión con el piso cubierto de agua en la obra; extensiones sin sus accesorios en los extremos; o empalmes improvisados entre los cables de extensión. También se pueden observar conductores sin la aislación adecuada; tomacorrientes improvisados; equipos eléctricos portátiles o herramientas eléctricas con fallas de aislación; exposición a contactos indirectos y directos con líneas eléctricas aéreas y subterrá- neas; intervención de tableros eléctricos por trabajadores no calificados y el no uso de EPP adecuados. Todo lo anterior hace necesario redoblar las acciones para evitar que se generen accidentes de alto potencial de gravedad o fatales en los trabajadores del sector.

Cuando se produce el contacto eléctrico, los efectos fisiológicos pueden abarcar desde cosquilleos, calambres, movimientos reflejos hasta quemaduras muy graves, paro cardíaco y la muerte del trabajador. Los factores que determinan la gravedad del contacto eléctrico en el trabajador son múltiples, pudiendo mencionar la intensidad de la corriente que pasa por el cuerpo (a mayor intensidad, mayor daño); el tiempo de contacto (a mayor tiempo, mayor daño); la resistencia propia del cuerpo del trabajador (cada individuo presenta características distintas en cuanto a la humedad de la piel o su espesor, entre otras variables); la trayectoria que recorra la corriente (esta determinará los órganos internos dañados), y finalmente, la frecuencia de la corriente (puede provocar alteraciones en la frecuencia cardíaca).


Disminución de riesgos

Por este motivo, administradores, jefes de obra, supervisores y trabajadores deben poner atención en la planificación y la ejecución de los trabajos que involucren maquinaria, equipos y herramientas eléctricas (como betoneras, perforadoras, vibradoras, esmeriles, máquinas soldadoras, entre otras), así como también en tableros eléctricos, accesorios y cables en una instalación. Esto, con la finalidad que los trabajos realizados en instalaciones y equipamiento con tensión eléctrica, no conlleven riesgos de contacto con dichos elementos.

Especial atención se debe tener en las instalaciones eléctricas provisorias, que son muy habituales en este sector. Estas deben cumplir normas técnicas específicas, como la NCh350 of. 2000, que indica los requisitos mínimos de seguridad que deben cumplir las instalaciones eléctricas provisorias en la Construcción, y la NCh Elec. 4/2003 sobre Instalaciones Interiores en Baja Tensión. Esta última fija explícitamente las condiciones de seguridad que deben cumplir las instalaciones interiores y las que tienen un carácter provisorio con una sección dedicada a las instalaciones provisionales, definiendo estas últimas como “aquellas destinadas a alimentar cualquier servicio por un período de tiempo definido, generalmente corto”. Además, indica que se permitirá la existencia de instalaciones provisionales durante el período de construcción, remodelación o demolición de edificios o estructuras, montaje o desmontaje de equipos, o en situaciones similares.


Exigencias de la NCh 4/2003

De acuerdo a esta norma, algunas de las exigencias a tener en cuenta en las condiciones en el montaje son:

En los tableros

Los alimentadores, circuitos y equipos de una instalación provisional, se protegerán y comandarán desde tableros generales, de distribución o comando, y se ubicarán de acuerdo a las necesidades del terreno con accesibilidad al personal de mantención calificado.


Protecciones

Los circuitos o equipos de una instalación provisional deberán protegerse mediante protectores diferenciales. Estos se podrán omitir en circuitos empleados exclusivamente para iluminación y en los que no existan enchufes.


Canalizaciones

Todas las instalaciones provisionales, exceptuando los tendidos subterrá- neos, deberán canalizarse a la vista. Se permitirá llevar conductores de distintos circuitos o servicios en un mismo ducto, siempre que se respeten las condiciones establecidas y que se apliquen los factores de corrección de capacidad de transporte.


Recomendaciones

Además de todo lo anterior, se sugiere adoptar las siguientes recomendaciones generales:

Los gabinetes de los tableros eléctricos deberán ser de material incombustible y no almacenar otros materiales en estos. Deberán contar con llave, de manera que los trabajadores que manipulen el tablero solo sean los calificados para tal efecto, e incluir un plano eléctrico a fin de determinar la distribución y capacidad de los circuitos eléctricos en la instalación. De igual modo, el tablero deberá poseer la señalización que indique explícitamente el riesgo al agente eléctrico.

Contar con un programa de mantención e inspección en la obra, el que debe considerar la renovación de conductores, canalizaciones y artefactos eléctricos que se encuentren deteriorados. Estos trabajos de mantención, reparación e instalación de líneas y equipos deberá realizarlo personal que cuente con acreditación de la SEC para realizar este tipo de instalaciones.

Instruir y adiestrar a los trabajadores de la obra sobre los riesgos de la corriente eléctrica y la forma de efectuar cada trabajo. Este curso puede ser gestionado a través del Organismo Administrador.

Debe quedar explicitado en forma escrita que al intervenir un circuito eléctrico (ya sea por mantención o reparación), se debe desconectar la corriente y usar tarjeta candado para bloquear disyuntores (protectores termomagnéticos) u otros elementos de protección.

No realizar trabajos con herramientas eléctricas a la intemperie en presencia de precipitaciones.

Todas las vías eléctricas aéreas dentro y adyacentes a la faena, deben identificarse y señalizarse. Además, deben verificarse las distancias de seguridad eléctrica según la tensión de la vía.

Las estructuras metálicas (como andamios, plataformas, etc.) deben permanecer libres del contacto de extensiones eléctricas.


Finalmente, es fundamental que la empresa se preocupe de informar y capacitar a los trabajadores respecto de los cuidados y riesgos de este agente, ya que todas estas medidas ayudarán a hacer de una obra de construcción un lugar más seguro y, por ende, que el desarrollo del proyecto sea más eficiente, seguro y de calidad.

Noviembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.ng.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.