Martes 21 de Mayo de 2019       •      Dólar= $696,90      •      UF=$27.735,73       •      UTM=$48.353

Tendencias TIC 2016

Pese a que 2015 no fue el mejor año para la economía, la industria TI sigue creciendo, pues está probado el aporte de las TI en tiempos de crisis. A continuación una mirada a las tecnologías que fueron fuertes el año pasado y las promesas de 2016.

El pasado 2015 estuvo marcado por varias tecnologías. Una de estas fueron los “wearables” -esos accesorios que hoy vestimos, como gafas, pulseras y relojes-, especialmente con el lanzamiento del smartwatch de Apple y los lentes de Google y Microsoft. Sin embargo, y a pesar del éxito de algunos y la entrada en competencia de OEM con iguales funcionalidades pero un costo mucho menor, se trata de una categoría que, para Juan Luis Núñez, Gerente General de Fundación País Digital, no ha dado el paso siguiente, para salir de los dispositivos monopropósito. “Quizás lo que pueda marcar la diferencia sea el uso de wearables en la ropa”, complementa al respecto Ubaldo Taladríz, Director de Chiletec (ex Gechs).

“2015 fue también el año en que se masificaron los drones, a nivel mundial. Asimismo, se popularizó el concepto de ‘connected car’, hasta el extremo que fueron la sensación en el CES 2016”, comenta el profesional de País Digital. Es así como prácticamente todas las marcas Premium mostraron cómo los autos se transforman en un espacio de trabajo y entretenimiento. Todo esto es parte de una tendencia que ha entrado con fuerza: la Internet de las Cosas (IoT). Según Gartner, durante 2016, más de 500 millones de dispositivos nuevos se unirán a IoT, lo cual supone un 39% de crecimiento respecto a 2015. Pero para que la Internet de las Cosas alcance su pleno potencial debe mejorar el uso del Big Data; un acceso eficiente a la información es crucial.

Para Martín Cabrera, Director Responsable de Tecnología en Everis Chile, “Big Data y los temas de Advanced Analytics, se han transformado en uno de los pilares más importantes asociados a la estrategia de transformación digital de varias industrias. Sin embargo, y pese a su tremendo potencial, la implementación de soluciones de Real-Time Analytics basadas en tecnologías de Big Data tiene escasos casos de éxito en la Región”. Agrega que la implementación de soluciones de IoT al interior de varias industrias todavía no ha despegado, seguramente porque se requiere de una transformación mucho más profunda de los servicios y modelos operativos actuales a digitales. A juicio de Jaime Soto, Secretario General de ACTI, la relación entre IoT, Big Data, además de cloud, mobility y social media -estas dos últimas nuevamente encabezando los cambios culturales que acompañan a la digitalización-, se traduce en una dependencia recíproca que impulsa su uso en todos los sectores, es decir, en la medida en que avanza una se debiera ver el avance de todas estas tendencias. Cabe mencionar también el auge que tuvieron los MOOC (Massive Online Open Courses), cursos a distancia, accesibles por Internet, en los que se puede apuntar cualquier persona y que prácticamente no tienen límites de participantes. “Las más famosas universidades del mundo que ya estaban probando con los MOOC gratis, sacaron versiones premium con costo. Y las universidades chilenas, aunque tímidamente, también están entrando en este mundo”, agrega Juan Luis Núñez.


La nube sigue

En cuanto a la nube, de acuerdo al Cisco Global Cloud Index, en 2019 casi el 90% del tráfico de centros de datos será generado por servicios y aplicaciones de este tipo. Esta adopción en fuerte crecimiento, “es consecuencia de varios factores como la preferencia por un modelo de consumo a demanda, la modalidad de Opex v/s Capex, la seguridad que brindan los data centers certificados que se encuentran en Chile, la reducción de costos operativos y la posibilidad de crecer de forma elástica, etc”, comenta Federico Epis, Cloud Business Leadro MCO Latam, Cisco.

En 2016, todo parece indicar que la adopción de infraestructura, plataformas y servicios en el cloud seguirá creciendo de manera sostenida. El ejecutivo de Cisco agrega que en este camino veremos una demanda cada vez mayor por servicios de cloud como conferencing, colaboración en general, video, telepresencia, incluso Contact Center as a Service, por la facilidad de consumo.

Según comparte el ejecutivo de Everis, Gartner predice que para 2017, un 50% de las organizaciones estarán operando bajo una arquitectura de tipo cloud híbrida, lo cual es razonable ya que existe mucha presión por parte del negocio de adoptar tecnologías cloud como un driver central para reducir el “time-tomarket”, bajar los costos, etc.


El golpe de Uber y la “sharing economy”

Los especialistas coinciden en que, a nivel de modelos de servicio, el protagonismo en 2015 se lo lleva por lejos Uber, que se consolidó con fuerza, provocando incluso la consternación en las autoridades económicas y laborales de varios países, así como del gremio de taxistas. ¿Pero qué es Uber? Se trata de un servicio digital que permite que los usuarios contacten con el dueño de un automóvil particular a través de una aplicación en su teléfono inteligente, quien operará como taxi, llegando al sitio pactado. “No hay intercambio de efectivo. Un algoritmo calcula el costo del traslado y se carga a la tarjeta de crédito del usuario, previamente registrada con Uber. A los clientes les ofrece una manera segura, fiable y eficiente de trasladarse. A los conductores una forma atractiva de ganar dinero al aprovechar su propio automóvil, pasando por alto varias regulaciones del mercado”, explica el ejecutivo de Chiletec.

Uber marca un año en que “el término ‘Sharing economy’ se materializó y popularizó, cambiando profundamente la forma como se organiza la provisión de productos y servicios”, detalla el profesional de País Digital. Un salto adelante en el concepto de “Prosumidor”, donde los propios consumidores pueden ser productores de productos (como los videos de YouTube) o servicios (como los taxis freelance de Uber o las habitaciones de AirBNB, agrega.

El proceso de generar valor como servicio será una tendencia que seguirá aumentando este 2016: “En particular veremos surgir modelos de servicio que permitan que personas comunes y corrientes obtengan beneficios o ingresos a partir de sus actividades cotidianas gracias al uso de plataformas tecnológicas. Modelos orientados a la economía de compartir”, indica Ubaldo Taladriz. Spotify y Netflix, AirBNB y Uber son ejemplos de ello. “Sharing economy” seguirá en alza, pues se trata de un concepto aplicable a muchas cosas. ¿Se imaginan lo que se podría hacer en alimentación, traspasando la comida que no se come hacia la gente que no tiene que comer?


Promesas no cumplidas y lo que depara 2016

A nivel local, a juicio de los especialistas, Big Data e IoT no han tenido el despegue esperado. Algo que para Martín Cabrera se explica en que si bien los CIOs están muy conscientes de la necesidad de modernizar sus plataformas legacy -saben que la nueva economía digital exigirá niveles de flexibilidad, agilidad y costo por transacción que estas no son capaces de ofrecer-, la complejidad y el nivel de esfuerzo que demandan estos proyectos ha provocado que este tipo de iniciativas se sigan postergando.

En todos estos casos, para el representante de ACTI se trata aún de pasos cortos, porque todavía falta incorporación y socialización de sus beneficios. Agrega que “todas las tendencias requieren de un impulso tanto desde el empresariado, como desde el gobierno y desde las personas, apoyando su uso en los diversos ámbitos en que nos desenvolvemos”.

No obstante, el ejecutivo de Everis agrega que en 2016 la transición hacia servicios y modelos operativos digitales provocará un crecimiento en la implementación de soluciones de IoT. Estos nuevos servicios y procesos digitales deberán estar basados en altos niveles de automatización e inteligencia artificial, lo que naturalmente provocará un incremento en la implementación de soluciones de Advanced y Real-Time Analytics, “como bien indica Gartner, la era de los negocios digitales ‘driveados’ por algoritmos ya ha comenzado y el efecto será tremendamente disruptivo”, comenta. Es así como en 2016 debieran verse, por ejemplo, “variantes de Big Data aplicada en ciertos verticales, como la salud, así como nacer muchos servicios del tipo ‘BigMed’ o de ‘Internet de la Medicina”, añade el ejecutivo de Chiletec.

En 2016 también debieran comenzar a ser más utilizados robots avanzados para agricultura, minería y salud. “En el World Economic Forum de Davos se acaba de anunciar que en un plazo de 5 años los robots reemplazarán 7 millones de puestos de trabajo a nivel mundial, razón por la cual los gobiernos deben planificar acciones urgentes y específicas para organizar la transición y contar con trabajadores con la formación necesaria”, agrega Juan Luis Núñez.

Asimismo, el uso de la impresión 3D en la fabricación cambiará la industrialización habitual: “Se dice que esta fabricación aditiva conducirá a una nueva revolución industrial y presentará enormes ventajas frente a métodos tradicionales”, añade.


Tendencias a evaluar

En primer lugar, por supuesto, cloud en sus diferentes variantes.

En materia de Analytics y Big Data: El uso de Máquinas de Aprendizaje (Learning Machine) a nivel corporativo, para la generación de modelos predictivos utilizando su propia data; tecnologías como Hadoop, HBase, Spark e Impala; tecnologías para la creación de algoritmos inteligentes; y Analytics Cognitivo.

La omnicanalidad en el contacto con sus clientes.

Sharing economy: Las personas buscan negocios sustentables y han adquirido mayor conciencia de los beneficios sociales del compartir. Para las empresas, el sentido de propiedad muchas veces no es tan importante como el del uso, o no debería serlo.

Crowdsourcing y Crowdfunding: Ligado a lo anterior, un tendencia a considerar es el uso de plataformas que permiten plantear problemas de la empresa y buscar soluciones en todo el mundo, (Crowdsourcing) y el financiamiento alternativo, donde personas de todo el mundo invierten dinero en muchos proyectos a la vez (Crowdfunding).

Metodologías Agile a nivel corporativo, no solo TI: Esta es una serie de técnicas para la gestión de proyectos que ya está creciendo de manera acelerada al interior de las organizaciones, al igual que otras tendencias como Design Thinking y User Experience Design.

Y finalmente, tecnologías y plataformas Mobile.

A pesar de la incertidumbre económica, la transformación digital de las industrias seguirá avanzando y por ende las inversiones en tecnología seguirán creciendo. “En este contexto, invertir en tecnología es sinónimo de invertir en mi negocio. El desarrollo de los nuevos modelos de negocio digitales solo se sustenta en una organización con altos niveles de colaboración, donde las barreras entre TI y el negocio tienden a desaparecer y donde la tecnología es parte del ‘core’ o, en muchos casos, el negocio en sí mismo”, destaca Martín Cabrera.

“En un futuro no lejano, incorporar tecnología no será una opción, sino que un requisito para poder desenvolverse en cada rubro, por lo que es ideal sumarse ahora, cuando no es una imposición, y así ir adaptándose, al ritmo de cada uno, a los cambios que conlleva esta economía digital”, concluye el representante de ACTI.

Abril 2016
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos Tecnológicos
SOLUCIONES MÓVILES: Los retos en la transformación digital de las empresas
CLOUD COMPUTING: ¿Es la nube la respuesta a las actuales necesidades de las empresas?
SOLUCIONES DE IMPRESIÓN CORPORATIVA: De la página impresa a los procesos de negocios
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.