Viernes 7 de Agosto de 2020       •      Dólar= $779,19      •      UF=$28.660,96       •      UTM=$50.322
02/03/2020
Consultora visualiza auge del cobre en aras de la transición energética

Al parecer el cobre chileno tiene más futuro que nunca, pero en un segmento específico: como insumo para elaboración de sistemas renovables de generación eléctrica. Así al menos lo cree la consultora Boston Consulting Group (BCG). En 2015, según El Mercurio, la demanda de cobre para estas tecnologías era de 500 mil toneladas, pero los escenarios apuntan a que la misma podría llegar en 2040 a 800 mil toneladas o, siendo incluso más optimistas, al millón 800 mil toneladas del metal rojo si la comunidad internacional atiende la sugerencia de la Agencia Internacional de Energía de la OCDE.

Según la consultora, el metal rojo tiene un futuro esplendoroso por las necesidades de electrificación de las ciudades con energías limpias. El punto es que la extracción y posterior procesamiento del mineral deben ser también producidos con energías renovables. “Esto supone un aumento de la demanda de cobre, pero las mineras también se verán obligadas a producirlo con menor impacto, por lo que tendrán que adaptar sus procesos para aumentar su productividad, por una parte, mientras que por otra, reducen sus emisiones de CO2”, explicó Gustavo Nieponce, Managing Director y Senior Partner de BCG, a El Mercurio.

Asimismo, la consultora pidió a la industria adoptar nuevas medidas para cautelar sus operaciones ante cambios climáticos como los que hemos empezado a observar en el Norte Grande, con lluvias estivales torrenciales y sus consiguientes deslizamientos de tierra. Asimismo le sugirió a la industria adoptar medidas para reducir las emisiones en sus propias operaciones. Pero va más allá: además le sugiere pedir a sus proveedores alinearse con esta estrategia por la sustentabilidad, como podrían ser las generadoras eléctricas, principal partner de la industria minera.

“Aunque la mayoría de las compañías tienen programas destinados a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, por ejemplo, al usar combustibles menos contaminantes como el gas natural, deben ir más allá y adoptar medidas que innoven sus procesos, para hacerlos más eficientes en la respuesta al cambio climático”, señaló Nieponce. En este sentido, serían cinco las variables principales: cambio de combustible, energía renovable, hidrógeno verde, captura de metano y captura de carbono.

Noticias Relacionadas
Eficiencia energética, energía solar y biomasa en el sector agroalimentario (06/08/2020)
Nuevas alternativas para financiar proyectos de Energía y Cleantech (06/08/2020)
Ministerio de Energía elimina medición de “horas punta” en agosto y septiembre (03/08/2020)
Seminario online sobre calidad de energía (22/07/2020)
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.