Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

DESAFÍO PARA LAS EMPRESAS
Productividad y Salud en el Trabajo
Por Eduardo Cerda, Director, y Valentina Rodríguez, ambos de VitaErgoCecyt. www.vitaergocecyt.cl
La Gestión Innovadora de Procesos Productivos establece la importancia de tener en cuenta indicadores sistémicos que contengan una dimensión integral, que consideren enfoques como la relación persona-entorno en el ámbito de la Seguridad y Salud en el contexto productivo. Al incorporar esta arista, es posible lograr un equilibrio entre la salud y la productividad de la empresa.
Eduardo Cerday Valentina Rodríguez.

Hoy en día, la Gestión Innovadora de Procesos Productivos se distingue de la gestión anclada en prácticas obsoletas, estableciendo como eje fundamental la preocupación por la Seguridad y Salud en el Trabajo. En este contexto, las exigencias del mercado y las normativas en esta temática, son cada vez mayores y las empresas que son o proyectan ser líderes en el mercado no pueden desatenderlas, más aún si desean ser competitivas a nivel mundial o trabajar en asociación con compañías de mercados internacionales. En este enfoque, el cumplimiento del marco normativo no debe convertirse en el fin, sino que el foco debe estar puesto en una oportunidad de ser eficientes, manteniendo una creación de valor sustentable en el tiempo para trabajadores, inversionistas, comunidades y la empresa misma.

Desde una perspectiva nacional, poseemos en la actualidad un desafío relevante orientado a atender una nueva Política de Seguridad y Salud en el Trabajo, que busca como objetivos principales promover una cultura preventiva, perfeccionar el marco normativo, y disminuir la ocurrencia de accidentes y enfermedades profesionales. Junto a esto, existe una base normativa orientada a regular la exposición y control de factores de riesgo en el trabajo, tales como los factores físicos (del esfuerzo físico), ambientales, psicosociales y organizacionales que pudieran estar presentes en el trabajo.

Este cuerpo normativo se encuentra en permanente actualización, y de hecho, cabe recordar que, a partir de septiembre de 2017, entra en vigencia la regulación y el cumplimiento obligatorio de las empresas, relativo al límite máximo de manipulación manual de carga de 25 kg declarado en la Ley 20.949 publicada en 2016.


Estrategias innovadoras

Entonces, el desafío se proyecta no solamente a nivel operativo, sino también desde la visión de las empresas. En el aspecto operativo, el nuevo contexto normativo desafía a las organizaciones a estructurar esquemas de trabajo configurando equipos de personas capaces de llevar a cabo la autogestión de la empresa, considerando su sistema de gestión (en caso de que lo tuviere) o desarrollando procedimientos (en caso contrario).

Por otro lado, la sistematización de la información exige obtener trazabilidad en la gestión preventiva, un eje continuo entre la identificación, evaluación, control y seguimiento. Lo anterior desafía a las empresas a buscar estrategias innovadoras, participativas e integradas a su quehacer diario, y también invitan a la modernización de sus sistemas de gestión. Ahora bien, desde la visión de la empresa, los desafíos están orientados a considerar un enfoque integrador, en que la responsabilidad y preocupación por la Salud y Seguridad en el Trabajo sea un valor principal.

Tal es la envergadura de este tema a nivel internacional, que se pueden señalar algunas experiencias. Por ejemplo, la Agencia Europea para la Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) se encuentra en un proyecto con duración de al menos dos años para desarrollar un modelo económico de costo-beneficio de la Salud y Seguridad Ocupacional, donde trabajará en colaboración con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Finlandia y Singapur, y que tiene como objetivo generar información confiable para la generación de políticas públicas.

O simplemente señalar la evidencia científica que describe que la aplicación de Programas de Ergonomía, Seguridad y Salud en el Trabajo reduce en 49% los trastornos musculoesqueléticos relacionados al trabajo; en 65%, los días perdidos; en 56%, los días de licencia, y entre un 40 a 60%, los costos indirectos (Goggins et al 2008 – Journal of Safety Research). Por otra parte, según Liberty Mutual Insurance Company (2005), más del 40% de los gerentes de Finanzas estadounidenses encuestados, mencionó la productividad como el beneficio principal de un efectivo programa de Seguridad en el puesto de trabajo.

Finalmente, cabe señalar en términos concretos que el desafío para las empresas chilenas es poner como objetivo declarado el cuidado de la Salud y Seguridad en el Trabajo y una determinación organizacional de hacerse cargo de los desafíos actuales. Para tener éxito, se requiere un actuar proactivo, una visión de largo plazo y liderazgo, emplear programas de evaluación de riesgo, tener empleados entrenados, medidas de control y monitoreo de riesgos. Lo anterior, se traduce en un aumento de la productividad, pero con una mirada integradora, haciendo realidad el concepto de un desarrollo sustentable.

En particular, se debe emplear un Programa de Trabajo que cumpla -al menos- seis pasos, siendo estos: identificación de riesgos (mapeo y prioridades), establecer compromisos transversales, capacitación transversal, evaluación de factores -considerando aspectos normativos-, gestión en salud e implementación en nuevos procesos.

Abril 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.