Lunes 18 de Octubre de 2021       •      Dólar= $816,97      •      UF=$30.228,94       •      UTM=$52.631

Pedro Vidal Matamala, Coordinador Nacional de Sistemas Inteligentes de Transportes (SIT-UOCT):
“Nuestro norte es la automatización de la gestión del tránsito basada en datos”

Como parte de un proceso de mejora continua orientada a integrar nuevas tecnologías de automatización para optimizar la gestión de tránsito y la movilidad, la Coordinación de Sistemas Inteligentes de Transporte desarrolla un piloto de monitoreo automático de tránsito con cámaras, utilizando conexión inalámbrica 5G e Inteligencia Artificial, una prometedora iniciativa que abre un sinfín de posibilidades de aplicación.
Pedro Vidal Matamala.

¿Cuál es la génesis de este proyecto?
Primero, debemos contextualizar que, en el ámbito de la gestión del tránsito, abarcamos la infraestructura y su planificación para el transporte, es decir, su operación y la gestión para sacar el máximo provecho e ir resolviendo los problemas de movilidad. En síntesis, debemos lograr mejores usos de la infraestructura y de los servicios que la ciudad provee a los distintos ciudadanos en el ámbito de movilidad.

En este sentido, las tecnologías amplían las herramientas y “músculos” para hacer la gestión. Constantemente en la Unidad Operativa de Control de Tránsito (UOCT), y en el programa de Sistemas Inteligentes de Transporte (SIT), estamos haciendo prospecciones y pruebas de las diferentes tecnologías que están desarrollándose para ver cómo surgen nuevas oportunidades y herramientas. En este sentido, las telecomunicaciones son infraestructura y servicios habilitantes, porque finalmente si quieres conocer información de la ciudad para poder intervenirla u optimizar ciertos aspectos, estas son herramientas claves.

Por ejemplo, cuando se instala un semáforo o dispositivo en la ciudad, es necesario conectarlo para saber en qué estado se encuentra y poder realizar modificaciones en la operación. Usualmente siempre estaba la lógica de instalar un enlace por cable, pero a partir del surgimiento de la transmisión de datos vía 3G o 4G, siempre nos preguntamos cómo podríamos hacer uso de esta para la conexión con semáforos. El año pasado hicimos varias pruebas al respecto con 3G y 4G; logramos consolidar esa tecnología y adoptarla para instalar semáforos, permitiéndonos menores tiempos en la conexión de un dispositivo en la ciudad, ya que antes con un enlace por cable o contrato con un proveedor era un proceso más lento, pues había que evaluar cotizaciones, factibilidad de instalación, etc.

La tecnología móvil ha significado un avance en eficiencia...
Con la transmisión de datos segura a través de los celulares, solo necesitamos comprar un servicio de telefonía móvil y la habilitación se demora muy poco, dotando de una agilidad impresionante. Sin embargo, la tecnología 3G/4G no nos permite transmitir grandes cantidades de información, porque además de los semáforos, también tenemos cámaras de video de monitoreo de tránsito. Es ahí donde la promesa de 5G, de ser más robusto, de tener más ancho de banda y mejores prestaciones de telecomunicaciones, resulta altamente interesante.

Por ejemplo, si pensamos en una cámara, que está conectada vía fibra óptica, no es tan fácil, a veces, llegar a todos los puntos para poder concretar nuestra capacidad de monitoreo, en tanto, con 5G podríamos tener acceso a video de alta calidad. Eso nos da la posibilidad de empezar a apuntar a tecnologías más avanzadas, como Inteligencia Artificial, que permiten hacer uso de la imagen y analizar los datos.

¿Quiénes participan en este proyecto?
Es una iniciativa liderada por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, a través de la Coordinación del SIT, y desarrollada desde diciembre pasado con la colaboración de Entel y Xompass. Lo que se hizo fue la implementación de dos puntos de cámaras de monitoreo de tránsito soportados en una red de comunicaciones de Quinta Generación o 5G, localizados en una zona habilitada con clúster 5G experimental en la comuna de Las Condes.

En ese sector “iluminado”, estamos probando nuestras tecnologías para usar 5G. Una vez que la licitación de esta tecnología ya sea completamente adjudicada, las distintas empresas de telecomunicaciones podrán desplegarla en los diferentes territorios. En este sentido, nos estamos adelantando al despliegue nacional con el objetivo de poder hacer un buen uso, porque la adopción tecnológica implica también cambiar los procesos internos e incluso modelos de negocios. De esta forma estamos verificando que efectivamente las prestaciones que promete sean ciertas y cómo en la gestión del tránsito vamos facilitando esa adopción e integración.

¿Qué usos permitirá esta iniciativa?
Lo primero es que tenemos la posibilidad de conectar distintos dispositivos que están instalados en terreno, semáforos, cámaras, letreros de mensajería variable, y sensores que miden flujos vehiculares o tiempos de viaje, las principales herramientas que usamos para nuestra gestión y operación de tránsito. Los anchos de banda de 5G nos dan la posibilidad, además, de explorar estrategias o metodologías inteligentes, para algo que hace tiempo queremos desarrollar y que tiene que ver con avanzar hacia un modelo de automatización de la gestión del tránsito, pero basada en datos.

Justamente para poder construir esta automatización, debemos ir migrando esta capacidad que tenemos de percibir el monitoreo del tránsito y sus problemáticas, a una lógica más de datos que nos permita automatizar, y en función de ciertas variables condicionales que se pueden aplicar a esta data, activar o desactivar distintas herramientas semafóricas o de gestión de tránsito. Por ejemplo, usar video analítica en tiempo real e IA para la detección automática de incidentes y otros factores de tránsito.

¿Eso abre nuevas posibilidades?
Sin duda, nos abre una posibilidad cierta importante. El 5G podría permitir la comunicación entre vehículos, lo que generaría un cambio de modelo de sistema de transporte impresionante, porque si logramos que los vehículos conversen entre sí, se abre un campo aún no explotado y muy interesante, sobre todo en eficiencia y seguridad; por ejemplo, se puede lograr que los vehículos mantengan la distancia y evitar choques.

Por otra parte, la comunicación entre el vehículo y la infraestructura, que es otra componente de este avance, nos permitiría, por ejemplo, saber antes de llegar a la esquina si el semáforo estará en verde o qué dice el cartel de señalización variable. 5G habilita la comunicación entre la infraestructura y los vehículos, que puede ser el transporte público, los camiones, las bicicletas, etc., es un mundo de posibilidades. Y es que la infraestructura de telecomunicaciones es un habilitante para la modernización y automatización de la movilidad.

También podríamos tener conexión directa entre los vehículos y los centros de control a través de sistemas de información para que la gente sepa qué está pasando en su entorno. La cantidad de posibilidades que se genera es sorprendente, y los proveedores tecnológicos lo saben, entonces hay que explorar y ver hasta dónde podemos llegar con las tecnologías, cuáles son las prioridades y qué podemos lograr, además de cómo tomar este potencial e introducirlo en los procesos internos que desarrollamos dentro del Ministerio de Transporte en el ámbito de gestión de tráfico. Por eso es importante hacer estos proyectos pilotos: explorar a un cierto nivel para ver cómo podemos escalar.

¿Existe la experiencia de otros países a quienes observar y seguir?
A nivel latinoamericano no hemos sabido de experiencias concretas de 5G en el ámbito de la movilidad. En México están haciendo unas primeras exploraciones, pero hay que indicar que el impacto mayor de 5G estará en los procesos de back-office o productivos, y los usuarios lo percibirán, pero solo de manera “transparente”, es decir, con mayor velocidad y nuevas o mejores prestaciones, pero para quienes bridamos los servicios o generamos productos, sin duda, es un valor enorme que explorar.

¿Cuáles serán los beneficios tangibles?
Siempre hablamos de tres aspectos relevantes que nos permite la adopción tecnológica. Lo primero tiene que ver con la reducción de costos: efectivamente instalar un enlace basado en telefonía móvil es mucho menos costoso que uno cableado; por otro lado, nos permite generar nuevos productos y servicios y subir el nivel de estos; y tercero, las tecnologías también desafían los modelos de negocios y nos ofrecen la posibilidad de explorar nuevos modelos. Eso puede ser interesante porque, en la medida en que nuestros proyectos sean financieramente factibles, se acelera la adopción tecnológica. Es importante seguir explorando y nuestro norte hoy es la automatización de la gestión del tránsito basada en datos.

¿En qué nivel están hoy en la gestión de tránsito?
Hoy la gestión de tránsito se hace de forma análoga: hay un conjunto de operadores en los centros de control que monitorean imágenes y cámaras, buscando problemáticas de congestión o incidentes y van generando diferentes acciones o correcciones en función de lo que van detectando, así como gatillando coordinaciones con Carabineros, transporte o concesión urbana. Esa componente de detección de incidencias podría ser completamente automatizable. Esto en autopistas ya se hace, pero es distinto el monitoreo de una carretera al de una calle en zonas urbanas, que es mucho más compleja en incidencias, por lo que no se puede usar ni la misma tecnología ni la misma algorítmica.

El piloto con 5G permitirá evolucionar y facilitar la instalación y operación de sistemas de monitoreo, detección y actuación, que son de alta exigencia para las redes de datos. La información entregada por la video analítica tiene el potencial para que podamos determinar patrones de comportamiento, y así mejorar la planificación, control y toma de decisiones operacionales.

5G e IA marcarán tendencia en gestión de tránsito vehicular...
Los países que trabajamos en el tema de Intelligence Transport Systems, siempre hemos tenido conciencia de que las telecomunicaciones son un elemento tecnológico habilitante, incluso gran parte de los costos operacionales de estos centros de control e implementaciones tecnológicas tienen que ver con las telecomunicaciones. El uso de 5G e IA nos facilitará mucho la forma y estrategia que podemos desplegar en los territorios y es una invitación para explorar nuevos modelos de negocio, se abren posibilidades hacia el ecosistema de innovación y emprendimiento, que les permita generar soluciones a otra escala y nivel.

Junio 2021
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Cubriendo las necesidades del cliente esté donde esté
INDUSTRIA TI: ¿Cuáles serán las tendencias y retos 2021?
LA TRANSFORMACIÓN DE LOS PROVEEDORES DE TI: El nuevo perfil de los integradores
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.