Sábado 1 de Octubre de 2022       •      Dólar= $966,26      •      UF=$       •      UTM=$58.772

Formación técnica en Chile

Pese al aumento en la cobertura de la Formación Técnica Profesional, aún quedan varios desafíos por superar para aprovechar los diferentes benefi cios que esta puede entregar a nuestro país, observándose, por ejemplo, diversas signifi cativas brechas de base.

La sociedad de la información y del conocimiento no para de crecer, pero su ritmo no es seguido por la sociedad: no solo persiste un creciente desinterés juvenil por las carreras científicas y técnicas, sino que cada año desciende el número de matrículas en entidades de educación superior, un fenómeno que no es exclusivo de Chile y que preocupa a nivel latinoamericano. Por esto, es importante reflexionar sobre la educación técnica profesional en Chile, mediante la descripción de las principales fortalezas, debilidades y algunos nudos críticos que se visualizan y es necesario exponer para una mejor comprensión del tema.

A nivel de fortalezas, se observan una demanda creciente por técnicos profesionales en el ámbito de tecnología, y los beneficios de la gratuidad, la que permite ampliar el rango en la cobertura. Respecto a las debilidades, se advierten asimetrías en el nivel de madurez en los diferentes actores del sistema (Educación Media TécnicoProfesional, Educación Superior Técnico Profesional, e Industria) y persiste el sesgo de asociar a dicha formación a los quintiles socioeconómicos más bajos del país, paradigma que es obligatorio cambiar en el corto-mediano plazo.

También se destacan importantes avances, donde el desafío está en la coordinación efectiva (Gobernanza) entre las diferentes partes del ecosistema técnico profesional (públicoprivado), que permita responder de forma ágil y oportuna a las necesidades productivas del país y, sobre todo, a las expectativas de los estudiantes técnicos profesionales en sus diferentes niveles.


¿Por qué considerar Formación Técnica Profesional?

Si bien existe un interés por potenciar la Formación Técnica Profesional (FTP), es importante poder comprender el ecosistema en general, sus ventajas y desventajas, a fin de agregar valor desde la academia, la docencia, los directivos y la industria, para mejorar la pertinencia y coherencia con los diferentes sectores productivos.

En el país, dentro del sistema de Educación Superior, existe la formación profesional y la formación técnica de nivel superior. Las carreras técnicas de nivel superior se pueden impartir en universidades, institutos profesiones (IP) y centros de formación técnica (CFT).

Una de las características más reconocidas de nuestro sistema de educación superior es el crecimiento que ha experimentado a nivel de cobertura, principalmente impulsado por el crecimiento del sector privado en la educación superior, tanto universitario como técnico: “Chile, país donde el mayor financiamiento público en la forma de becas y créditos permitió que la matrícula de FTP se incrementará entre los años 2005 y 2015, una vez y media más que la del sector universitario, aumentando su participación en el total de la matrícula de educación superior desde un 30% a un 43,3%” (Menéndez, 2017).

Por otro lado, existe un consenso que, para complejizar la economía de un país, se deben activar sus factores productivos y maximizar la especialización del trabajo. En ese sentido, se visualiza una demanda creciente en determinados puestos laborales, asociados a técnicos profesionales (tecnología, administración, entre otros), a fin de fortalecer una política de largo plazo vinculada a la exportación de inteligencia más que a la de materias primas.

A las dificultades existentes a nivel de sistema de Formación Técnico Profesional, se suman las particulares de cada subsistema formativo, con distintos niveles de desarrollo y madurez. Así, por ejemplo, en el caso de la Educación Media Técnico Profesional (EMTP) contrasta su alta participación en la matrícula (acoge al 39% de los estudiantes del nivel secundario), con los cuestionamientos respecto a sus resultados de aprendizaje y empleabilidad frente a la formación CientíficoHumanista.

Estos cuestionamientos, sin embargo, parecen no considerar que la EMTP concentra fundamentalmente a los jóvenes provenientes de contextos de mayor vulnerabilidad En relación a la articulación entre la Educación Media Técnico Profesional (EMTP) y la Educación Superior Técnico Profesional (ESTP), al responder estos a institucionalidades, regulaciones y oferentes distintos, están escasa o nulamente interconectados tanto en términos institucionales como curriculares: “En consecuencia, como norma general, los egresados de la EMTP no vislumbran un itinerario formativo que represente una progresión a su formación técnica inicial, y al cual puedan acceder en mejores condiciones que sus pares de la Enseñanza Media Científico-Humanista. Esta situación no favorece la continuidad de estudios de este grupo, que enfrenta mayores restricciones económicas y académicas para acceder a la Educación Superior” (Sevilla, 2012:54).

Complementariamente a lo anterior, se observa la estrategia de la FTP, a fin de generar una mejor coordinación entre el ecosistema, su gobernanza y la vinculación educación-empleo. Lo anterior es importante, a fin de promover currículos centrados en competencias y una mejor trayectoria formativa laboral.


Conclusiones

Si bien el desafío de mejorar la formación técnica profesional depende de varios actores, el rol de la docencia hoy en día es crucial, dado que tiene por desafío nivelar las diferentes brechas socioculturales de los estudiantes que optan por dicha formación. Además, debe ser pertinente y coherente con el nivel de conocimientos esperados para replicar técnicas efectivas durante el o los procesos de enseñanzaaprendizaje.

Por otra parte, aunque se reconocen esfuerzos para potenciar la formación técnica profesional, todavía se perciben brechas significativas de base, dadas las asimetrías de calidad en el ecosistema tanto a nivel secundario y terciario. De igual modo, es importante mencionar el rol de la empresa y del Estado como coordinador eficiente para una articulación sólida, que permita hacer frente a los desafíos de productividad, manufactura avanzada, Industria 4.0 y el avance tecnológico permanente presente en nuestro país.


Columna gentileza del Centro de Formación Técnica ENAC.
El Centro de Formación Técnica ENAC es socio de AIE, asociación gremial que conglomera a empresas, instituciones de educación y profesionales en las áreas de electrónica, electricidad, automatización y comunicaciones en Chile.
Más información en www.aie.cl
Junio 2021
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.