Miércoles 20 de Octubre de 2021       •      Dólar= $819,11      •      UF=$30.252,21       •      UTM=$52.631

La importancia de los sistemas MES
en los procesos de transformación digital
Por Clementina Villalba Mas, Gerente Senior de Consultoría en Supply Chain de EY.
Un sistema de ejecución de manufactura (o MES, del inglés “Manufacturing Execution System”) es un sistema inmerso dentro de la cadena de suministros que básicamente administra e impulsa la ejecución efectiva de las operaciones de manufactura. Esto incluye la integración con un ERP para gestionar las órdenes de producción hasta la entrega de productos terminados, gatillar el abastecimiento de suministros y mejorar la trazabilidad del producto a través del proceso de fabricación.

Los sistemas MES han existido desde la década del noventa, al igual que otros de los sistemas principales de una cadena de suministros como el Transportation Management System (TMS) y Warehouse Management System (WMS), sin embargo, son menos comunes. Esto se debe a que la base de proveedores es muy fragmentada, y todas las soluciones son diferentes según el fabricante. Adicionalmente, gran parte de la funcionalidad se ha ido absorbiendo directamente en los ERP.

Los MES brindan muchos beneficios. En términos generales, permiten reducir los costos de producción aumentando el rendimiento, reducir el desperdicio y el reproceso proporcionando productos de mayor calidad. El aumento de la transparencia en el cumplimiento de los pedidos y la reducción de la variación en la calidad del producto aumentan la satisfacción del cliente, mientras que una mayor capacidad de respuesta ante eventos imprevistos asegura el valor de la marca y la seguridad de abastecimiento del consumidor.

Adicionalmente, los MES proporcionan herramientas para gestionar y supervisar la ejecución de las órdenes de trabajo. También cuentan con herramientas para documentar todos los detalles de la fabricación y el flujo de materiales en tiempo real, aunque la completitud de estas funcionalidades generalmente depende de cada fabricante. Sin embargo, la idea es manejar las reglas de negocio digitalmente y capturar información sobre “quién, qué, cuándo, dónde, por qué y cuánto” en los procesos de producción por lotes e híbridos. Con información confiable, en tiempo real, los administradores y operadores están mejor equipados para agilizar el flujo de pedidos, la ejecución de la producción, realizar un seguimiento rápido de la transformación de los productos desde las materias primas hasta los productos terminados como también evaluar el rendimiento, la calidad y la utilización de recursos para una mejora continua.

Tener un MES integrado a la gestión del desempeño de fabricación ayuda a mantener los equipos funcionando al máximo rendimiento y proporciona una ventaja para aumentar los márgenes, reducir los costos y competir a un nivel superior. La visibilidad en tiempo real ayuda a identificar los eslabones más débiles de las líneas productivas y a utilizar el KPI de eficacia general del equipo Overall Equipment Effectiveness (OEE) para maximizar su potencial operativo. El seguimiento de la ejecución de la orden de trabajo permite clasificar el tiempo de inactividad no planificado frente al cambio de producto, el tiempo de inactividad u otros eventos planificados. Esta granularidad a nivel de la orden de trabajo alimenta los cálculos del OEE y permite ajustar objetivos de rendimiento dinámico basados en diferentes productos y permite una indicación en tiempo real del cumplimiento tanto del cronograma como del rendimiento real de la línea. La integración con el sistema de control de la planta respalda la gestión del desempeño mediante la captura de datos de producción y eventos breves de parada. Esto libera a los operadores de línea de la recopilación manual de datos y, al mismo tiempo, proporciona información útil para aumentar el rendimiento y la eficiencia operativa.


Mirando dentro de los procesos

Los sistemas MES vienen en muchas formas y tamaños. Algunos MES son sistemas propios (es decir, desarrollados internamente en una empresa), mientras que otros son sistemas más estándar. Algunos son específicos de la industria, mientras que otros son genéricos. Algunos están basados en texto, mientras que otros presentan todas las bondades gráficas de una interfaz de usuario moderna. Algunos requieren instalación local, mientras que otros se ejecutan en la nube. En algunos casos, puede ser difícil diferenciar entre los componentes del MES y del ERP debido a la integración de estos dominios en un solo sistema para la fabricación inteligente, mientras que otros desarrollos contienen aplicaciones muy diferenciadas de ERP, MES y automatización. Más allá de estas diferencias estructurales y gráficas, los principales requisitos y propósitos básicos de un MES son: manejo de procesos y equipos, recolección de datos, manejo de la producción, control estadístico, control de calidad, trazabilidad, desempeño y disponibilidad (OEE).

El MES es un componente muy importante en la cadena, pero, algo interesante es que es más un sistema de cara interna. Por lo general, y a diferencia de los sistemas TMS y WMS, no está conectado a ninguna parte de la red de una cadena de suministro e interactúa con el ERP. Puede estar relacionado con el MRP y algunos de los sistemas de planificación de la producción, pero en realidad es el elemento de ejecución del proceso de fabricación.

La integración de MES, ERP y otros sistemas con la visibilidad de la cadena de suministro permite un soporte de decisiones casi en tiempo real. Los MES agilizan la planificación de la producción y los procesos de fabricación, mientras que el software ERP controla las operaciones a nivel empresarial. La integración de ambos componentes aporta a las empresas muchas ventajas. Cuando se combinan con un ERP, pueden planificar, controlar y monitorear todo el ciclo de producción, desde la captura de material hasta la utilización de la planta, los volúmenes de producción, el uso de material o el tiempo invertido.

Es importante considerar que, a la hora de implementar un MES, existen actualmente proveedores especializados en sistemas integrados de cadenas de suministro que no sólo proporcionan un ERP y un sistema MES, sino que también muchos de ellos ofrecen también sistemas WMS, TMS y de abastecimiento. Por consiguiente, dependiendo de la estrategia, adquirir un paquete completo o ir incluyendo los sistemas de cadena de suministro del mismo proveedor puede ser beneficioso para la empresa.

Actualmente, la mayoría de las empresas de manufactura están llevando desafíos de transformación digital, lo que conlleva a la implementación de muchos sistemas. Aquí es donde los MES tienen un papel fundamental gracias a su capacidad de ejecución y recopilación de datos en equipos de planta para mejorar la eficiencia y la calidad de las operaciones. Esto se ha visto principalmente en las fábricas de equipos de gran automatización y de bienes de alta rotación donde la sincronización de las acciones humanas y las máquinas de forma dinámica ha traído grandes beneficios. Con el cambio a la Industria 4.0, MES continúa ganando relevancia porque una fábrica automatizada controlada por sensores sin un sistema MES probablemente no llegue a alcanzar su máximo potencial.

Septiembre 2021
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.