Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Lunes 21 de Agosto de 2017         •         Dólar= $642,76         •         UF=$26.586,95         •         UTM=$46.600

CAPACITACIÓN Y EDUCACIÓN CONTINUA
Buenas prácticas en torno a la Seguridad y Salud Ocupacional

Una adecuada capacitación en el ámbito de la Seguridad y Salud Ocupacional es relevante para consolidar una cultura de seguridad, de positivo impacto en la calidad de vida de los trabajadores.

Es una realidad que en nuestro país la cultura de Seguridad y Salud Ocupacional (SSO) ha ido tomando un renovado impulso en los últimos años. La capacitación y el entrenamiento es un factor fundamental, no tan solo para la comunicación de normas y procedimientos, sino también para la consecución de comportamientos asociados al autocuidado, la seguridad grupal y al desarrollo de una cultura preventiva.

“Las grandes empresas le otorgan la importancia de un valor dentro de su cultura. Las medianas empresas van en ese camino y las pequeñas día a día van incorporando capacitación en estos temas, dada la exigencia en la industria donde operan”, señala Fernando León del Pedregal, Gerente de Capacitación de Finning Sudamérica.

Dado que el desarrollo de una cultura de trabajo seguro trasciende a toda la organización, las actividades de educación en materia de SSO alcanzan a todos los niveles de la estructura organizacional. Según Pablo Palma, Gerente Regional S&Soma, Seguridad y Pre EHS de Sky Airline, “la capacitación está dirigida a todos los niveles de la organización, realizando variaciones dependiendo del cargo.Por ejemplo, en el caso de los ejecutivos, trabajamos fuertemente los temas de liderazgo, basados en conductas”.

Fernando León del Pedregal, Gerente de Capacitación de Finning Sudamérica.
Pablo Palma, Gerente Regional S&Soma, Seguridad y Pre EHS de Sky Airline.
Carlos Carrasco, Director de Operaciones de Laboratorio Chile S.A.
Daniela Neira, Encargada del Departamento de Prevención de Riesgos y Medio Ambiente de Torre.

Otro caso es el de Laboratorio Chile S.A., en que los programas de entrenamiento y capacitación en este campo, “van de la mano con nuestro propósito y valores corporativos. Creemos que es nuestra responsabilidad como compañía de cara a nuestros trabajadores y sus familias, el desarrollarnos en seguridad, y nos enfocamos en que este compromiso involucre a todos nuestros trabajadores”, ilustra Carlos Carrasco, Director de Operaciones de Laboratorio Chile S.A.


Capacitación

La detección de necesidades de capacitación debe estar vinculada con los propósitos de una organización, los espacios y entorno que la involucran junto con los distintos roles y cargos que se desempeñan. Esto último es relevante para determinar las acciones de capacitaciones, cada rol interactúa en el campo laboral de forma única y distinta a otro, por lo tanto el nivel de riesgo es individual.

Justamente, una de las bases para la organización de un programa de capacitación es la adecuada detección de necesidades. Junto a lo anterior, “es necesario la priorización de las necesidades en atención a las líneas de gestión en esta materia, de modo que la capacitación sea un complemento de la gestión y de la acciones permanentes en materia de salud y seguridad”, apunta el ejecutivo de Laboratorio Chile S.A.

Por su parte, los trabajadores siempre están dispuestos a recibir capacitación, “pero cuando la cultura de seguridad existente es débil, pueden enfrentar desmotivación rápidamente, debido a que lo que se les ha enseñado no lo ven cumplido por parte de la organización o superiores y terminan por comentar -en algunos casos- que ir a clases es ‘una pérdida de tiempo’ o ‘es para cumplir con el registro de capacitación realizada’”, aporta Pablo Palma.

Es así como “identificar las brechas nos permite organizar un programa de capacitación que incluya los aspectos que se deben reforzar, como así también, deben estar incluidos temas transversales que son necesarios en una organización como cultura de vida en la seguridad”, explica el ejecutivo de Finning.

Para Daniela Neira, Encargada del Departamento de Prevención de Riesgos y Medio Ambiente de Torre, la capacitación en Seguridad y Salud Ocupacional “es clave para que los colaboradores puedan adherir a las conductas alineadas con la cultura de seguridad de nuestra empresa, que tiene una larga historia de 128 años. La capacitación va destinada a todos los niveles y roles dentro de la compañía, ya que la prevención es un objetivo de empresa que involucra a toda la organización”.

En este sentido, un programa de capacitación debería cumplir con las siguientes obligaciones:

Definir los niveles a los cuales se desea abordar.

Definir las materias necesarias desde lo básico (legal), hasta lo que sea necesario para estar alineado con la planificación estratégica de la organización.

Establecer el programa desde lo inicial hasta los niveles avanzados.

Realizar una auditoría al programa.

Realizar ajustes a las desviaciones detectadas en la auditoría.


Cultura corporativa

Se debe tener presente que ninguna organización tiene derecho a que sus trabajadores se enfermen o accidenten en la realización de su trabajo y, por ende, deben hacer todo lo necesario para evitarlo, siendo la educación del grupo de trabajo algo que debe estar en la descripción del cargo de todos quienes tienen personas bajo su responsabilidad. Por tanto, la Seguridad y Salud Ocupacional es tarea de todos, y muestra de ello es que “hemos desarrollado campañas que apuntan a concientizar tanto a trabajadores como jefaturas. Sin embargo, con el fin de dar mayor continuidad a este proceso, es que hemos empoderado a jefaturas y supervisores, para que ellos cumplan el rol de liderar estos esfuerzos y guiar a sus equipos hacia la búsqueda comprometida de ambientes de trabajo seguros”, indica Carrasco.

Bajo este escenario, para concientizar a los trabajadores, “debemos mostrar que el no saber es una de las causas de accidentes y enfermedad. Además, debemos recordarles que sus proyecciones personales o familiares de futuro podrían eliminarse o alterarse de forma importante si sufre un accidente o enfermedad”, detalla el ejecutivo de Sky Airline. En tanto, Fernando León del Pedregal comenta que “si cada individuo logra tener como un valor el cuidado propio y de terceros, esa cultura será tan innata como espontánea y cualquier formación que tiende a ayudar a mejorar en este sentido, es bien recibida”.

Teniendo a la SSO como un valor, todo lo restante sucede por añadidura, pues cada persona será capaz de identificar que los esfuerzos realizados en la promoción del cuidado y prevención son para su bien y el de los suyos, y no solo para la organización. Estas acciones frecuentes lograrán un cambio cultural, rompiendo el paradigma de “esconder los incidentes”.

Dependerá entonces de la cultura de seguridad de la empresa: Si la cultura es madura, los gerentes siempre están interesados, no así en organizaciones donde la cultura está iniciando el proceso de maduración.

Enero 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.ng.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.