Inicio
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter
top2.jpg (395 bytes)
Jueves 29 de Septiembre de 2022         •         Dólar= $963,88         •         UF=$34.244,61         •         UTM=$58.772

Nils Lundkvist, especialista sueco en sistemas de recolección y tratamiento de residuos:
“Es muy importante definir claramente quién tiene la responsabilidad de los residuos”

Hace ya varias décadas, Suecia entendió el valor de la basura y ha organizado un eficiente sistema para su recolección y tratamiento, que los ha transformado en líderes mundiales en la materia. Para conocer más sobre este modelo, entrevistamos a Nils Lundkvist, Gerente General de SCAVI KB, consultora especializada en este tema y que colabora con SIGA Ingeniería, en el marco del seminario organizado por esta última, “Implementación de la Ley REP: Lecciones aprendidas de la experiencia Sueca”, realizado el 13 de septiembre pasado.
Nils Lundkvist.

¿Cómo funciona el modelo “sueco” de responsabilidad del productor?
En Suecia se ha instaurado hace ya varios años un modelo para gestionar de manera eficiente los residuos. Entre sus conceptos base, se encuentra la Responsabilidad del Productor, que indica que las empresas fabricantes, importadoras y comercializadoras son responsables por el desecho del material de los envases y embalajes de sus productos (y en algunos casos, del producto mismo). Para facilitar la gestión de las actividades de recolección de desechos y disposición de los mismos, el sector empresarial e industrial sueco se unió en asociaciones creadas especialmente para velar por la correcta recolección y tratamiento de materiales o productos específicos, como papel, envases y embalaje, equipos y basura electrónica, neumáticos, automóviles, baterías, y productos farmacéuticos. La mayoría de ellas se encuentra bajo una organización de servicios (Förpackningsoch Tidningsinsamlingen AB, FTI), para coordinar el trabajo de las asociaciones miembro.

En la actualidad, casi 10 mil empresas están afiliadas a FTI, representando casi todo el packaging en el mercado sueco, y todas ellas pagan una tarifa relacionada a la cantidad de packaging generado por sus operaciones.


¿Cuándo se inicia esta preocupación por el reciclaje del packaging?
Durante la Crisis del Petróleo en la década del ‘70, vimos que la basura es un recurso que podíamos usar, en ese momento, para generar energía. Posteriormente, reconocimos que en el flujo de residuos existían otros materiales que tenían valor (en ese entonces, vidrio y diarios), y comenzamos a debatir sobre la mejor manera para manejar estos residuos, lo que derivó en la aprobación de la ley de responsabilidad del productor.

¿Qué tan necesaria es la asociación entre empresas para el éxito del modelo?
No diría que son absolutamente necesarias, pero estas organizaciones de empresas productoras han sido muy conveniente para Suecia, y claro, pueden serlo para Chile, si deciden hacerlo en una forma similar. Obviamente, no se trata de hacer un “copy-paste”, sino que se debe hacer de acuerdo a su propia cultura. Cuando se debatió este tema en Suecia, los productores comenzaron a analizar ellos mismos cómo manejar los residuos, pues reconocieron que -como fabricantes o importadores- eran los más aptos para determinar la forma para hacerse cargo de estos desechos. Además, reconocieron que no se podía implementar un sistema distinto para cada productor, comuna o ciudad, sino que se requería asociarse para hacerlo de forma conveniente para todos los actores.

¿Es un sistema sin fines de lucro?
Bueno, FTI y las asociaciones afiliadas son organizaciones sin fines de lucro que gestionan el sistema, pero las compañías que ofrecen los servicios de recolección y tratamiento de los residuos, sí lucran con sus servicios, compitiendo en licitaciones para hacerse cargo de los distintos servicios. De este modo, es un sistema neutral y transparente para todos los afiliados.

¿Cómo definiría el rol del Estado en este modelo?
Creo que es muy importante definir claramente quién tiene la responsabilidad. En Suecia, al aprobar la ley de responsabilidad del productor, definimos claramente que los fabricantes, importadores y comercializadores de ciertos productos deben hacerse cargo de la recolección y reciclado de determinados materiales. Entonces, el Estado o las municipalidades, no tienen que involucrarse. Siento que si se “mezclan” demasiado las atribuciones del Estado con las de los productores, estos últimos pueden desligarse de su responsabilidad.

¿Fue beneficioso para los productores hacerse responsables por los residuos?
Los productores deben tomar la responsabilidad que se les está asignando. De lo contrario, el Estado será quien ordene y gestione el sistema, imponiendo sus criterios. Eso pasó en Suecia, y no fue muy bien aceptado por los productores.

¿Qué hace falta en Chile para implementar un modelo similar al sueco?
Bueno, ya tienen la ley de Responsabilidad Extendida del Productor, y el Ministerio de Medio Ambiente ya ha avanzado, en alguna medida, respecto de las definiciones, pero hace falta acordar otros factores, como metas y calendarios. Diría que el ministerio necesita más tiempo para tener toda la normativa correspondiente y adecuada para las características de Chile. En este sentido, los productores también tienen trabajo por desarrollar, para ordenar el sistema de recolección y tratamiento de productos.

Además, se debe establecer un plazo para el cumplimiento de las metas (unos cinco años), tras el cual debe haber un tiempo para evaluar la operación del sistema y hacer los ajustes necesarios. De lo contrario, nunca se evaluaría el sistema en relación a las metas propuestas.

Octubre 2016
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 201
8 Editora Microbyte Ltda.