Comunicaciones Gestión Deptos TI Infraestructura Seguridad Software Industria TI
Facebook
Twitter
Jueves 23 de Noviembre de 2017         •         Dólar= $634,58         •         UF=$26.693,84         •         UTM=$46.692

La necesidad de un CIO, el nuevo partner estratégico
Por Karina Pérez, Directora de Robert Half en Chile / karina.perez@roberthalf.cl
Con la transformación digital, hoy los desafíos que implica el rol del CIO son más desafiantes que nunca. Ya no se trata solo del conocimiento técnico, sino también de la mirada estratégica para poder planear cómo convertir a mi organización actual en una del futuro.

Estamos en una era de grandes oportunidades para los CIOs. La digitización de las empresas está convirtiendo a la tecnología en la fuerza habilitadora más potente de los negocios contemporáneos. Una fuerza que los ejecutivos y directores reconocen cada vez más por su potencial. Ahora, ¿cómo ha evolucionado el rol del CIO desde operador tecnológico hacia partner de negocios?; ¿cuál será el perfil y cómo prepararse para ser un CIO del futuro?, son preguntas que las compañías de hoy tienen que hacerse para ver cómo pueden mejorar esa área.


De facilitador de servicios a partner tecnológico

Actualmente, la mayoría de las áreas de negocio ve al profesional de TI como un mero proveedor. Es alguien que llega a la oficina, inspecciona los computadores, sus sistemas y luego se va. Por lo general son personas que no están continuamente en la oficina y que solo se contactan cuando hay un problema. En otras ocasiones, el área de TI es considerada una consultora que actúa como referente que apoya la toma de decisiones de las empresas. Pero la correcta mirada que se le debiera dar es la de un partner estratégico, capaz La necesidad de un CIO, el nuevo partner estratégico Con la transformación digital, hoy los desafíos que implica el rol del CIO son más desafiantes que nunca. Ya no se trata solo del conocimiento técnico, sino también de la mirada estratégica para poder planear cómo convertir a mi organización actual en una del futuro. de colaborar activamente en el negocio, para que ayude a dar forma a la estrategia global, apoyándose en la tecnología.

Si bien entendemos que el rol de TI está evolucionando de facilitador de servicios a partner tecnológico, todavía falta. En las compañías en que es considerado un partner, se logra una mejor implementación tecnológica e impacto en el negocio. Ahora, si la empresa cuenta con un área de TI establecida y liderada por un gerente, esta será más influyente y responsable de operar, diseñar, construir e innovar en la estrategia digital para aportar al desarrollo del negocio y crear una ventaja competitiva para la compañía.

Está comprobado que aquellas empresas que cuentan internamente con su área de tecnología logran una mejor implementación de ideas innovadoras, además son capaces de crear una cultura de TI efectiva. En el caso de querer desarrollar proyectos, pueden medir los resultados en múltiples dimensiones. Además, la introducción de nuevas tecnologías, en estas compañías, es más rápido y de forma más efectiva que la competencia. Gracias a estos beneficios y muchos otros es que tener un área de TI se está convirtiendo en algo primordial.


Un líder de líderes

Ahora, para que esta área sea lo más eficiente posible, necesita contar con un gerente que sepa visualizar las necesidades de la compañía y cómo llevarlas a cabo. Si tuviéramos que detallar el perfil de este cargo, se podría decir que debiera ser una persona que haya tenido una carrera de al menos 10 años en el área de tecnología, pero por qué no, también en el negocio, pues esta mirada es cada vez más importante dentro de este rol. Debiese conocer e influenciar a todos los actores implicados en la empresa y tiene que ser un líder de líderes para guiar y ejecutar la transformación que se espera realizar, todo esto sabiendo manejar las restricciones de presupuesto y siempre estar en conocimiento e incorporación de tecnologías emergentes.

Hoy, los desafíos que implica este rol son más desafiantes que nunca, puesto que ya no se trata solo del conocimiento técnico, que es algo que evoluciona y avanza a pasos agigantados, sino también de la mirada estratégica, para poder pensar qué necesitará mi negocio en los próximos 5 ó 10 años, y cómo convertir a mi organización actual en esa del futuro. El devenir de este plan, del presente al futuro, es justamente el foco del nuevo CIO.

.......
Septiembre 2017
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.embdinero.clwww.electroindustria.clwww.gerencia.clwww.ng.clwww.embconstruccion.clwww.revistahsec.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 2013 Editora Microbyte Ltda.