Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Domingo 22 de Octubre de 2017         •         Dólar= $629,21         •         UF=$26.650,39         •         UTM=$46.600

ROPA DE SEGURIDAD Y EPP
El diseño y la comodidad ganan terreno

De acuerdo al Art. 1° del DS 73 (1982), se entiende por elemento de protección personal (EPP) “todo equipo, aparato o dispositivo especialmente proyectado y fabricado para preservar el cuerpo humano -en todo o parte- de riesgos específicos de accidentes del trabajo o enfermedades profesionales”.

En los últimos años, conceptos como diseño y comodidad han ganado terreno en la fabricación de este tipo de productos. Los usuarios ya no solo buscan seguridad, sino que están cada vez más acostumbrados a contar con vestuario de mayor tecnología y confort. En consecuencia, esperan que la ropa de protección tenga las mismas características que aquella que usan en forma cotidiana.

Los EPP (Elementos de Protección Personal) constituyen uno de los conceptos más bá- De acuerdo al Art. 1° del DS 73 (1982), se entiende por elemento de protección personal (EPP) “todo equipo, aparato o dispositivo especialmente proyectado y fabricado para preservar el cuerpo humano -en todo o parte- de riesgos específicos de accidentes del trabajo o enfermedades profesionales”. sicos en cuanto a la seguridad en el lugar de trabajo y son necesarios cuando los peligros no han podido ser eliminados por completo o supervisados por otros medios como, por ejemplo, controles de ingeniería. Entre los elementos más importantes se pueden destacar: cascos, máscaras, lentes, tapones para oídos, guantes, zapatos, cinturones de seguridad y ropa protectora.

Actualmente, la tendencia en el diseño y fabricación de EPP y ropa de seguridad se orienta a aspectos como estética, calidad técnica y especialmente comodidad, siendo el concepto del diseño un factor determinante en este sentido.

Ricardo Cumsille, CALTEX.
David Flores, Mutual de Seguridad CCHC.
Cecilia Simon, GRUPO BUREAU VERITAS.
Arturo Cares, ACHS.

Ricardo Cumsille, Gerente General de Caltex, laboratorio autorizado en la certificación de telas, asegura que el objetivo es aportar confort para el usuario, tratando de adaptarse la industria a los diseños de ropa deportiva. “Ejemplo de esto es que las normas europeas de seguridad le dan mucha importancia a la confección de la prenda desde el punto de vista de la protección”.

Cumsille agrega que los materiales deben cumplir con el propósito específico para el cual están previstos, ya sea ropa antiácida o ignífuga, por ejemplo. “El diseño debe acompañar la función principal de la prenda, protegiendo las zonas de mayor exposición y otorgando al usuario una sensación de comodidad, dada por la liviandad, flexibilidad y respirabilidad de las prendas, entre otros atributos”.

David Flores, Experto en Prevención de Riesgos del Departamento de Seguridad Ocupacional de la Mutual de Seguridad CChC, sostiene que hoy la inclinación de los fabricantes es crear prendas de atractivos diseños y mejoras técnicas: puños ajustables, áreas de ventilación, bolsillos prácticos y bandas reflectantes, que emulan a las grandes marcas outdoor mundiales. “Los fabricantes han captado el sentir de la demanda como la diferenciación o multifuncionalidad de uso, para competir en un mercado que ha crecido mucho en los últimos años”.

Otro aspecto importante es que los fabricantes han sabido diferenciar sus productos según necesidades técnicas, ampliando la oferta. “Esto se refleja en que hoy hay cascos para bodegaje distintos de los de la construcción o diversos guantes que dependen del requerimiento técnico de uso”, agrega Flores.

Para Cecilia Simon, Product Certification Manager del Grupo Bureau Veritas Chile, lo principal es la comodidad, ya que esto es fundamental para que el trabajador utilice el elemento que se le asigna para su protección. “Lo esencial es este tipo de elementos es que el trabajador debe estar consciente en la prevención; no obstante, lo que busca el EPP y la ropa de trabajo es proteger al trabajador con elementos que otorguen seguridad”.


Criterios y certificación

De acuerdo a lo que señala Flores, las empresas deben consultar a sus departamentos HSEC los criterios técnicos de compra y estos deben basarse en la identificación y evaluación de peligros de seguridad e higiene ocupacional de sus procesos. “Una vez que los aspectos técnicos están definidos, se debe resolver según criterio económico”.

La experta de Bureau Veritas agrega que la selección de EPP y ropa de trabajo debe hacerse en base al tipo de actividad que efectúa el trabajador. “Teniendo en cuenta lo anterior, se recomienda seleccionar aquellos productos que cuentan con certificación de calidad, cuando se refiere a productos regulados, como calzado de seguridad (uso general, resistente a los hidrocarburos, aislante, semiconductor y conductos), cascos de protección, guantes de cuero y descarne, y ropa de soldador.

La cultura en el uso de EPP está muy arraigada en ciertas industrias, especialmente en la minería. Como señala Arturo Cares, Gerente de Prevención de la ACHS, a diferencia de otros sectores industriales, este segmento posee un concepto de seguridad muy desarrollado. “Por otra parte, existe un criterio muy importante que hemos dejado de lado: la ergonomía laboral asociada a los EPP”, agregando que “en esta materia, nos falta más trabajo, ya que carecemos de tablas antropométricas específicas que sean 100% representativas de la realidad chilena”, aclara.

Por otra parte, respecto de los criterios a considerar al adquirir un EPP, Cumsille señala que lo más importante es que este se encuentre certificado por un laboratorio acreditado ante el Instituto de Salud Pública (ISP). “Esto garantiza que la prenda es apta para el destino previsto, y que los ensayos realizados fueron llevados a cabo bajo estrictos criterios de calidad y trazabilidad, según lo exige la normativa vigente”, sostiene.

Complementando este punto, Cares agrega que “en Chile existen varios laboratorios que llevan a cabo dicha certificación, pero no de todos los elementos, lo que otorga al ISP la posibilidad de presentar certificaciones internacionales”.


Normativa actual

De acuerdo a lo que señala Cares, la efectividad de este tipo de elementos de seguridad depende fundamentalmente de que los trabajadores los utilicen, y justamente ahí puede radicar su debilidad. “Nuestra legislación establece dos puntos importantes: las empresas deben proporcionar a sus trabajadores los equipos e implementos de protección libre de cualquier costo y, además, es obligatorio enseñarles a los empleados a usar los EPP en términos teórico-práctico, según establece la modificación establecida en el DS 594 (2015)”.

Las normas existentes abarcan la totalidad de los requisitos que debe cumplir un EPP, tanto en sus materiales como en la confección del mismo, señalando los ensayos a realizar y los valores mínimos que se deben obtener durante los análisis de laboratorio.

“Las normas son bastante estrictas en el sentido de la calidad y los requisitos a cumplir, ya que cualquier desviación podría constituir un riesgo para el usuario”, afirma Cumsille. Un ejemplo de ello es “La Guía Técnica de Radiación Ultravioleta de Origen Solar” del ISP, basada en el DS 97/11, que establece las características necesarias que deben cumplir anteojos, gorros y ropa, entre otros elementos”, sostiene Flores.

De acuerdo a lo que aclara Cecilia Simon, en Chile existen normas para algunos EPP, pero muy escasa normativa para ropa de trabajo, a pesar de que en el mundo es un tema que se está tratando permanentemente. “Las normas chilenas relacionadas con el calzado de seguridad y guantes se refieren específicamente a los materiales, con ensayos determinados. Las otras normas se refieren al producto en su conjunto”.

En lo que respecta a calzados de seguridad, la reglamentación es precisa en las características del cuero utilizado y también indica claramente los riesgos que tienen los diferentes zapatos de seguridad, según un color que deben tener impreso en la planta y que indica el riesgo del cual va a proteger al trabajador.

En cuanto a la ropa ocurre algo muy similar. “En el caso de telas resistente a los ácidos, hay varios tipos de tejido que por su estructura molecular ya son resistentes a estos. A otras se les aplica un producto químico una vez que la tela ya está fabricada, para que tenga esta condición”, concluye Cumsille.

Enero 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.embdinero.clwww.embconstruccion.clwww.ng.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
2 Editora Microbyte Ltda.