Lunes 18 de Octubre de 2021       •      Dólar= $816,97      •      UF=$30.228,94       •      UTM=$52.631
Factura Electrónica
El efecto ‘dominó’ de la era digital

La historia de la Factura Electrónica en Chile comenzó en Septiembre del 2003, cuando el Servicio de Impuestos Internos certificó las primeras 13 empresas y dio el ‘vamos’ oficial al proyecto. De ahí en adelante, 163 compañías han adoptado este modelo, diciendo adiós al clásico timbre de cuño y dando la bienvenida a la era digital y a los Documentos Tributarios Electrónicos a través de Internet. Toda una revolución para los más optimistas, que aseguran que aunque el número de empresas que han adoptado esta tecnología aún no es suficiente, el proceso de masificación ya está comenzando. Acerca del desarrollo de la Factura Electrónica en Chile y de los beneficios para las empresas, más allá del ahorro de papel, conversamos con importantes proveedores tecnológicos en el Desayuno organizado por la Revista Gerencia.

A las 163 empresas autorizadas para facturar electrónicamente, se suman más de 200 otras postulantes que están en proceso de certificación. Esta tendencia, según Marcela Lacoste, Encargada de la Oficina de Informática de Factura Electrónica del SII, será cada vez más fuerte producto de iniciativas como la Ley 19.983, "que creemos va a hacer que muchas empresas, especialmente pequeñas, adopten la Factura Electrónica". La profesional agrega que "esto va a significar un gran desafío para los proveedores, que tendrán que dar a los clientes la posibilidad de operar rápidamente en este factoring electrónico".

Son justamente los proveedores de tecnología quienes están creciendo junto con la demanda de las empresas para implementar una solución de Factura Electrónica a sus procesos contables. Un mercado voluminoso, pero altamente segmentado, en opinión de Pedro Cabezón, Gerente General de Paperless, "que cuenta hoy con empresas orientadas a pequeños y a grandes facturado-res".

 

Una realidad a mediano plazo

Para algunos, la velocidad de introducción de este nuevo modelo de facturación ha sido lenta. A juicio de Jorge Valenzuela, Gerente General de Transtecnia, "hay mucha expectativa en las empresas, pero desde el punto de vista de negocios son bastante pocos los que ha implementado la Factura Electrónica". Según Pedro Aguayo, Subgerente de Venta Consultiva de Telefónica Empresas, "en general, la introducción de la Factura Electrónica en empresas de cualquier tamaño significa involu-crarse en un proceso interno importante, que causa algunos trastornos, genera reticencias y provoca que algunas pospongan la decisión de implementarla".

Sin embargo, ciertos indicadores, como la gran cantidad de proveedores y distribuidores existentes, su focalización en distintos segmentos y la creación de portales orientados a entregar el servicio de facturación electrónica en modalidad ASP, hablan de la madurez del mercado y son una prueba de que la Factura Electrónica será una realidad a mediano plazo.

Como señala Emilio Deik, Gerente General de Azurian y miembro del Comité de Masificación de Factura Electrónica de la ACTI, la única barrera que está conteniendo la masificación de este proceso es que Chile no ha sido tradicionalmente un país eficiente en adoptar rápidamente nuevas tecnologías. "La Factura Electrónica requiere una serie de requisitos tecnológicos como conectividad, seguridad y sistemas de facturación, y hay empresas que están mucho más preparadas en ese sentido. Pero, cuando todas logren alcanzar esos requisitos o las exigencias sean menores, es muy probable que esto estalle y se masifique de una vez".

Para Fernando Escobar, Director de Incorp, la Factura Electrónica será una realidad en Chile tarde o temprano, "y en términos prácticos, seguramente, las grandes empresas darán el impulso inicial, arrastrando a sus proveedores a incorporarse al sistema". En opinión de Luis Jiménez, Managing Director de ILH Technology, "un rol más activo del SII podría generar una mayor motivación en las empresas". Algunas exigencias, como ciertos plazos para incorporarse al sistema de facturación electrónica, según Daniel Sarquis, Gerente General de Net, igualmente podrían funcionar bien, así como en su momento sucedió con la declaración de impuestos a través de Internet.

 

Modernidad y eficiencia

Inicialmente, cuando el proyecto de Factura Electrónica estaba recién saliendo a la luz, la ventaja que saltaba a la vista era el ahorro que generaría por concepto de disminución del uso de papel y la eliminación del trámite del timbrado. La aritmética de costos fue, de esta manera, el ar-gumento ‘pro factura’ utilizado por mucho tiempo. Sin embargo, para muchas empresas el proceso de impresión y timbrado estaba tan eficientemente organizado que los ahorros por esa vía resultaban prácticamente marginales.

"Nos dimos cuenta después de la experiencia con clientes, que existe un sinnúmero de beneficios internos para las empresas derivados de la Factura Electrónica. Entre ellos está el ROI de procesos y los nuevos negocios, porque muchas compañías no venden productos de $3.000 debido a que el costo de enviar la factura les cuesta casi lo mismo. Se hizo evidente, entonces, que los reales beneficios están en el proceso, y no en el ahorro del papel", explica Emilio Deik.

Para Jorge Belmar, Gerente Area de Negocios de CiberGroup, la disminución de los costos directos en el proceso de facturación no son en ningún caso las ventajas de la Factura Electrónica. "Los beneficios, en cambio, son tan claros como decir que una empresa que factura electrónicamente es más moderna y eficiente que la que no lo hace".

Muchos clientes, como señala Excequiel Matamala, Gerente de Operaciones de Consist, hacen el estudio de evaluación de costos y deciden implementar un sistema de facturación electrónica no por ahorros económicos, sino por externa-lidades positivas como innovación tecnológica, por ser los primeros en la industria y para estar mejor preparados. Así también, "por todos los beneficios que internamente trae manejar Documentos Electrónicos Tributarios, a través de In-ternet", asegura Fernando Silva, Gerente Comercial de Cognotec.

Según los expertos, el hecho de trabajar con facturas y DTE informa-tizados tiene ventajas en términos de logística y representa grandes posibilidades para las empresas. La Factura Electrónica plantea una plataforma tecnológica para todo el modelo transaccional a través del uso avanzado de Internet y, en opinión de Jorge Valenzuela, esta tecnología se va a masificar en la medida en que los proveedores de tecnología desarrollen propuestas integrales, con más valor agregado que la Factura Electrónica propiamente tal.

 

Una cuestión de tiempo

A diferencia de las primeras empresas que se certificaron para trabajar con el sistema de Factura Electrónica -y que demoraban en el proceso cerca de cuatro meses- hoy, las compañías que inician el proceso de autorización no demoran más allá de ocho semanas. "La implementación es bastante rápida y la tecnología disponible está mucho más madura", asegura Pedro Cabezón. En este sentido, Emilio Deik señala que actualmente el proceso tiene ocho o nueve pasos y que muchas integraciones ya están hechas. "Hay un know how profundo, es decir, mucha experiencia acumulada que hace más fácil que las empresas implementen la Factura Electrónica".

Esta es, a juicio de Andrés del Valle, Gerente Comercial de Global Connect, una de las revoluciones más interesantes que ha generado el Estado y que tiene un efecto virtuoso que apunta al proceso en su conjunto. "Los grandes beneficios se harán evidentes no sólo cuando las empresas emitan facturas a través de Internet, sino cuando estemos todos haciendo circular documentos elec-trónicamente".

Los negocios electrónicos son uno de los grandes objetivos que busca potenciar la Factura Electrónica, más allá incluso de la eficiencia en el control tributario que persigue, y que induce una serie de otros negocios -como enlaces, servidores, datacen-ters, impresoras láser, consultoría, soporte, capacitación y desarrollo de software- que potenciarán el desarrollo de las Tecnologías de Información en Chile.

Marisol Ribó, RHISCOM
Antonio Lenz, RAS
Jaime Campos,
FORMUDATA

Como indica Pablo Valenzuela, Jefe Producto E-business de Entel, "las empresas que ya se encuentran operando con facturación electrónica serán las grandes impulsoras para la masificación de esta tecnología en el país. Con el objetivo de maximizar los beneficios del modelo, tenderán a exigir a sus proveedores el uso de esta tecnología como condición comercial para hacer negocios". Se generará, a juicio de Jorge Krause, Gerente de Soluciones Digitales de AMF, un ‘efecto dominó’, "porque las empresas irán entendiendo los beneficios inherentes al uso de esta nueva tecnología y su repercusión más allá de los DTE".

Las grandes empresas -como algunos importantes retailers por ejemplo- están comenzando a poner plazos para que sus proveedores implementen el sistema de Factura Electrónica y así cerrar el ciclo de emisión y recepción de facturas y DTE. Algunos organismos del Estado también están en esa línea y en numerosas licitaciones el operar a través de facturación electrónica se ha transformado en un elemento deseable y hasta en un requisito. Para cerrar el ciclo y obtener aún mayores beneficios, Jimmy Flores, Subgerente de Facturación y Crédito de Entel PCS, explica que es fundamental llegar a acuerdo con los bancos para implementar el pago electrónico.

La Factura Electrónica está generando, como señala Pedro Aguayo, espacios para el nacimiento de iniciativas como la licencia médica electrónica, que está recién gestándose.

Las nuevas leyes impulsadas por el SII, tendencias en alza como la venta móvil, la nueva guía de despacho ‘express’ y el desarrollo de tecnologías de hardware y software más accesibles, favorecerán la masi-ficación de la Factura Electrónica. Según los entendidos, los grandes beneficios que trae de la mano la facturación electrónica están más cerca que antes y es sólo cuestión de tiempo para que los nuevos negocios surjan.

Marcela Lacoste, SII
Pedro Cabezón,
PAPERLESS
Jorge Valenzuela,
TRANSTECNIA
Pedro Aguayo,
TELEFONICA EMPRESAS
Emilio Deik,
AZURIAN
Fernando Escobar,
INCORP
Luis Jiménez,
ILH TECHNOLOGY
Daniel Sarquis, NET
Jorge Belmar,
CIBERGROUP
Excequiel Matamala,
CONSIST
Fernando Silva,
COGNOTEC
Andrés del Valle,
GLOBAL CONNECT
Pablo Valenzuela,
ENTEL
Jorge Krause, AMF
Jimmy Flores,
ENTEL PCS
Visite otras páginas de este especial.
Global Connect > Apuntando a que sus clientes
   logren un rápido ROI con Sign@ture
ESign > Seguridad de clase mundial en certificación
   digital
Consist > Comprometidos con la Factura Electrónica
Transtecnia > “El Estado sería el principal
   beneficiado con la introducción de la Factura
   Electrónica”
Xerox > Abarcando todo el ciclo de Factura
   Electrónica
Azurian > La flexibilidad y valor agregado que
    requieren las empresas
CiberGroup > Una solución de facturación móvil para
    consolidar la venta en terreno
Abril de 2005
Abril 2005
.......
Comentarios acerca de este artículo
beln sandoval morales jumbo (8/9/2008)
nesesito ata plata mi
familia esta refiada
Eduardo Aceves Jutsoft de Mexico, SA (19/9/2006)
Interesante. Buena referencia, bien redactado.
Desayunos Tecnológicos
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Cubriendo las necesidades del cliente esté donde esté
INDUSTRIA TI: ¿Cuáles serán las tendencias y retos 2021?
LA TRANSFORMACIÓN DE LOS PROVEEDORES DE TI: El nuevo perfil de los integradores
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.