Lunes 18 de Octubre de 2021       •      Dólar= $816,97      •      UF=$30.228,94       •      UTM=$52.631

Dr. Emilio Santelices, Presidente de
la Corporación Médicos para Chile

“Es un error estratégico del Estado impulsar una Agenda Digital enfocada sólo al sistema público y no a nivel de país”
vision1.jpg (4914 bytes)

Médicos para Chile es una corporación sin fines de lucro, que busca generar instancias de reflexión y análisis sobre los problemas y la realidad de la salud en nuestro país, y que ha basado gran parte de su accionar en instalar a las TIC como herramientas para mejorar la salud, tanto en el ámbito público como privado. Para formalizar este trabajo, entre los días 30 de Julio y 2 de Agosto próximos realizará su II Congreso de Tecnologías de la Información en Salud, una cita que en el año 2003 reunió a cerca de 300 personas, entre autoridades de gobierno, empresas del área informática y profesionales del ámbito médico, y que generó una pauta de trabajo cuyos avances ahora se preparan para evaluar.

¿En qué contexto se realiza este II congreso de TI en salud?
Todo nace con la creación de la Corporación Médicos para Chile, en medio de la Reforma a la Salud impulsada por el Gobierno, y con el análisis que hacemos de que muchos de los problemas del área que existen en nuestro país a nivel de presta-dores y financiadores/prestadores, radican en la falta de incorporación de TI a los procesos. Se trataba de un tema que no estaba instalado en los programas de gobierno y tampoco en la Agenda Digital, por lo que decidimos organizar el I Congreso de Tecnologías de la Información en Salud, con muy buena acogida del Gobierno y del mundo informático, médico y clínico. De ese primer encuentro surgieron una serie de propuestas que trabajamos con los integrantes de la Comisión de Reforma del Gobierno, las que posibilitaron e hicieron necesaria la organización de este segundo encuentro.

¿En qué aspectos las TIC son un aporte para el mundo de la salud?
Las TIC contribuyen fuertemente a mejorar la calidad en la atención, que es un tema central de la Reforma de la Salud. Hay evidencia de que cuando se usa tecnología disminuyen drásticamente los errores en la prescripción de medicamentos. Por otro lado, contribuyen también a mejorar la eficiencia y la utilización de los recursos, porque podemos contar con información en línea y evitar, por ejemplo, la duplicación de exámenes, con el consiguiente ahorro en trabajo, tiempo y dinero. La idea es integrar las TI a los procesos administrativos, logísticos y financieros, con lo cual obtenemos una tríada que nos permite el desarrollo de una medicina centrada en el paciente.

Además, ayudan a mejorar el acceso a la salud, porque para nuestro país, dada su geografía, el uso y aplicación de telemedicina y diagnóstico por imagen puede permitirnos tener centros de imágenes que transmitan los resultados de exámenes en forma remota a lugares apartados del territorio. Por otra parte, el acceso a la salud también mejora cuando tenemos bases de datos y registros para agendar horas médicas en plataforma de Internet.

¿En qué condiciones está Chile respecto de la incorporación de TIC en el área?
Estamos recién partiendo y aunque hace más de una década Chile quiso avanzar en la introducción de las TIC en salud y los centros hospitalarios se llenaron de PCs, éstos quedaron convertidos en máquinas de escribir. Por esto, es fundamental entender que las Tecnologías de Información no son la panacea ni una solución en sí misma, sino que una herramienta de apoyo al diseño de procesos de gestión. Primero, hay que tener los procesos y sobre éstos instalar las tecnologías.

¿Cuáles son las barreras para la implementación de estas tecnologías?
Hay varias y responden a temas de carácter estructural, cultural, financiero y técnico. Por ejemplo, en materia estructural hay que definir claramente cuáles son los procesos de atención y sobre éstos aplicar las tecnologías. Junto con esto, están las barreras financieras, donde existen dudas fundamentales respecto de cuál es el retorno de inversión cuando aplicamos tecnología. En este sentido, otra preocupación importante radica en el nivel de rezago en el que quedarían los prestadores pequeños que no puedan hacer las inversiones necesarias para la adquisición de tecnología, porque los grandes prestadores van a contar con los recursos y el Estado también está haciendo lo propio en el sistema público, pero el sistema no va a fun-cionar si sólo unos pocos se adhieren a estas tecnologías.

En términos culturales, el principal problema es que la generación de médicos en donde se encuentran los tomadores de decisiones, es inmigrante digital y no nativa, lo que dificulta mucho su relación con las nuevas tecnologías. Se trata de los problemas propios del aprendizaje que generan una fuerte resistencia al cambio y temor a quedar fuera del sistema, por lo que es fundamental abordar la gestión del cambio en la implementación de tecnología, desarrollando las competencias necesarias para que el sistema opere y se mantenga en el tiempo.

Por último, hay barreras técnicas, para lo cual debemos definir el conjunto mínimo de datos exigibles a nivel país, porque actualmente estamos en HL7 (Health Level 7), pero tenemos que ser capaces de homologar todos nuestros estándares. En este sentido, el Estado tiene que liderar la búsqueda de una plataforma común, algo que no está resolviendo adecuadamente.

¿Qué señales está dando el Estado en este sentido?
El Estado está cometiendo un error estratégico al impulsar una Agenda Digital enfocada sólo al sistema público y no a nivel de país, con lo que está perpetuando un sistema de atención centrado en las prestaciones y no en el paciente. De esta forma, si el sistema tuviera como eje las necesidades del paciente, tendríamos que velar porque las nuevas implemen-taciones que hiciéramos estuvieran a disposición de éste, independientemente de que se atienda en el sistema público o privado, pero esto no está ocurriendo. Por el contrario, el actual diseño de la Agenda Digital está enfocado a elaborar una plataforma exclusiva para el sistema público, donde si el paciente se traslada desde este sistema al privado queda desprotegido de un acopio de información que pudiera tener si la plataforma funcionara a nivel de país. Se trata de una visión que necesariamente tiene que cambiar, porque sistemas pueden haber muchos y prestadores también, pero el paciente es uno sólo y necesita de un sistema que lo resguarde y asegure su acceso a medicina de calidad pública o privada.

Julio de 2006
Julio 2006
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Desayunos Tecnológicos
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Cubriendo las necesidades del cliente esté donde esté
INDUSTRIA TI: ¿Cuáles serán las tendencias y retos 2021?
LA TRANSFORMACIÓN DE LOS PROVEEDORES DE TI: El nuevo perfil de los integradores
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.