Jueves 11 de Agosto de 2022       •      Dólar= $889,49      •      UF=$       •      UTM=$58.248

CABLES LIBRES DE HALÓGENOS
La Seguridad se transforma en el principal requisito

En diversos países, la utilización de cables libres de halógenos se está volviendo un requerimiento normativo cada vez más frecuente, y nuestro país no es la excepción: el nuevo reglamento eléctrico amplía los casos de uso de estos conductores.

A partir del 1° de julio, comienza a regir en nuestro país el “Reglamento de Seguridad de las Instalaciones de Consumo de Energía Eléctrica”, con la entrada en vigor de sus 19 pliegos técnicos, reemplazando así a la vetusta “Norma de Instalaciones de Consumo de Baja Tensión” (NCh Elec. 4/2003).

Esta actualización era ampliamente esperada por el mercado, pues, como sostenía en diciembre de 2012 un Informe de Diagnóstico de las Normas SEC publicado por la misma Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), “las normas que regulan el diseño, construcción y puesta en servicio de las instalaciones eléctricas interiores en Chile, está conformada por una serie de cuerpos normativos, los que fueron creados en épocas y realidades distintas, por lo que carecen de una Armonización, no contemplan los avances tecnológicos y no están preparadas para los desafíos que enfrenta el desarrollo del país”.

Tras establecer los objetivos que requería la modernización reglamentaria, la SEC comenzó este trabajo en 2013, contando para ello con la colaboración de la Corporación Chilena de Normalización Electrotécnica (CORNELEC) y del Comité Nacional Chileno de la IEC (CLNC/ IEC). Los frutos de esta labor vieron la luz cuando se publica en 2020 el nuevo reglamento (5 de marzo), y sus 19 pliegos técnicos (30 de diciembre).

En el ámbito de los conductores eléctricos, uno de los cambios más relevantes en la nueva normativa no está en un pliego técnico, ni se refi ere directamente a una especifi cación de productos. Estamos hablando de la defi nición de “lugar de reunión de personas”, ampliando su alcance a varios recintos que no abordaba la antigua NCh Elec 4/2003. En otras palabras, esta modificación -que se encuentra en el Artículo 3° del reglamento- implica un aumento signifi cativo en los proyectos y casos de uso en los que se deberá emplear los cables libres de halógenos, mejorando la seguridad de estos espacios frente a la incidencia de un incendio.


¿Qué son los halógenos?

Los halógenos (fl úor, cloro, bromo, yodo, astato y teneso) se encuentran en muchos compuestos químicos, como por ejemplo, el cloruro de polivinilo (PVC). Muy utilizado en muchos productos industriales para mejorar la protección contra las llamas, este compuesto se puede hallar en el aislamiento y el material de la chaqueta de muchos cables. Sin embargo, los halógenos pueden dañar la salud, particularmente cuando se queman los plásticos halogenados, en particular el PVC. Si se produce un incendio, los haluros de hidrógeno (compuestos resultantes de la reacción química del hidrógeno con un elemento halógeno) se liberan del plástico.

Entonces, los halógenos se combinan con el agua, como el agua utilizada por el cuerpo de bomberos o el fl uido de las membranas mucosas, para formar ácidos: el cloro se convierte en ácido clorhídrico, y el flúor en ácido fluorhídrico altamente corrosivo. Además, se puede formar una mezcla de dioxinas y otros productos químicos altamente tóxicos que, si entran en las vías respiratorias, pueden causar daño y causar asfi xia. Incluso si alguien sobrevive al incendio, su salud puede resultar dañada permanentemente.


¿Qué son los cables libres de halógenos?

Como su nombre indica, los cables libres de halógenos no usan estos elementos en la composición de los plásticos. Los plásticos que contienen halógenos pueden ser identifi cados por los elementos químicos en sus nombres, como el cloruro de polivinilo, policloropreno (también conocido como “neopreno”), politetrafl uoroetileno (“tefl ón”), caucho fl uorado (FKM, fl uoropolímetro), etc.

Si desea o tiene que usar cables libres de halógenos, asegúrese de que en el material de aislamiento y vaina del cable, no se utilizan halógenos como cloro, flúor o bromo, y que sus componentes consistan en plásticos como caucho de silicona, poliuretano, polietileno, poliamida, polipropileno, elastómeros termoplásticos (TPE) o caucho etileno-propileno-dieno. Con el tiempo, han surgido varias designaciones de mercado común en la industria del cable con respecto al marcado de cables libres de halógenos.

Dependiendo del fabricante, puede encontrar designaciones para cables libres de halógenos como: HFFR (“Halogen Free, Flame Retardant”), LSZH (o LS0H, (“Low Smoke, Zero Halogen”), FRNC (“Flame Retardant Non-Corrosive”), y HF (“Halogen Free”).

Además de no emitir gases tóxicos o humos oscuros en caso de incendios, los cables libres de halógenos ofrecen una larga integridad funcional y una vista sin obstáculos, aspectos a menudo cruciales para la evacuación de personas en edifi cios, la accesibilidad de los bomberos o para los sistemas de control, por ejemplo, durante el análisis posterior de la causa del siniestro.


Requisitos normativos para los cables y conectores libres de halógenos

Un cable libre de halógenos que cumple con las normas y estándares pertinentes no está necesariamente completamente libre de halógenos. Para que un cable pueda califi carse como libre de halógenos en el sentido de los requisitos normativos, se recomienda que no se superen ciertos valores.

Cables libres de halógenos según IEC 60754-1 o DIN EN 60754-1: En resumen, esta parte del estándar defi ne el equipo de prueba y el procedimiento para determinar la cantidad de gas ácido halógeno que se forma cuando los materiales se queman en cables y cables aislados. El material probado no debe exceder un contenido de ácido halógeno de 5 mg/g.

Cables libres de halógenos según IEC 60754-2 o DIN EN 60754-2: La parte 2 de la norma DIN EN 60754 describe la determinación de la acidez midiendo el valor de pH y la conductividad. Los cables libres de halógenos no deberían caer por debajo de un valor de pH de 4.3. Su valor de conductividad determinado tampoco debería superar el límite de 10 µS/mm.

Cables libres de halógenos según DIN EN 61034-2: DIN EN 61034 defi ne el método para medir la densidad de humo de los cables de combustión en condiciones defi nidas. La densidad de humo de cables y alambres se expresa en valores mínimos para la permeabilidad a la luz. Los cálculos de seguridad contra incendios pueden derivarse de esto en el Anexo A de la norma.

En su Anexo B, la DIN EN 61034-2 hace recomendaciones para el caso de que no haya requisitos en otras normas. En este anexo, se recomienda un valor de permeabilidad de la luz del 60% como valor mínimo.

Junio 2021
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.