Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Miércoles 28 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $972,33         •         UF=$34.230,99         •         UTM=$58.772

Higiene industrial en talleres de automóviles

La higiene industrial tiene por objetivo principal la prevención y control de los riesgos de enfermedades profesionales. En este artículo, revisaremos cómo se aplica esta técnica en los talleres de automóviles.

En los talleres de automóviles, la implementación de medidas de higiene industrial conlleva variados beneficios. Sin embargo, debemos recordar que, en la práctica, la implementación de esta disciplina se desarrolla en tres etapas: identificación, evaluación y control de los riesgos.


Etapa 1: Identificación y caracterización de los riesgos

Los principales riesgos corresponden a la exposición a agentes químicos y ruido, asociados al uso de herramientas y realización de tareas de soldadura y pintado.

Agentes Químicos en Soldadura: En la tarea de soldadura se generan humos y gases en concentraciones y composiciones químicas que dependen principalmente del tipo de soldadura, metal de base y su recubrimiento, metal de aporte y protección utilizada. Los contaminantes de mayor riesgo son los siguientes:

Cromo: Al soldar aceros aleados al cromo, como los aceros inoxidables, se forma cromo trivalente y hexavalente mediante oxidación. Ambas formas irritan las membranas, causan fiebre metálica y afectan las vías respiratorias y los pulmones. El cromo hexavalente puede producir cáncer.

Níquel: Se presenta principalmente en los humos al soldar aceros inoxidables y su óxido puede causar cáncer nasal y de pulmón.

Plomo: Se puede encontrar en los humos de soldadura de chapas con ciertos tratamientos superficiales y oxicorte de chatarra. El plomo produce daños en el sistema nervioso central, sistema circulatorio, riñones, cerebro y músculos.

Manganeso (Mn): El manganeso forma parte del acero base y de algunos electrodos. Puede dañar los pulmones, riñones, hígado y sistema nervioso central.

Agentes Químicos en Pintado: A continuación se presentan los principales agentes de riesgo que se encuentran en la tarea de pintado:

Aguarrás: La exposición a concentraciones altas puede causar irritación de ojos y depresión del sistema nervioso central.

Metil Etil Cetona: Es irritante de los ojos y el tracto respiratorio. Puede producir efectos adversos en el sistema nervioso central y periférico.

Tolueno: La exposición a vapores de tolueno puede afectar el sistema nervioso central con síntomas como náuseas, mareo y dolor de cabeza, a los cuales puede seguir pérdida de conciencia.

Xileno: Es un irritante de los ojos y tracto respiratorio superior. También puede causar dolor de cabeza, fatiga, laxitud, irritabilidad y disturbios gastrointestinales, como náuseas, anorexia y flatulencia.

Diisocianato de Difenilmetano (MDI): Se utiliza como solvente en pinturas en base a poliuretano. Puede causar baja en función pulmonar y posible sensibilización de tracto respiratorio (por analogía con TDI).

Exposición a Ruido: En general, la exposición a ruido en un taller está asociada al uso de herramientas en tareas de reparación y montaje. Las alteraciones auditivas pueden ser temporales, como fatiga auditiva, o permanentes, como hipoacusia o sordera, dependiendo de la intensidad y espectro de frecuencias del ruido y duración de la exposición. Entre las herramientas con mayores niveles de emisión se encuentran los esmeriles angulares, lijadoras, pistolas para pintar y sierras neumáticas.


Etapa 2: Evaluación de los Riesgos

Se realiza comparando las concentraciones de contaminantes o niveles de ruido a las cuales se exponen los trabajadores con los límites permisibles que establece el Decreto Supremo N° 594/1999. La Tabla presenta los límites permisibles de algunos de los principales agentes químicos que se encuentran en las pinturas.

Por su parte, para el ruido debe considerarse como máximo un nivel de presión sonora continuo equivalente a 85 dB(A) lento para una jornada de 8 horas diarias.


Etapa 3: Prevención y Control

Algunas medidas generales para prevenir la sobreexposición de los trabajadores, tanto a agentes químicos como a ruido, son:

Informar a los trabajadores sobre los riesgos que involucran sus tareas, las medidas preventivas y los métodos de trabajo correctos.

Establecer procedimientos de trabajo escritos, para las tareas de pintado, soldadura y cualquiera que signifique la exposición del trabajador a un peligro.


Algunas medidas específicas

Agentes químicos en pintado: Lo más recomendable son las cámaras de flujo descendente que también se pueden utilizar como hornos. Para partes y piezas, son más indicadas las cabinas de flujo horizontal. Además, se debe contar con un programa de mantención de las cámaras y cabinas. Los envases de pinturas y diluyentes se deben mantener con sus tapas puestas. Los derrames de pintura o diluyente se deben recoger de inmediato y los guaipes y materiales contaminados deben ser guardados en un recipiente hermético.

Agentes químicos en soldadura: Se deben utilizar equipos de extracción localizada para captar los humos y gases en su punto de generación evitando que se dispersen por el ambiente de trabajo. El soldador debe lavarse regularmente las manos y terminada la jornada de trabajo se debe duchar.

Ruido en pintado: Ubicar el compresor lo más alejado posible de la cámara o cabina y si fuera necesario separado por un encerramiento acústico que minimice la transmisión del ruido. No limpiar con aire comprimido las piezas a pintar. Si fuera imperativo hacerlo, se debe utilizar una boquilla silenciadora para la pistola.

En caso de no ser factible disminuir las concentraciones de contaminantes o el ruido a niveles aceptables, se debe utilizar equipos de protección personal, seleccionados de acuerdo a las guías que entrega el Instituto de Salud Pública de Chile.

Nota: Un mayor detalle de la información entregada en este artículo se puede encontrar en el manual “Higiene Industrial para Talleres de Automóviles”, Asociación Chilena de Seguridad, 2016.

Tabla: Límites permisibles según el DS 594

Artículo gentileza de Rómulo Zúñiga Rojas, Higienista Ocupacional en ACHS.
Noviembre 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.