Lunes 4 de Julio de 2022       •      Dólar= $927,29      •      UF=$33.139,50       •      UTM=$57.557
14/04/2022
Científicos estadounidenses crean una nueva batería para la red eléctrica

Científicos de Pacific Northwest National Laboratory, dependiente del Departamento de Energía de Estados Unidos, cuyo centro principal se encuentra en Washington, han creado una batería de sal fundida diseñada para la red eléctrica que almacena energía durante meses sin perder mucha capacidad de almacenamiento.

La novedad de esta batería de red de larga duración, es que puede cargarse con energía renovable y luego descargar esa energía cuando se necesite meses después. Esto mejoraría la resiliencia de la red a los cortes de suministro.

El desarrollo de la 'batería de congelación-descongelación', que congela su energía para usarla más tarde, es un paso hacia las baterías que se pueden usar para el almacenamiento estacional: ahorrando energía en una estación, como la primavera, y gastándola en otra, como otoño.

Esta investigación marca un paso importante hacia una solución de almacenamiento de batería estacional que supera las limitaciones de autodescarga de las tecnologías de batería actuales.

Las baterías también mejorarían la capacidad de las empresas de servicios públicos para resistir un corte de energía durante tormentas severas, poniendo a disposición grandes cantidades de energía para alimentar la red después de un huracán, un incendio forestal u otro desastre.

La batería se carga primero calentándola a 180°C, lo que permite que los iones fluyan a través del electrolito líquido para crear energía química. Después, la batería se enfría a temperatura ambiente, esencialmente bloqueando la energía de la batería. El electrolito se vuelve sólido y los iones que transportan energía permanecen casi inmóviles. Cuando se necesita la energía, la batería se recalienta y la energía fluye.

El fenómeno de congelación y descongelación es posible porque el electrolito de la batería es sal fundida, un primo molecular de la sal común de mesa. El material es líquido a temperaturas más altas pero sólido a temperatura ambiente.

El concepto de congelación y descongelación evita un problema familiar para cualquiera que haya dejado su automóvil sin usar durante demasiado tiempo: una batería que se descarga automáticamente cuando está inactiva.

Una tasa de descarga rápida, como la de las baterías en la mayoría de los automóviles y computadores portátiles, obstaculizaría una batería de red diseñada para almacenar energía durante meses. En particular, la batería de congelación y descongelación del PNNL ha conservado el 92% de su capacidad durante 12 semanas. En otras palabras, la energía no se degrada mucho; se conserva, como la comida en un congelador.

Los investigadores señalaron que las baterías diseñadas para el almacenamiento estacional, probablemente se carguen y descarguen solo una o dos veces al año. A diferencia de las baterías diseñadas para alimentar automóviles eléctricos u otros dispositivos de consumo, no es necesario que duren cientos o miles de ciclos.

Noticias Relacionadas
Estados Unidos lanzará un programa de financiamiento para hubs de hidrógeno verde (09/06/2022)
Nextracker y Atkore anuncian una nueva línea de fabricación en Estados Unidos (23/05/2022)
Estados Unidos alimentará un rascacielos en Manhattan con energías renovables (25/03/2022)
La UE se une a Estados Unidos para reforzar el suministro de baterías sostenibles (17/03/2022)
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.