Martes 19 de Octubre de 2021       •      Dólar= $819,11      •      UF=$30.240,57       •      UTM=$52.631
HTML5
Verdades y mitos del
nuevo entorno de
desarrollo

HTML5, la nueva versión del lenguaje de desarrollo web que promete desplazar a Flash al ámbito sólo de juegos y otras aplicaciones particulares, sin duda genera debate principalmente porque es un entorno relativamente nuevo, aún en estado de revisión, y queda mucho por hacer al respecto. Sin embargo, queda claro que su adopción ha ido en aumento: de acuerdo a cifras de Kendo UI la mayoría de los encuestados lo considera importante para su trabajo de los próximos años y un 63% ya la está usando.

HTML5 (HyperText Markup Language, versión 5) se ha convertido rápidamente en uno de los temas más discutidos de desarrollo de software en la historia. Utilizado para sitios web modernos y aplicaciones móviles, entró con mucho ruido con el compromiso de crear una plataforma abierta que resolvería muchos de los problemas generados por la proliferación de los sistemas operativos móviles y navegadores de escritorio. El nuevo lenguaje últimamente ha estado en el centro del debate, principalmente en torno a su capacidad para competir con el desarrollo de aplicaciones nativas móviles y para evitar el tipo de fragmentación que impedía a otras generaciones de estándares web ser plenamente utilizables para el desarrollo de software. Surgen entonces también nuevas preguntas acerca de la real adopción de HTML5 en el mundo.

¿Está siendo esta tecnología ampliamente adoptada?

Freelancer.com entrega algunas luces en este sentido. En su informe sobre los 50 trabajos online que más crecen a nivel mundial, señala que los empleos relacionados con HTML5 aumentaron un 44% durante el último trimestre de 2012 (hasta 3.038 puestos de trabajo), explicando este incremento argumentando que los negocios y emprendedores necesitan adaptarse a los nuevos requerimientos de los dispositivos móviles. Además, según una encuesta realizada por Kendo UI entre más de 4.000 programadores, el 63% ya está trabajando con esta versión y un 31% planeaba hacerlo antes de fines de 2012, mientras que sólo un escaso 6% no tenía intención de empezar a hacerlo.

Apoyan también esta mirada las cifras entregadas por Forrester Research & Strategy Analytics en diciembre de 2011, pronosticando que la venta de teléfonos compatibles con HTML5 superará el billón en 2013, considerándolo como el estándar de facto para la innovación en la experiencia web.

Ventajas para los usuarios

Definición de nuevas etiquetas para el navegador que permiten trabajar con controles mejorados y extensibles.

Inclusión de etiquetas específicas (web semántica) para la creación de secciones comunes en todas las páginas (encabezado, pie de página, menú, sección, artículo, etc).


La inclusión de las etiquetas semánticas (con significado específico) permitirá a futuro mejorar la experiencia de los usuarios en los buscadores.


Eliminación de etiquetas obsoletas. Este es uno de los mayores cambios de HTML5, la eliminación de etiquetas que ya no sirven fundamentalmente por el surgimiento de tecnologías complementarias, principalmente asociadas al uso de hojas de estilo CSS para el diseño de la página.


Inclusión de video de forma nativa sin necesidad de instalar ningún “plug-in”.


Inclusión de geolocalización de forma nativa en HTML5, de esta forma podremos saber dónde estamos.


Inclusión de la etiqueta canvas, la cual permite crear aplicaciones multimedia como juegos y gráficos complejos.


La posibilidad de trabajar en forma offline con las aplicaciones. Dado que el código es ejecutado por el navegador, esto permite que las aplicaciones funcionen sin la necesidad de estar siempre conectado a Internet. Esto es útil especialmente para dispositivos móviles.


Mayor velocidad de descarga. El algoritmo de carga de HTML5 define como característica principal la optimización de los tiempos de descarga del contenido, bajando y dando prioridad a los elementos más livianos y luego a los más pesados.


La tendencia en cifras

El análisis realizado por Kendo UI buscó determinar los patrones reales de adopción de HTML5 y derribar así posibles mitos que existieran en torno al tema. A continuación sus principales resultados:

El despegue de HTML5 es mucho más que exageraciones: La mayoría de los desarrolladores encuestados (82%) cree que este lenguaje es importante para su trabajo en los próximos 12 meses, un hallazgo que contradice otros informes, como el Gartner Hype Cycle for Emerging Technologies (2012), que proyecta recién entre 5 y 10 años más una aprobación generalizada de HTML5.

La decisión de Facebook de lanzar una aplicación propia para iOS, según los encuestados, no ha tenido impacto en la confianza de adopción de HTML5 (73%). De hecho, sólo el 13% de los programadores que ya desarrolla activamente en esta versión señala algunos niveles de pérdida de confianza después de la decisión de la red social; mientras que el 14% del mismo grupo percibe la situación inversa: su confianza en HTML5 para el desarrollo de aplicaciones móviles ha aumentado.

El 42% de los programadores prefiere el enfoque más lento, pero disciplinado del W3C (Consorcio Mundial de la Web que codifica los estándares del lenguaje) frente a un 17% que opta por Whatwg (Web Hypertext Application Technology Working Group, comunidad de personas interesadas en la evolución de HTML y las tecnologías conexas).

Un 63% de los encuestados ya está desarrollando activamente con HTML5. La razón de esta aceptación radica en la familiaridad que comparte con otros lenguajes web como HTML, JavaScript o CSS, según un 72%. También es relevante su rendimiento y soporte entre otras plataformas.


De propietario a universal


Para contextualizar la fuerza que ha tomado HTML5 bien vale mencionar que Adobe (antes Macromedia) ya a fines de 2011 anunció que no habría una nueva versión de Flash para móviles, impulsada por la negativa de algunas empresas, Apple incluida, a incorporar en sus dispositivos el “plug-in” reproductor que permitiría ver este entorno de desarrollo multimedia en la mayoría de los navegadores de escritorio. Tal situación deja relegado a Flash sólo a juegos y otras aplicaciones particulares. El mismo Steve Jobs fue tajante en afirmar que “los nuevos estándares creados en la era móvil, como HTML5, ganarán la partida de los dispositivos móviles (y en los ordenadores también)”, haciendo alusión a que la firma de cupertino dejaba el pasado atrás, entre otras cosas porque Flash era 100% propietario y cerrado.

Muy al contrario, aseguran los expertos, HTML5 sería universal, lo que implicaría que una app podría, por ejemplo, ser utilizada en dispositivos con distintos sistemas operativos; y abierto, permitiendo modificar, mejorar o crear nuevos servicios sobre aplicaciones ya desarrolladas.

De acuerdo a Diego Rivera Ramírez, Docente de Informática de Inacap Santiago Sur, existen dos ramas de desarrollo: HTML5 y XHTML5. Si bien ambas todavía están en proceso de desarrollo, están siendo utilizadas por muchos programadores por su flexibilidad y por las importantes mejoras que presentan respecto de las tecnologías existentes, “pues permiten fusionar la facilidad de desarrollo de HTML con las características multimediales de otras tecnologías (Adobe Flash/ Sockwave/AIR o Microsoft SilverLight)”, explica.

“Estas nuevas características, aún en desarrollo, permiten al programador trabajar en un solo entorno sin necesidad de otras herramientas, lo cual posibilita definir un ecosistema de desarrollo más amistoso”, agrega. Y esto, a su vez, repercute directamente en el usuario, pues las aplicaciones que se desarrollan poseen muchas ventajas (ver recuadro abajo).


Las preocupaciones pendientes


Según Marcelo Mendoza Rocha, Doctor en Ciencias, Mención Computación, y Docente Departamento de Informática de la USM, el desarrollo de la web ha superado las expectativas, sin embargo se ha dado de forma inorgánica. “Muchos desarrolladores usaron HTML para estructurar el contenido de sus páginas desde el punto de vista de la presentación, alejándolo de su espíritu original. Así, éste en la práctica da cuenta más de la presentación de las páginas web que de su contenido y sus datos. HTML5 camina en la misma dirección; no logra imponer un estándar que favorezca la separación de las capas de presentación (útil para los browsers) y la capa de datos (útil para los buscadores) y sigue evidenciando una mezcla entre características que apuntan a funcionalidades distintas”, asevera.

Otro punto pendiente en HTML5, aseguran los expertos, es que al ser aún una tecnología nueva, para utilizarla el usuario está obligado a actualizar el navegador, pues no existe compatibilidad con navegadores antiguos.

“Estas actualizaciones no son bien vistas en las empresas, por temas de seguridad. Además, muchas etiquetas no son compatibles con todos los navegadores, lo que dificulta el trabajo del programador porque debe programar partes del código diferenciadas para cada navegador, o desarrollar la página para que funcione con cierto navegador”, explica el académico de Inacap. Y cabe mencionar que la fragmentación de la plataforma es una preocupación real para cualquier tecnología, ya sea en HTML5 o Android.

Grandes players del mundo de Internet, como Google, Mozilla, Adobe y Microsoft, entre otros, están apoyando HTML5 e impulsando su estandarización y perfeccionamiento. Lo mismo que el W3C, sin embargo, éste aún no se ha planteado como un estándar y se encuentra en revisión. Por lo mismo, “decir que esto es el futuro del desarrollo para la web es muy prematuro, pensando que la tecnología cambia de manera radical en muy poco tiempo y que HTML5 tiene una hoja de ruta que recién termina en 2014”, explica Diego Rivera. Lo que sí está claro -a su juicio- es que esta tecnología tiene muchas ventajas respecto del modelo antiguo de HTML, y que junto con JavaScript y CSS forman la base del desarrollo de sitios modernos. ¿Por qué? Porque aumentan las posibilidades de creación para los programadores y diseñadores y mejoran la experiencia del usuario que navega por sitios construidos con esta tecnología.

Y mientras el W3C, explica el docente de la USM, también impulsa el uso de otros lenguajes que permiten marcar metadata -como es el caso de RDF, al cual sí ha dado el nivel de estándar-, aludiendo a la necesaria separación, en lenguajes distintos, entre aspectos relacionados con la presentación por un lado, y con la estructura de la información por otro, “la historia nos muestra que la decisión final acerca del futuro de la web la tienen los desarrolladores, quienes en la práctica darán el uso que les parezca más adecuado a las distintas posibilidades que Internet ofrezca. Ellos tienen la última palabra”, concluye.

Las infografías muestran los datos de una encuesta realizada por Kendo UI entre más de 4.000 programadores sobre los usos, posturas y expectativas en la adopción del HTML5.

Enero 2013
Enero 2013
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Desayunos Tecnológicos
SERVICIOS GESTIONADOS DE IMPRESIÓN: Cubriendo las necesidades del cliente esté donde esté
INDUSTRIA TI: ¿Cuáles serán las tendencias y retos 2021?
LA TRANSFORMACIÓN DE LOS PROVEEDORES DE TI: El nuevo perfil de los integradores
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.