Domingo 4 de Diciembre de 2022       •      Dólar= $883,35      •      UF=$34.834,95       •      UTM=$61.157

APLICACIONES MÓVILES
Hacia una estrategia corporativa

La movilidad es una realidad, que como Internet y otras tecnologías, llegó para quedarse, y en la búsqueda de competitividad y mejora continua, es fundamental que las empresas comiencen a desarrollar estrategias para aprovecharla de la mejor forma. De sus posibilidades y desafíos conversamos en el desayuno organizado por Revista Gerencia.

Es innegable la importancia que la movilidad ha adquirido, no solo en la vida cotidiana de las personas; también para las empresas, aunque con un ritmo más lento. Con esta pueden aumentar el control de sus procesos, su eficiencia y productividad, pero este desarrollo aún se encuentra en una etapa inicial, inhibido por barreras culturales y la falta de estrategias claras.


Primeros pasos hacia la movilidad

Según el último informe anual elaborado por la Subtel en 2014, en Chile el 73% de los accesos a Internet es móvil, principalmente vía smartphones, alcanzando los 5,5 millones de conexiones, lo que refleja su fuerte penetración. Sin embargo, cerca del 70% de su uso es para aplicaciones de correo electrónico, redes sociales y navegación.

Como afirma Alfredo García, Gerente Comercial de Clienting Mobile, “el tema de la movilidad en las empresas recién está partiendo, frenado sobre todo por un tema cultural. Por ejemplo, a quienes trabajan en terreno no les gusta ser controlados y se resisten a los cambios, pero cuando las empresas visualizan los beneficios que pueden obtener desde un punto de vista de productividad, gestión y servicio al cliente, comienzan a interesarse e impulsarla”.

En ese sentido, según César Mathias Naranjo, Director de Mobilbox, “el gran desafío ha sido llevar los procesos de negocios de las empresas a los teléfonos celulares, de modo que los usuarios efectivamente puedan colaborar, en cualquier lugar y momento, lo que beneficia a las compañías que pueden contar con personas empoderadas para que el negocio sea más productivo. Han cambiado los paradigmas y es necesario que las empresas comiencen a adaptarse a estas nuevas formas de relación y temas de ubicuidad”.

Alfredo García, CLIENTING MOBILE.
César Mathias Naranjo, MOBILBOX.
Gilberto Pezoa, INGENIERÍA E INFORMÁTICA ASOCIADA.
Carlos Teixidó, NUBISON.
Fernando Norero, ENTEL.
Mauricio Silva, INFOSITIO.
Pablo Fuenzalida, CONVERGIA.
Sebastián Fredes, CRANESIX.
Rodrigo Lafuente, ISC.
Carlos Adones, CRANESIX.
Carlos González, HUAWEI.

Sin embargo, aún falta que se masifique a nivel corporativo. Como señala Gilberto Pezoa, Gerente de Soluciones Móviles de Ingeniería e Informática Asociada, “en este momento las únicas empresas que tienen políticas de movilidad son aquellas con grandes fuerzas de ventas, las que ya han migrado hacia los teléfonos celulares y están trabajando en terreno, porque estos equipos tienen las capacidades de un computador y existen los software que permiten controlar aspectos de seguridad y de ocio de los usuarios”.


Hacia una estrategia móvil

Uno de los aspectos que mayormente influyen en la adopción de nuevas tecnologías, es quién, dentro de la empresa, asume la responsabilidad de su desarrollo. En este caso, son las áreas de negocios las que están impulsando las aplicaciones, buscando nuevas oportunidades y competitividad.

Para Alfredo García, “la gente que está centrada en el negocio siempre busca mayor control, más productividad, gestión y mejor atención para sus clientes, mientras que las áreas de tecnología muchas veces se quedan en un segundo plano evitando complicar su escenario; la movilidad es un tema que recién está tomando fuerza a nivel corporativo, viendo cómo puede generar beneficios para el negocio, por eso es fundamental que las empresas lo asuman en forma estratégica y no como un tema aislado”.

Según Carlos Teixidó, Gerente General de Nubison, “lo que hemos podido constatar es que, en general, las compañías no tienen una estrategia de movilidad; existen matices donde las pequeñas empresas están en una posición más distante que las medianas y grandes, lo que no es esencialmente negativo, ya que lo mismo sucede en otras áreas de TI, donde tampoco existe una estrategia, lo que hay es una serie de proyectos puntuales que tiene mucho que ver con la relación que se crea entre un área de negocios potente y las respuestas que se obtienen desde la gerencia de informática. La estrategia no es garantía de éxito en sí misma; obviamente, cuando existe una visión que permite ponderar dónde están las mayores oportunidades, se crea un roadmap mucho más eficiente”.

Aunque retrasada respecto a otros países, para los participantes al desayuno, la situación local no es crítica, es parte de una evolución normal de introducción de nuevas tecnologías. Fernando Norero, Gerente de Productos TI Corporaciones de Entel, afirma que “Chile está recorriendo el mismo camino de los países desarrollados en temas de Tecnologías de Información. Vemos que cuando la movilidad parte, efectivamente el 90% de su uso es mensajería, luego aparecen las aplicaciones B2C, que en nuestro país se están fortaleciendo impulsadas por bancos, supermercados y el retail”, y acota que luego sigue una etapa “donde nacen las aplicaciones móviles corporativas, dirigidas hacia tres grandes áreas, fuerza de venta móvil, gestión de fuerza de trabajo y mantenimiento; y la siguiente fase es movilizar los procesos”.


Cambio de paradigma

Son varios los aspectos que explican el atraso que ha sufrido la adopción de soluciones móviles a nivel corporativo. Además de las barreras culturales y la falta de estrategia, para Mauricio Silva, Gerente de Ventas de Infositio, “existe una resistencia ligada a la propiedad intelectual, que no es un tema menor, ya que al desarrollar aplicaciones que abordan cada vertical del negocio, la pregunta que muchos clientes nos hacen es quién garantiza que esa solución no sea ofrecida también a su competencia, lo que en ocasiones empantana la posibilidad de maximizar el uso de estas aplicaciones móviles”. Esto, añade, “nos ha llevado a replantearnos, en el sentido de entregar las herramientas para que el cliente construya su aplicación y guarde su modelo de negocios internamente, permitiéndole mantener al interior de la empresa su ‘core business’, que es donde radica gran parte del valor agregado de sus operaciones, que los diferencia de su competencia”.

Otra de las situaciones adversas es la cobertura. En ese sentido, Pablo Fuenzalida, Gerente Comercial de Convergia, explica que “en el tema de la conectividad son fundamentales los anchos de banda necesarios para poder tener conectividad constante, ya que se estará solicitando recursos permanentemente a los servidores propios o en la nube, y si no hay una buena conectividad, lógicamente se va a ver afectado el servicio”. En ese contexto, el ejecutivo de Entel explica que “el crecimiento de las coberturas va ligado al desarrollo de 4G. Actualmente, la banda que está licitada y operando no tiene la mejor cobertura y la banda de 700 MHz, que fue congelada, esperamos que sea liberada a la brevedad ya que permite una mejor cobertura indoor”.

Para el ejecutivo de Convergia, otro de los aspectos que influyen es “la seguridad que enfrentan las empresas con las aplicaciones móviles o el Bring Your Own Device, porque actualmente, en un 90% los ataques de los hackers están enfocados hacia teléfonos y dispositivos móviles. Es fundamental que al momento de desarrollar aplicaciones para el trabajo en terreno, consideremos que ese dispositivo puede ser infectado o atacado, afectando el resto de los procesos de la empresa”.

Otra condición difícil de manejar es el uso que hacen los empleados de los dispositivos; es común recibir quejas por su funcionamiento, y luego encontrar en ellos aplicaciones que no tienen relación con el negocio. Por eso, según Sebastián Fredes, Gerente Comercial de Cranesix, “es relevante el esfuerzo que están realizando los fabricantes para mejorar la seguridad, muchos de ellos están migrando hacia Android que es más masivo, con versiones más robustas, que -por ejemplo- impiden descargar aplicaciones como Facebook, lo que ayuda a las compañías a que el dispositivo sea realmente utilizado con el fin establecido”.

Coincidiendo con lo anterior, Rodrigo Lafuente, CEO & Founder ISC, comenta que “además de la administración y seguridad del dispositivo, hay que considerar que debemos adaptar la arquitectura global del área de TI para que acepte aplicaciones remotas. Es necesario que exista una capa de seguridad al interior de las empresas que proteja sus sistemas, con un control de acceso, manejo de claves, es decir, un esquema de protección que permitirá el correcto uso de las aplicaciones”.


Movilidad en los procesos

Está claro que las aplicaciones móviles van más allá de la revisión de correos electrónicos fuera de las oficinas, “la movilidad significa, por ejemplo, poder ver el inventario de un producto y venderlo en terreno, operando desde un dispositivo móvil. Actualmente es el área comercial la que más utiliza estas soluciones, pero también son realmente importantes para las áreas de producción y operaciones o, en general, en empresas de servicios, donde acceder a la información desde cualquier lugar permite tomar decisiones”, explica Carlos Adones, Gerente General de Cranesix.

Para Carlos Teixidó “lo importante no es tratar de hacer cosas demasiado revolucionarias para las cuales todavía no tenemos todas las respuestas, es bueno seguir una ruta lógica, partiendo con aplicaciones que extiendan la información, apps de consulta que permitan acceder rápidamente a una posición de stock o una situación de clientes para posteriormente pasar a una extensión de procesos. Con esa experiencia tendremos los elementos de juicio que nos permitan proponer a nuestros clientes soluciones que cambiarán el modo de hacer negocios”.

Según Carlos González, Enterprise Sales Manager de Huawei, “coincidimos en los beneficios que tiene la movilidad y también en sus inhibidores como la cobertura, la seguridad y la cultura. A nivel de aplicaciones, es relevante que la persona vea en su dispositivo lo mismo que puede ver en la pantalla de su computador, y pueda seguir trabajando desde cualquier lugar sin poner en riesgo la seguridad de los datos de la empresa”. Hoy existe la arquitectura y estructura tecnológica para poder transferir a los dispositivos móviles la misma visión que el usuario tiene dentro de su oficina utilizando la virtualización, que permitirá resolver la mayoría de los problemas planteados.


Desafíos

Aún queda mucho camino por recorrer, pero el escenario futuro es positivo. Como asevera Fernando Norero, “el potencial de la movilidad es enorme y a eso hay que darle énfasis, porque estos equipos tienen múltiples características que permiten diversos usos y las posibilidades de la movilidad son amplísimas”.

Según César Mathias Naranjo “otro aspecto interesante es que revisando los números de la productividad en Chile, vemos que en los últimos 20 años ha crecido un 1%, por lo tanto, la movilidad está inserta en ese desafío que tenemos como país que es, al mismo tiempo, una tremenda oportunidad. Hoy las personas quieren trabajar menos, tenemos una baja productividad y por otro lado, tenemos una plataforma de conectividad y de dispositivos móviles transversales, el tema es cómo gestionamos el cambio cultural para que las empresas adopten esta tecnología que permite a las personas realizar su gestión desde cualquier lugar”.

Ese es el futuro, y aunque aún no estemos listos para incorporar al 100% estas tecnologías, el camino está trazado y tanto los fabricantes, como los integradores y los operadores, están apuntando en esa dirección.

Abril 2015
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Desayunos Tecnológicos
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Cubriendo las necesidades del cliente esté donde esté
INDUSTRIA TI: ¿Cuáles serán las tendencias y retos 2021?
LA TRANSFORMACIÓN DE LOS PROVEEDORES DE TI: El nuevo perfil de los integradores
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.