Martes 21 de Mayo de 2019       •      Dólar= $696,90      •      UF=$27.735,73       •      UTM=$48.353

Reflexiones de Meng Wanzhou,
CFO de Huawei, tras su detención en Canadá

Luego de ser liberada, la Directora General de Finanzas de Huawei e hija del fundador de la compañía, se refirió en su diario de vida a la carta recibida de una persona desde Tokio, titulada “Hay buena fe en el mundo del ser humano”.

“Anoche, una carta de un ciudadano japonés compartiendo en mi ‘Wechat Moments’ se ha convertido en un enfoque de atención, lo cual de verdad me hizo sentir conmovida. Como la frase citada innumerables veces dice, hay buena fe en el mundo del ser humano, solo cuando me encontré en peligro, me he dado cuenta de que me amaban tantos desconocidos. El día de ser liberada bajo fianza, mientras yo esperaba en el tribunal para cumplir con las formalidades, mi abogado charló conmigo y dijo que muchos desconocidos habían llamado a la agencia de abogados ofreciéndose a usar sus propias propiedades para cubrir la fianza, a pesar de que no me conocían, ni siquiera me habían escuchado, pero sí conocen a Huawei y reconocen a Huawei, así que están dispuestos a apoyarme. Mi abogado dijo que en sus cuarenta años de carrera profesional nunca había visto algo como esto, que estuvieran dispuestos a garantizar a una desconocida de tal manera. Con las palabras del abogado, no pude evitar estallar en lágrimas, no por mí misma, sino por tantas personas que querrían creer y confiar en mí”.

“En el momento del terremoto de Fukushima en Japón, me encontraba en la sede de IBM en los Estados Unidos, en la participación de un taller de una semana, llevándose a cabo una ronda final de comunicación detallada con expertos senior en finanzas de IBM con respecto a si deberían iniciar el cambio de IFS y el alcance del mismo”.

“En aquel entonces, la compañía acababa de decidir recurrir a todos los planes de emergencia a cargo de finanzas y economía, incluida la guerra, la plaga, la convulsión y el terremoto, etc. Los equipos de finanzas y negocios fueron requeridos para elaborar planes de emergencia en varios escenarios y organizaron ensayos en días normales para que cuando ocurra un desastre, el plan pueda iniciarse rápidamente y los departamentos de la empresa puedan ensamblar y responder rápidamente de acuerdo con el diseño del plan. Como en aquel entonces no podía irme de los Estados Unidos, pidieron a la Sra. Sun que fuera sola a Japón”.

“Después de regresar de los Estados Unidos, organicé a los colegas financieros para compartir y discutir lo aprendido de nuestro taller y luego de llegar a un consenso básico sobre el pensamiento de la reforma financiera que podría comunicarse con IBM, compré un boleto aéreo a Tokio para ir a la oficina de Japón a reunirme con los colegas, en discusión sobre el arreglo de trabajo de la reconstrucción posterior al desastre, incluida la reparación urgente de la red de clientes y nuestra propia operación diaria. Como se había establecido el equipo de trabajo de emergencia en la compañía y la señora Sun acababa de regresar de Japón antes de mi viaje, ya no había más que hacer por mi parte, solamente reorganicé el trabajo de las dos semanas posteriores al terremoto junto con la oficina de Japón, así como verificamos el orden del trabajo entre todos, y yo misma también tomé muchas notas”.

“El terremoto en Japón fue la primera vez que el departamento financiero de la empresa participó en el diseño y la implementación del plan de crisis. Aunque algunas partes de nuestros procesos encontraron obstáculos de un tipo u otro en la colaboración durante la reconstrucción después del terremoto en Japón, nos ayudaron a acumular experiencia muy valiosa. Unos años después, en el terremoto de Nepal, nuestro plan de crisis pudo respaldar plenamente el trabajo de reconstrucción posterior al desastre de manera oportuna, lo cual fue altamente elogiado por los clientes nepaleses”.

“Rara vez menciono esta experiencia, y no tengo nada de qué estar orgullosa. Es solo mi trabajo. Como dicen, ‘las personas buenas serán recompensadas por lo que hacen’. Pero no se me ocurrió que ocho años después, esta recompensa vendría en la forma de una carta escrita por un japonés ordinario, que llenó mi corazón de inmenso orgullo y comodidad. Orgullosa porque abordé el vuelo a Japón bajo una incertidumbre. Soy valiente no porque no tenga miedo, sino por el corazón y la fe. Me siento aliviada porque el trabajo arduo siempre vale la pena”.

Enero 2019
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
SOLUCIONES MÓVILES: Los retos en la transformación digital de las empresas
CLOUD COMPUTING: ¿Es la nube la respuesta a las actuales necesidades de las empresas?
SOLUCIONES DE IMPRESIÓN CORPORATIVA: De la página impresa a los procesos de negocios
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.