Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 6 de Octubre de 2022         •         Dólar= $946,76         •         UF=$34.340,05         •         UTM=$58.772

LA “LEY DEL SACO”
Las nuevas reglas para disminuir lesiones musculoesqueléticas

La actualización de esta normativa busca delimitar los riesgos de lesiones y enfermedades derivadas del levantamiento manual de la carga que supere el peso máximo. Otras medidas complementarias son la planificación del trabajo y la información que se entrega a los trabajadores.

Si bien es una actividad presente de manera rutinaria en múltiples actividades laborales (y de la vida cotidiana), el levantamiento manual de cargas excesivamente pesadas puede derivar en diversas enfermedades musculoesqueléticas. Por ello, el 17 de septiembre pasado entró en vigencia la Ley 20.949, para aminorar los riesgos a la salud y bienestar de los trabajadores. Esta actualización a la conocida “Ley del Saco” reduce los pesos máximos que pueden levantar los trabajadores, determinando que los hombres no pueden levantar más de 25 kg, mientras que para las mujeres, determina una carga máxima de 20 kg. En general, la manipulación manual de cargas tiene consecuencias para la salud, como contusiones, heridas, fracturas en extremidades superiores o en alguna zona del cuerpo; sin embargo, los principales trastornos musculoesqueléticos que se asocian a esta actividad son el dolor lumbar, desgarro paravertebral y dolor en columna dorsal, según detalla Francy Veliz, Secretaria del Directorio de la Sociedad Chilena de Ergonomía (Sochergo).

En esta línea, califica la iniciativa como positiva en lo referente a materias preventivas. “Es un avance, alineándose con las normativas internacionales”, menciona. “Podrían disminuirse lesiones derivada por sobre-esfuerzo físico como lumbago, desgarro paravertebral y dorsalgia (dolor en columna dorsal). A su vez, la especialista destaca el hecho que la nueva ley no solo es categórica en los pesos máximos a levantar, sino que también que estos límites pueden reducirse por factores agravantes presentes en la tarea, como alturas verticales de manipulación, factores ambientales, superficies del terreno, geometría de la carga, dotación, entre otros. “Estos muchas veces son más riesgosos para generar un accidente que el propio peso de la carga”, añade.

No obstante, para Álvaro Boehmwald, Director de Ingeniería en Prevención de Riesgos y Medioambiente de la Universidad San Sebastián, sede Concepción, es importante reconocer que “en algunos sectores productivos, como la Agricultura y la Construcción -que son los que presentaron mayores infracciones por vulneración del límite anterior (50 kg)-, incorporar este nuevo límite es un desafío que los empleadores y autoridades deben asumir”.

Según el académico, se deberá tanto fomentar su cumplimiento como involucrar a los trabajadores en procesos de educación y capacitación, referido a los riesgos y efectos que las conductas inadecuadas tienen sobre su salud. “Sin estos procesos de sociabilización y capacitación, estos cambios no serán muy útiles para el fin propuesto”, señala.

En tanto, Andrea Lobos Cortés, Kinesióloga Diplomada en Ergonomía y Salud Ocupacional, y Jefa de Carrera de Técnico Deportivo de la Universidad del Pacífico, enfatiza en que “el problema de la manipulación manual de cargas es multifactorial. Sumado a lo anterior, el desafío de los especialistas es desarrollar ‘cómo’ se ejecutará esta nueva normativa, debido a que en gran parte de los trabajos el manejo manual de cargas está presente y es inevitable”.


Mejoras en la normativa

Además del cambio impuesto por la nueva “Ley del Saco”, los expertos consultados creen que aún existen otras aristas que deberían abordarse en la normativa, para hacerla más efectiva. Al respecto, Boehmwald propone que “una de las materias que necesitan actualizarse, y sin duda una de las más críticas en la evaluación de la manipulación manual de carga, es la frecuencia. Si bien se establecen diversos mecanismos para su evaluación y definición, sería un buen aporte el determinar un criterio más claro en términos de la tarea y su frecuencia, para así evitar confusión cuando existe más de una tarea en un proceso determinado que involucra la manipulación de carga”.

En cuanto al análisis de la manipulación de carga, Andrea Lobos reitera que el elemento “multifactorial” debería verse reflejado en la normativa nacional. “El enfoque legislativo debe considerar otros factores, no solo el peso de la carga. Se deben incluir factores ambientales, biomecánicos (como la frecuencia), la presencia de torsión o de lateralizaciones de tronco, que son altamente responsables de la incidencia de las lesiones”, explica.

Para Francy Veliz, otro elemento a tener en cuenta para una futura actualización de la normativa debería ser la reducción de los límites de peso para mujeres y menores de 18 años. “Si bien la ley actual señala que el empleador deberá implementar medidas de seguridad y mitigación (tales como rotación de trabajadores, disminución de las alturas de levantamiento o aumento de la frecuencia con que se manipula la carga), el límite sigue siendo alto”, advierte. “A mi juicio, se debería incorporar en la ley los límites de frecuencia de levantamiento, transporte y/o descarga respecto al peso de la carga por jornada laboral, es decir, la cantidad máxima de levantamientos de peso durante la jornada laboral normal, de acuerdo al peso de la carga”. Para la especialista, se podría nincorporar límites de peso cuando las cargas son manipuladas por dos o más personas.


Consideraciones para un trabajo seguro

En la práctica, e independiente del lugar donde se realice la tarea, siempre es posible crear las condiciones idó- neas que permitirán un trabajo seguro. “Lo primero es conocer, al menos, el peso aproximado de la carga a mover, y considerar la distancia y las detenciones de ser necesario, esto siempre y cuando no existan equipos de apoyo mecánico para desarrollar la tarea, ya que de haberlas, la recomendación sería utilizarlas”, manifiesta Boehmwald.

El académico recalca que los procesos de información y capacitación a los trabajadores son esenciales. “Siempre es importante dar a conocer los riegos asociados al trabajo que se realizan, ya que en definitiva, y tal como lo establece el Código del Trabajo, el responsable final siempre es el empleador”, apunta.

Otras medidas recomendadas pasan por la rotación de trabajadores en la tarea, la disminución de las alturas de levantamiento y la disminución de la frecuencia con que se manipula la carga. Andrea Lobos sugiere que “el detalle de la implementación de dichas medidas deberá estar contenido en la Guía Técnica para la Evaluación y Control de los Riesgos Asociados al Manejo o Manipulación Manual de Carga, que lógicamente debe ser modificada en virtud de las nuevas consideraciones de la normativa”.

Finalmente, Francy Veliz plantea que las intervenciones deberían ser desde la ingeniería, e incluyen “la modificación del objeto, el ajuste de la altura de origen y destino de la carga, la sustitución o implementación de herramientas, la asistencia mecánica simple o compleja (grúas, transportadores, montacarga), mejor distribución de la planta o de los materiales y uso de rampas, entre otras”. También agrega que pueden emplearse algunas acciones de índole administrativo, como la promoción de buenas prácticas de organización del trabajo, la aplicación de manejo manual en equipos y el mejoramiento de prácticas de almacenamiento de materiales, entre otras.

En definitiva, la nueva “Ley del Saco” está cambiando muchas prácticas profundamente arraigadas no solo en la mentalidad de empleadores, jefes y supervisores, sino también de los mismos trabajadores. Por lo tanto, se requiere de un trabajo en conjunto entre los diferentes actores, para implementar las medidas requeridas que inculquen las buenas prácticas exigidas por la normativa.

Octubre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.