Jueves 11 de Agosto de 2022       •      Dólar= $889,49      •      UF=$       •      UTM=$58.248

Ian Homer, académico de la Universidad de Chile:
“Lo más importante en la ‘Agricultura Inteligente’, es manejar los recursos de la forma más eficiente posible”

La Agricultura Inteligente, también conocida como “Smart Farming”, Agricultura 4.0 o Tercera Revolución Verde, implica la incorporación de nuevas tecnologías en la agricultura para tomar decisiones con mejor información, así como para automatizar ciertas tareas rutinarias. Para saber más sobre esta tendencia, conversamos con Ian Homer, Ingeniero Agrónomo, PhD, y académico del Departamento de Ingeniería y Suelos de la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile.
Ian Homer.

¿Qué se entiende por “Agricultura Inteligente”?
Es poder tomar decisiones basándose en las recursos tecnológicos: mientras más información se pueda tener, más correcta o precisa será la respuesta que pueda llevar a cabo el agricultor, algún sistema automático, y por qué no decirlo también, hasta algún sistema robotizado. De esa forma puedo tener un sistema más productivo y sostenible en el tiempo, ahorrando en los recursos disponibles (monetarios como ambientales).

Podré trabajar en diferentes áreas, como gestión, agricultura de precisión (riegos y maquinaria, incluyendo aplicación de agroquímicos) e incluso en robótica y automatización; por eso, se habla de Agricultura 4.0 o Tercera Revolución Verde, porque es un cambio en el paradigma en la producción, y sin decir que hay que incorporarlo para no quedar atrás, pero la agricultura es cada vez más competitiva, así como más limitada en sus recursos (como por ejemplo los hídricos), lo que obliga a tener que incorporar estas tecnologías. A diferencia de lo que se cree comúnmente, todo ello no implica siempre un gran equipamiento tecnológico o dominar nuevas áreas del saber, temas que pueden asustar a algún agricultor un poco alejado de la tecnología.

¿Qué tecnologías se utilizan en este tipo de agricultura?
Son múltiples las tecnologías disponibles y su elección depende del proceso que uno quiere monitorear, pero la gran mayoría se pueden separar en dos categorías: sensores para la recolección de la información y GPS para la georreferenciación de esa información. Claramente, ambos tipos de tecnologías van relacionados con software específicos.

Hoy en día, la incorporación del uso de drones ha permitido poder desarrollar múltiples alternativas y servicios, acercando al agricultor a esa tecnología, transformándose en algo local y no en algo tan intangible como podría ser la imagen desde un satélite.

En ese sentido, no siempre es necesario estar “conectados” o usar sensores, pues también se pueden utilizar las herramientas que usa la agricultura de precisión para ayudarnos con el manejo de nuestros datos de monitoreo del campo (obtenidos de trampas de insectos, mediciones de grados brix, etc.) y, de este modo, al emplear por ejemplo programas de agricultura de precisión, se pueden generar los puntos a muestrear y obtener mapas del campo referido a los muestreos realizados.

¿Qué beneficios se logran al usar un esquema basado en la “Agricultura Inteligente”?
Como mencioné, se logra una mejor toma de decisiones, pues mientras más datos tengamos, mejores decisiones podremos tomar. A su vez también nos permite tanto simplificar procesos como ahorrar en los recursos, sobre todo en el caso de la utilización de agua, al usar sensores de humedad de suelos, por ejemplo.

¿Cómo se encuentra Chile en la implementación de este tipo de agricultura?
La implementación es dispareja, ya que existen agricultores compenetrados en el “Smart Farming”, y otros lo rehúyen, existiendo una mayor penetración de mercado entre los grandes agricultores.

En ese sentido, ¿qué barreras existen para su implementación?
Existen diferentes motivos por los cuales no siempre el aumento tecnológico es contemplado por los agricultores: por un lado, existe un temor a “lo nuevo”, ser muy tradicionalista o pensar que es algo muy complejo, y por otro, se encuentran los problemas de costos y de algo tan sencillo, pero que también complica, como lo son las malas coberturas de señal inalámbrica que existen en algunas partes, y que pueden provocar inconvenientes para la implementación de este tipo de planes. Aunque siempre existirán los problemas de precio y “tecnificación o digitalización del agricultor”, no siempre en la automatización y agricultura de precisión estamos hablando de sistemas complejos como satélites, GPS, entre otros, sino que también podemos encontrar sistemas (apps) gratuitos o de bajo costo para uso en teléfonos inteligentes (smartphones), como también sitios web que entregan esa información. Los ejemplos más conocidos son la Red de Estaciones Meteorológicas (https://agrometeorologia.cl/), o la plataforma PLAS (http://maps.spiderwebgis.org/login/?custom=plas) que permite calcular las demandas de agua y ver imágenes NDVI, ambos de uso gratuito y más accesibles a las personas.

¿Qué importancia tiene la incorporación de la Agricultura Inteligente a las prácticas productivas de nuestro país?

Existen varios aspectos en los que su incorporación resulta importante, entre ellos facilitarle al operario las labores a realizar, como sería el banderillero satelital, o bien poder tomar decisiones por la medición de sensores (como los de madurez, de crecimiento, etc.), pero lo que debería ser más importante, es el poder manejar los recursos de la forma más eficiente posible.

Agosto 2021
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.