Miércoles 22 de Mayo de 2019       •      Dólar= $697,77      •      UF=$27.738,41       •      UTM=$48.353

Guillermo Carey, Presidente de AmCham Chile - CEIA:
“Para promover la IA es necesario potenciar nuevos talentos, modelos de negocios y marcos regulatorios”

La Inteligencia Artificial hoy está revolucionando la gestión en salud, el mundo financiero y, en especial, la optimización de servicios y recursos. Según cifras de Accenture, podría agregar a nuestro país US$63.000 millones al año 2035. Para AmCham, se trata de uno de los grandes cambios sociales, culturales y humanos del siglo XXI, y Chile no puede quedar ajeno a su impacto, pudiendo ser protagonista en esta materia.
Guillermo Carey.

¿Cuáles son los mitos y verdades en torno a la Inteligencia Artificial?
Uno de los mitos es la creación de una conciencia igual a la humana. Nos falta mucho camino por recorrer en torno a dicha posibilidad, ya que todavía tenemos que comprender la neurociencia detrás de nuestra conciencia; estamos recién en los primeros pasos.

Otro mito es que la IA destruirá diversos trabajos. Este pensamiento es totalmente contrario a su esencia, ya que a través de esta se crearán nuevas oportunidades y trabajos. Muchos negocios se abrirán hacia otras posibilidades. Se crearán puestos de trabajo más complejos que privilegiarán la creatividad, la innovación y las grandes transformaciones. Hace algunas décadas no existían los community managers, y hoy son esenciales para el desarrollo comunicacional de las empresas.

Otro mito es que la Inteligencia Artificial podría desbocarse en cuanto a los avances. Esto no es real porque es parte de un proceso. El concepto de IA nació hace más de medio siglo. Es cierto que somos testigos de nuevos avances, sin embargo, todo se sustenta en un proceso de adaptación de todos. Siendo más concreto, el futuro que imaginó Julio Verne o H. G. Wells no sucedió en un año o cinco; todo es parte de la evolución del ser humano y va de la mano de sus necesidades también. Y en algún momento será relevante tener una discusión profunda sobre el impacto de la “Inteligencia Artificial general” en sus ámbitos éticos, propietarios y políticos, por las consecuencias que podría tener en el orden mundial.

¿Cómo ven el desarrollo de la IA en el país?
En relación a Latinoamérica, estamos a la vanguardia en Inteligencia Artificial. Pertenecemos a la OCDE y, porque seguimos las métricas, continuamente nos estamos comparando con países más desarrollados. También tenemos una agenda como país digital que se relaciona con nuestros procesos de transformación en torno a la nueva época global. Chile está en una posición privilegiada en esta materia, sobre todo, al considerar que empresas como IBM, Microsoft, Amazon y Google, están presentes. Son organizaciones que lideran el desarrollo y la discusión a nivel mundial en IA, a la vez que ven en Chile una plataforma interesante.

Hoy las personas se están dando cuenta de la relevancia de IA, le están tomando el peso a partir de aplicaciones vinculadas al transporte y a otras áreas. Esta adopcion es parte de un proceso.

¿Cómo se complementa Inteligencia Artificial con Internet de las Cosas?
Están muy conectadas entre sí. La conectividad entre la Internet de las Cosas (IoT), el Big Data y la Inteligencia Artificial es evidente. El Big Data se debe entender como un tremendo repositorio de datos, escalable de manera global.

La Internet de las Cosas implica tener información del mundo físico, millones de datos que ocurren en cada segundo. Sin embargo, solo tener datos no sirve mucho. La clave está en que estos nos hagan sentido y la Inteligencia Artificial puede detectar patrones, es decir, desarrollar conocimiento en torno a estos, que los números tengan sentido. IA nos ayuda a tomar decisiones en cuanto a los datos, e IoT nos entrega información del mundo real. Si sumamos estos ámbitos se produce algo muy potente. Mediante los algoritmos del Machine Learning y el Deep Learning tenemos que ser capaces de construir propuestas de valor para los clientes y esto se aplica a otros ámbitos como la ciberseguridad, Blockchain, etc.

¿De qué manera cree que afectará la economía y la industria TI?
IA se enmarca en un cambio de paradigma, en la forma en que los negocios se desarrollan y en cómo los procesos productivos se conectarán aún más para dar soluciones a las personas. Es un tema muy relevante para la competitividad de las organizaciones, el bienestar de las personas y el desarrollo del país. Por ejemplo, en el retail ya se está produciendo un nuevo tipo de acercamiento a los clientes. Esto es esencial para dar respuestas más eficientes y oportunas, todo acompañado de mejores experiencias de compra.

Para promover la IA es necesario potenciar nuevos talentos en las organizaciones, conversión de puestos de trabajo, nuevos modelos de negocios y marcos regulatorios.

¿En qué sectores se puede esperar un mayor desarrollo?
En casi todos los sectores se sentirá su impacto, y esto sucede porque estamos viviendo un proceso social, cultural y empresarial en donde es clave la disrupción. Probablemente en Chile se sienta un impacto mayor a nivel de Data Analytics, por la estructura de nuestra economía. Lo importante es considerar cómo estamos trabajando para ello, si lo estamos haciendo o no con la suficiente velocidad para poder adoptar estos cambios. Estas nuevas tecnologías están transformando los giros de los negocios y las industrias tradicionales se están modificando. En poco tiempo nos encontraremos con compañías usualmente tradicionales, en torno a un nicho determinado, haciendo o explorando ámbitos totalmente distintos. Esto porque comprenderán e interiorizarán nuevas capacidades para hacer dicho cambio. Se crearán nuevos talentos que serán capaces de explorar otras posibilidades para los negocios.

Particularmente, ¿cómo impactará en el ámbito del trabajo?
Primero, tendremos que promover un “mindset” totalmente nuevo, es decir, que se caracterice por ser abierto, flexible y resiliente. Estamos construyendo y formando nuevos talentos que se tendrán que preparar para el futuro; el aprendizaje continuo es exponencial y tenemos que acercar a los trabajadores con contenidos que sean modernos y demostrarles las posibilidades en torno a nuevas experiencias, todo para poder crear un ambiente en el que se puedan desarrollar conocimientos y aprendizajes innovadores. Así es cómo se desarrollarán los profesionales del futuro. Asimismo, es relevante conectar a los proveedores de educación con las empresas para detectar brechas. Será necesario acortar las carreras tradicionales e internalizar la necesidad de tener cursos recurrentes de actualización tecnológica.

¿Cómo se puede complementar la IA con las capacidades humanas?
El ser humano actúa a través de múltiples canales, en distintas dimensiones. Es muy complejo, y producto de las complejidades del mundo de hoy, uno de nuestros principales recursos, quizá el más finito, es el tiempo. Es así que la IA no solo reinventará los negocios, sino que nos proporcionará una mayor eficiencia, tanto en un ámbito laboral como personal. Es probable que en el futuro ya no existan ciertos empleos, pero se crearán otros en torno a personas que tendrán funciones de transformadores, maximizadores, desarrolladores, innovadores y creativos del mundo laboral del siglo XXI. El hombre del futuro dispondrá de más tiempo. Es por esto que las áreas dedicadas al ocio (turismo o entretenimiento) tendrán gran potencial en este contexto. Asimismo, toda forma de flexibilización laboral y acortamiento de jornadas de trabajo se harán necesarias.

¿Cuál es el “talón de aquiles” de la IA?
Más que un talón de aquiles, tenemos riesgos. Es importante considerar que las máquinas no necesariamente son objetivas y, en este sentido, es necesario saber cómo entrenamos a los sistemas sin sesgos, cómo asegurarnos de que nuestros paradigmas no sean adoptados por sistemas de Inteligencia Artificial. Es fundamental aquí el tema de la ética de la IA, de modo de establecer estándares internacionales al respecto y plantearnos temas éticos que son relevantes, pero también es importante evitar caer en un exceso de regulación.


El Consejo Empresarial de Inteligencia Artificial (CEIA) es una agrupación de empresas socias de Amcham, reunidas con el propósito de conocer, compartir, aprender, exponer y difundir aspectos relacionados con Inteligencia Artificial y su aplicación en la empresa. https://www.amchamchile.cl/ceia/

Noviembre 2018
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
SOLUCIONES MÓVILES: Los retos en la transformación digital de las empresas
CLOUD COMPUTING: ¿Es la nube la respuesta a las actuales necesidades de las empresas?
SOLUCIONES DE IMPRESIÓN CORPORATIVA: De la página impresa a los procesos de negocios
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.