Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Martes 19 de Febrero de 2019         •         Dólar= $660,80         •         UF=$27.556,89         •         UTM=$48.353

Simulador para entrenamiento con extintores
Por Conrado Marín, Consultor de Protección contra Incendio, Instructor y miembro NFPA.
El simulador de fuego más antiguo que conozco, el más primitivo, es aquel que se basa en un tambor metálico cortado por la mitad. Si bien su uso es recurrente en entrenamiento, cabe preguntarse si es el más indicado para este propósito.
Conrado Marín.

El simulador de fuego, construido con un tambor metálico, no solo se emplea desde Arica a Punta Arenas, sino también en el extranjero, según he podido constatar. Las dimensiones de un tambor cortado por la mitad son 22,5 pulgadas (572 mm) de ancho por 33 pulgadas (851 mm) de largo. La superficie de la mitad del tambor, entonces, es de 5,24 pies cuadrados (0,487 metros cuadrados). Si este medio tambor se llenara de combustible hasta el borde, se tendría un fuego de esa superficie. En un entrenamiento, sin embargo, este “simulador” no se llena de combustible hasta el borde, por lo que la superficie del fuego será menor, pues la superficie del líquido tendrá un ancho menor.


Extinción

Considerando los datos antes mencionados, ¿qué potencial de extinción se requiere para extinguir este fuego? Se requiere un potencial de extinción 5-B. Para ello, los extintores recomendados son, por ejemplo, los modelos b417 y b417t con potencial 1-a:10-b:c, fabricados por Amerex (Alabama, EE.UU.) o, los Sentry a02s y a02s vb con potencial 1-a:10-b:c, fabricados por Ansul (Wisconsin, EE.UU.). Todos estos extintores están cargados con 2,5 libras (1,13 kilos) de químico seco base fosfato mono amonio para fuegos clase a, b y c.

El extintor normalmente empleado para entrenar es uno de 10 kilos (20 libras) de capacidad de agente. Es necesario recordar que en el entrenamiento se debe enseñar la operación de un extintor, es decir, qué se debe hacer para que un equipo descargue su contenido y técnicas de aplicación, referidas a la correcta aplicación del agente según el tipo de fuego (descrito en NFPA 10, Extintores Portátiles, edición 2013, en español).

Ahora, ¿es efectivo este entrenamiento? Mi respuesta es simple: el entrenamiento en la operación y técnicas de aplicación con extintores utilizando este antiguo y primitivo simulador no tiene sentido alguno. Se está apagando un fuego 5-B con un extintor con potencial 120-B, y por lo tanto, el tiempo y dinero siendo gastados en entrenamiento, con este simulador, no tendrán el resultado deseado. La gran diferencia entre el potencial requerido para apagar el fuego en este “simulador” y el potencial utilizado generará un exceso de confianza en el miembro de una brigada, el que puede conducir a una acción no prudente por parte del miembro de la brigada con resultados difíciles de anticipar.

Es hora de meditar sobre lo que se está entregando, pues lo que se consigue con este tipo de entrenamiento de ninguna manera garantiza que un miembro de una brigada actuará con éxito frente a un fuego incipiente el día de mañana.

Es importante no perder de vista que los extintores son una primera línea de defensa; son equipos para ser usados en los dos primeros minutos, tiempo en el que se hace la diferencia entre extinción y desastre. Además, la protección contra incendios descansa en un gran porcentaje de casos en extintores portátiles y rodantes, y en muchos casos, solo en este tipo de equipos.

Enero 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
Marco Salcedo Asesor Independiente PRP (24/02/2017)

La capacitacion de extintores es fundamental para que los integrantes de una organización sepan como actuar frente a un "amago". la pregunta es: ¿el simulador virtual que entiendo se utiliza es válido para preparar sobre el uso correcto de extintores?

Conrado Marin Conrado Marin Ingenieros Limitada (18/02/2017)

Para Edgardo Figueroa.
Me inicie en esta especialidad el año 1974 año en que existían ya agentes extintores que no tenían vencimiento si los extintores eran inspeccionados y sometidos a servicio según las recomendaciones del fabricante y normas aplicables.
Respecto del tercer parrafo del comentario puedo decir que el propósito de mi artículo es hacer ver que esta práctica es sólo pérdida de tiempo y dinero.
Respecto del tercer párrafo solo puedo comentar que seguir haciendo esto, y es lo que pretendi hacer con mi articulo, es perder tiempo y dinero.
Justo lo contrario de lo que afirma Edgardo.

Conrado Marin Conrado Marin Ingenieros limitada (18/02/2017)

En vez de uso y manejo de extintores siempre utilizo operación y técnicas de aplicación con extintores, como señalo en el artículo.
Lo que pretendí hacer ver es que el uso de un extintor con un gran potencial de extinción en un fuego demasiado pequeño generara un exceso de confianza en el operador. El dia de manana cuando deba enfrentar un fuego real no sera fácil si el fuego supera al potencial de extinción del equipo.
Este es un simulador sólo para fuegos clase B.

Conrado Marin Conrado Marin Ingenieros Limitada (18/02/2017)

Sugiero a Teresa Jorda revise la norma chilena que sigue :
NCh1432/2:2007
Extintores portátiles - Pruebas de fuego - Parte 2: Extintores Clase B - Determinación del potencial de extinción

Jenaro Urquieta AFT Ambiental (26/01/2017)

Me parece importante el artículo mencionado por Conrado Marín, en el que indica claramente el vicio existente hasta hoy, del entrenamiento de uso y manejo extintores.
Si bien es cierto es el inicio para muchas personas sobre el uso del extintor, más aun como indica el artículo es perceptible el exceso de confianza la primera vez que se entrena de esa manera.
De tal modo, constantemente se cometen errores al momento de entrenar con fuegos clase B, donde la gran mayoría de los incendios involucran las clases ABC. Donde la técnica para atacar las distintas clases de fuegos son muy distintas, tanto en la volatilidad, temperatura, y propagación.
Cabe destacar que el simulador debería considerar los materiales a que está expuesto quien recibe el entrenamiento, e indicar la metodología del uso cuando estén presente obstrucciones al momento de usar.


Teresa Jorda Congreso Ingeniería (24/01/2017)

Pues el articulo no ha sido de mi agrado, sobre todo donde enseña a calcular la superficie de un rectángulo. Ingenieria compleja aplicada.

Edgardo Figueroa L. ECOLOG (16/01/2017)

Muy interesante artículo.
Es tan efectivo y cierto lo manifestado por Don Conrado, que a mis inicios en el desempeño industrial allá por el año 1975, hacíamos prácticas con varios tambores juntos con combustible - parados verticalmente, que se encendían y todo el personal conformados en equipos de 4 personas, debíamos apagarlos con polvo químico seco. La estrategia era atacar el fuego por los distintos flancos y operar con los extintores casi encima y a la base del fuego para extinguirlo. Era mejor reconocido cuanto menor era el tiempo el utilizado para apagarlo. Claro que para ver que era factible hacerlo, la cuadrilla de seguridad hacia el ensayo demostrativo y los apagaba en tiempo record.
Al año 2017 aún se sigue haciendo, incluso lideré varias de estas acciones con el tambor cortado mencionado. Esto lo realizábamos en cada oportunidad que debía reemplazarse los extintores por vencimiento de carga.
Cabe destacar que en ambos sistemas: el calor liberado y la impresión del fuego, conforman una experiencia impactante, en que no todos reaccionan en forma similar, existen temerarios, imprudentes, prudentes y algunos incluso inmóviles, incapaces de enfrentar, aun en prueba, el evento.
Si bien puede que esta práctica no sea representativa de una situación real, el hecho de lograr que se conozca un extintor, como funciona y operarlo físicamente, es un avance sin igual, como también poder conocerse su reacción frente al evento. Me recuerdo que incluso en el apagado de los tambores simultáneos, por la alta temperatura que se generaba, los capacitándos, no nos acercábamos lo suficiente al fuego, por lo que nuestra acción era infructuosa, entonces éramos empujados por la espalda hacia el fuego para que fuera efectivo nuestro abanico.
Por otra parte, esta acción real, nos daba la experiencia de analizarnos y que evidentemente nos hacía mejorarnos en nuestra acción contra el fuego, que comprobábamos en ensayos posteriores, que siempre se mantenía periódicamente para encontrarnos en forma y no volver a la nulidad con que empezamos. Es muy propio encontrar colegas que ni siquiera conocen un extintor, que no saben cómo usarlo, ni menos cual compuesto de sofocamiento utilizar de acuerdo a la naturaleza del fuego. Si bien estoy de acuerdo que estas prácticas no son lo más realista, pero no debemos dejar de reconocer, que al menos lo básico de conocer y manejar, es un gran paso, antes de transformarse en especialistas, pues los eventos se pueden dar en la oficina, taller, etc., por lo que una primera acción, puede cambiar el curso de un desenlace, que puede ser muy grave.
Edgardo Figueroa L.
Qco. Lab. e Ing. Ej. Indust.
Representante Técnico-Comercial
Sustancias peligrosas, almacenamiento-distribución
www.ECOLOG.cl

GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.