Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

Ergonomía y manejo manual de cargas

Si bien la mayoría de las lesiones por manejo de cargas pueden no ser mortales, estas originan grandes costos humanos y económicos, al provocar incapacidad temporal del afectado.

Hoy en día, el manejo manual de cargas (MMC) representa una de las causas más frecuentes de lesiones y accidentes laborales, así como un conjunto de problemáticas diversas para la salud del trabajador que varían en complejidad. De ahí la importancia de evaluar de manera integral y multidisciplinaria esta problemática, teniendo la Prevención de Riesgos un rol protagónico en la detección oportuna de situaciones potencialmente dañinas, a la vez que un rol preventivo desde la capacitación y educación del trabajador.

La Ergonomía debe dar los fundamentos empíricos acerca de las características y habilidades humanas, considerando también sus limitaciones y características relevantes para la adaptación de la persona al puesto de trabajo. Por lo tanto, el diseño y utilización del concepto ergonómico en la manipulación de cargas será la aplicación de estos conocimientos para el diseño y adecuación de aquellos métodos de trabajo que requieran la intervención humana, pero también el confort y la seguridad en el trabajo, diseñando y proponiendo herramientas, máquinas, sistemas de tareas y ambientes seguros, confortables que permitan la máxima eficiencia productiva.

Por su carácter anticipativo, debe además contribuir a la adecuación legislativa a través de estudios y sistemas de investigación que permitan ir mejorando el marco normativo de ciertas actividades. Ejemplo de esto ha sido la creación de organismos como la Comisión Ergonómica de Chile, cuyo rol ha sido determinante en el cambio de las perspectivas legales.

Este tema se puede abordar desde tres dimensiones: la problemática del MMC, el marco legal regulatorio y la intervención profesional.


La problemática

Cualquier acción que busque mitigar la operación de manejo manual de cargas debe apuntar al mejoramiento de la calidad del trabajo, el aumento de la producción, la disminución de los costos por incapacidad funcional transitoria de los trabajadores, la disminución del ausentismo y la disminución de costos por pérdida de materia prima. A la vez, debe perseguir una mejora de la eficiencia productiva del individuo, y prevenir daños mayores al colaborador que impacten en su calidad de vida, personal, familiar y laboral, reduciendo lesiones y enfermedades ocupacionales.

Así, la intervención ergonómica deberá ir orientada hacia la utilización de ayudas mecánicas, reducción o rediseño de la carga, a la organización del trabajo y a la mejoría del entorno de trabajo, teniendo en cuenta por sobre todo las capacidades individuales de las personas. En general, al ejercer mayor fuerza, existe un mayor grado de riesgo de, por ejemplo, lesiones en el hombro y cuello, la espalda baja y el antebrazo, muñeca y mano. Un buen análisis de las herramientas (véase la ecuación de carga revisada de NIOSH de 1991) reconoce las interrelaciones de la fuerza con otros factores de riesgo relacionados con riesgos de sobreesfuerzo. En tanto, las manipulaciones de cargas con fuerza estática y sus riesgos asociados están condicionados por una combinación entre fuerza, postura y duración.

El agarre, a través de las asas o elementos de sujeción de la carga, representa la principal causa de accidentes y lesiones al momento de la manipulación. Un problema creciente es que, para generar una fuerza específica, el agarre fino con los dedos requiere de mayor fuerza muscular que un agarre potente (objeto en la palma de la mano), por lo tanto, un agarre con los dedos tiene un mayor riesgo de provocar micro lesiones.

Por último, los movimientos repetitivos también se asocian por lo regular con lesiones y molestias en el trabajador: a mayor número de repeticiones, mayor grado de riesgo. Frente a la carencia de valores límites (como ciclos/unidad de tiempo, o movimientos/unidad de tiempo) asociados con lesiones, es necesario reconocer las capacidades de los individuos y sus relaciones con el trabajo, para obtener como resultado un sitio de trabajo seguro y adecuado. La relación entre el tamaño de la mano y del objeto (es decir, la dimensión antropométrica) también influye en los riesgos de lesiones; se reduce la fuerza física cuando el agarre es de un centímetro o menos que el diámetro del agarre con los dedos.


El marco legal

La Ley 20.001, emanada el 5 de febrero de 2005, regula el peso máximo de carga humana estableciendo los límites de 50 kg para un hombre adulto y de 20 kg para menores de 18 años y mujeres, haciendo referencia a la prohibición de levantamiento de cualquier tipo de carga a mujeres embarazadas. Sin embargo, no hace referencia al tiempo ni la frecuencia de acción, a pesar de que esto también se agrega a la legislación laboral incorporando el Título V en el Libro II del Código del Trabajo llamado “De la Protección de los Trabajadores de Carga y Descarga de Manipulación Manual”, hecho que deja en evidencia la importancia de esta problemática.

La relevancia del tema es tal que en septiembre de 2016 se promulgó la Ley 20.949 que modifica el Código del Trabajo para reducir el peso de las cargas de manipulación manual. Esta normativa sustituye el artículo Nº 211-H, estableciendo la carga manual máxima en 25 kg para hombres adultos y manteniendo los 20 kg para menores de 18 años y mujeres. Esta ley entrará en vigencia en septiembre de este año.

La Sociedad de Ergónomos de Chile (SOCHERGO), en conjunto con el ISP, manifestó que se ha logrado un gran avance al rebajar a la mitad la carga manual máxima e incorporar cada vez más la obligatoriedad legal en este ámbito, lo que significa un aporte concreto de la disciplina al mundo laboral.


La intervención

La intervención profesional es quizás la parte más importante, dado que la naturaleza de muchos trabajos no cambiará tan rápido como la legislación, teniendo en cuenta que un gran porcentaje de las empresas chilenas -en especial las micro y pequeñas empresas- están en una fase muy básica en cuanto a la importancia que se le da a la prevención de riesgos. En otras palabras, aún no existe conciencia del daño potencial a su activo más importante: la persona. Por esto, es menester potenciar a los comités paritarios, asesorándolos desde la profesión para cumplir su rol preventivo y correctivo.

Una forma de evitar o mitigar las potenciales lesiones es instruir y capacitar, tarea en que los profesionales de la especialidad y estudiantes en práctica, pueden contribuir enseñando la adecuada forma de manipulación de cargas.


Aspectos fundamentales a considerar:

Mantener siempre la carga lo más cerca del cuerpo: biomecánicamente, la sumatoria de las palancas del cuerpo hace más eficiente el levantamiento o manipulación, siendo más efectivo y con menos gasto de energía. El daño articular es potencialmente menor y la acción muscular es gradual, disminuyendo desgarros por sobre esfuerzo y sobrecarga postural.

Realizar levantamientos suaves y espaciados evita una fatiga muscular precoz: Vale recordar que la pérdida de la máxima capacidad de fuerza es importante desde el primer minuto de trabajo mecánico, por lo que se debe establecer las fuerzas estáticas máximas cuando los trabajos son prolongados; con ello, se deben determinar pausas de trabajo para favorecer una adecuada recuperación cardiovascular. Cabe también sugerir siempre mantener una buena condición física, ya que es determinante en las distintas actividades como condicionante de la productividad y calidad de vida.


Artículo gentileza de Alejandro Muci de la Fuente, Profesor de Ergonomía, Facultad de Ingeniería UNAB, y Humberto Álvarez Pozo, Director de Carrera Ing. en Seguridad y Prevención de Riesgos UNAB.
Abril 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.