Sábado 19 de Septiembre de 2020       •      Dólar= $763,24      •      UF=$28.697,33       •      UTM=$50.322

5G
De la oportunidad a la realidad
Por Federico Leighton, Socio de PwC Strategy& / federico.leighton@pwc.com
Para navegar en la revolución de 5G en forma exitosa, las empresas deben asegurar una visión clara de los servicios y las experiencias que los consumidores e industrias exigirán, con estrategias y modelos de negocios coherentes.

5G se ha posicionado como un salto cuántico en tecnología de comunicaciones móviles, listo para suceder y complementar a 4G. Esta nueva “revolución tecnológica” ofrece mejoras exponenciales en sus funcionalidades, como velocidades 100 veces mayores, capacidad 1.000 veces mayor y hasta 50 veces menor latencia (probablemente su característica más relevante).

Estas mejoras generan innumerables oportunidades y expectativas. El resultado de 5G será redes móviles que ofrecerán una capacidad y confiabilidad cuantitativamente más altas, velocidades de respuesta sustancialmente menores, un uso reducido de energía y una conectividad masiva para dispositivos, tanto de interfaz humana como entre dispositivos (Internet of Things o IoT, en inglés).

5G ofrecerá a los operadores de telecomunicaciones grandes oportunidades, pero al mismo tiempo, la implementación de esta tecnología implica al menos dos grandes desafíos: i) el alto nivel de inversión necesario para su despliegue, que puede llegar hasta 10 veces el equivalente de 4G, considerando la mayor densidad requerida de la red de antenas y mayor capacidad de fibra óptica, además del recambio de equipos; y ii) la necesidad de desarrollar nuevos modelos de negocio que permitan monetizar esta tecnología, particularmente tomando en cuenta que los consumidores no están dispuestos a pagar el mayor costo de 5G estimado en hasta US$10 por usuario/mes. Asimismo, se espera que los beneficios reales de 5G tarden entre cinco y diez años en concretarse, al igual que los marcos regulatorios y competitivos que deben adecuarse a esta nueva tecnología.


Tres dimensiones

4G trajo una revolución en la adopción de servicios de datos, pero los operadores tuvieron dificultades en generar ingresos adicionales para cubrir las inversiones. Por mucho que los beneficios ofrecidos por 5G, como vehículos autónomos, cirugía remota, y mejoras inimaginables en aplicaciones de Inteligencia Artificial (IA) o Realidad Virtual (RV), son significativos, a los operadores les preocupa repetir la historia de 4G, por lo que deben considerar al menos tres dimensiones:

1) Desarrollar nuevas fuentes de ingreso y modelos de negocio. 5G ofrecerá al menos tres casos de uso que permitirán competir en nuevos mercados.

a. Mayor acceso a banda ancha móvil y fija, cerrando la brecha con servicios por cable o fibra a un menor costo.

b. Banda ancha móvil y fija “extrema”, entregando desde mejoras de servicio a los hogares, como streaming de video más rápido y mejores experiencias en juegos virtuales y RV, hasta conexiones de alta velocidad y baja latencia para servicios como cirugía remota o minería automatizada, especialmente relevantes en Chile, o vehículos autó- nomos y otros servicios esperados.

c. La comunicación masiva entre máquinas, la alta escalabilidad (número de conexiones posibles) y el bajo consumo de energía requerido para conectar máquinas entre sí por IoT, permitirá desarrollar múltiples aplicaciones como automatización de plantas industriales, mantenimiento predictivo y remoto, y gestión de redes eléctricas inteligentes, requiriendo a la vez medidores inteligentes (lamentablemente mal posicionados en nuestro país), gestión mejorada de tráfico y servicios integrados para hogares conectados.

d. Adicionalmente, la posibilidad de segmentación de la red (“slicing”) de 5G permitirá a los operadores ofrecer servicios diferenciados según los requerimientos, logrando mayores eficiencias en su servicio y costo, mejorando los problemas de saturación de 4G, pero sobre todo, desarrollando servicios específicos para verticales de industria, robótica y Realidad Aumentada (RA), como lo están haciendo hoy Japón y Corea.


2) Reducir y optimizar costos. La mayor velocidad y capacidad se traducirán en un menor costo unitario por gigabyte de data trasportado, lo que brinda oportunidades de ahorro a los operadores. Complementariamente, las mejores funcionalidades de 5G permitirán a los operadores nuevas oportunidades y conceptos de ahorros como simplificación operacional, automatizaciones y redes auto-organizadas/operadas (SON, en inglés) a gran escala.


3) Mejorar la experiencia del cliente. Las mejoras funcionales de 5G y capacidad de segmentación de la red permitirán entregar una mejor experiencia en una serie de casos como videollamadas, streaming y videojuegos, no solo mejorando el servicio actual, sino generando nuevas demandas que sustenten su despliegue.


Las opciones

Las oportunidades son muchas. ¿Cómo asegurar que nuestro país mantenga su liderazgo regional en esta materia y cerremos la brecha con los países de la OCDE y más avanzados? El Gobierno lanzó una consulta pública al respecto, buscando resolver los temas técnicos de esta tecnología y cómo alinear los diferentes actores que deben materializar esta oportunidad. En este contexto, surgen alternativas de estrategias para que los operadores traduzcan sus inversiones en ingresos y “monetizar” 5G. Lograr esto requiere un cambio de paradigma, pasando de relaciones independientes Operador-Cliente y Cliente-Proveedor OTT (Over-The-Top o servicios de libre transmisión) a modelos integrados donde operadores se asocian con proveedores de servicios, generando soluciones de mayor valor para sus clientes junto a modelos de cobro o pricing coherentes (conocidos como B2B2X). En esta línea, existen al menos tres opciones principales para los operadores:

1) Proveedor de conectividad – B2B o B2C liderado por operador: El operador extrapola su modelo de pricing y paquetes de 4G e incorpora nuevos elementos e innovación. Para implementar dicho modelo, podría ofrecer diferentes velocidades y calidad de servicio, adecuando los precios según necesidades y presupuesto del cliente.

2) Habilitador de soluciones – B2B2X liderado por tercero: Un “tercero” (proveedor de nube o de streaming) comercializa una oferta combinada a sus clientes, recibiendo ingresos a través de un pago directo u otro modelo de monetización. Al mismo tiempo, el tercero remunera al operador por el uso de la red y la funcionalidad variable en la forma de un cargo de red o una participación en los ingresos.

3) Creador de soluciones – B2B2X liderado por operador: El operador crea nuevas propuestas digitales agrupando productos y servicios de terceros con su conectividad central y comercializa los paquetes directamente a sus propios clientes. Las empresas de telecomunicaciones podrían utilizar este enfoque para crear soluciones integradas verticalmente que combinen ofertas de terceros, como servicios y equipos AR/VR, con acceso a sus redes 5G.


Consideraciones claves

Definir qué modelo adoptar requiere evaluar consideraciones internas y externas en profundidad. No obstante, hay ciertos elementos claves que los operadores deben abordar con rigor y coherencia. Primero, tener la red 5G correcta. Esto significa garantizar un espectro suficiente, introducir automatización y simplificación para optimizar la operación e implementar un nivel eficiente de densificación. Esto incluye, además, compartir la red entre distintos operadores, permitiendo reducir costos y acelerar el despliegue.Segundo, desarrollar innovación comercial, que implica la habilidad de crear o habilitar nuevos servicios, modelos de pricing y asociaciones comerciales que refuercen la oferta; por ejemplo, proveer servicios de conexión en días u horas en vez de semanas o meses. Tercero, abordar la industria verticalmente, desarrollando la capacidad de hacer prototipos de casos de uso vertical de 5G y demostrar sus beneficios, incluyendo, por ejemplo, mejoras en la gestión de ventas y entrega de producto o soluciones para la minería, particularmente en sitios remotos. Por último, será clave la capacidad de generar una cultura de colaboración masiva, teniendo la habilidad para forjar asociaciones con OEMs, OTTs y proveedores de contenido. Esto significa crear en conjunto paquetes o soluciones más relevantes para los distintos segmentos de clientes y modelos de comercialización y servicio que aseguren su éxito.

En PwC Strategy& creemos que la hoja de ruta para ser exitosos en 5G está suficientemente clara. Para navegar en esta “revolución”, las empresas deben asegurar una visión clara de los servicios y las experiencias que los consumidores, industrias y servicios públicos demandarán, y formular sus estrategias y modelos de negocios coherentemente. Complementariamente, es fundamental asegurar que las capacidades claves requeridas estén alineadas con el modelo escogido para enfrentar 5G.

Quienes aborden estos desafíos de manera rigurosa y temprana, tendrán una gran ventaja para enfrentar la “nueva revolución” de comunicaciones.

Marzo 2020
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
LA TRANSFORMACIÓN DE LOS PROVEEDORES DE TI: El nuevo perfil de los integradores
OMNICANALIDAD: La revolución de los canales
SERVICIOS GESTIONADOS DE TI: Del “fierro” al “corazón” del negocio
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.