Jueves 11 de Agosto de 2022       •      Dólar= $889,49      •      UF=$       •      UTM=$58.248

GESTIÓN DE ACTIVOS FÍSICOS
Una tendencia que crece con fuerza en la industria

Más que preocuparse solo del mantenimiento de equipos y máquinas, la Gestión de Activos Físicos brinda un enfoque holístico del ciclo de vida de los activos físicos de la industria, desde el diseño inicial de la planta hasta su reemplazo o disposición final.

En los últimos años, a nivel mundial, los sectores industriales han ido evolucionando de la Gestión de Mantenimiento a la de Activos Físicos (o Industriales). Mientras la primera se preocupa principalmente de garantizar la continuidad operativa, evitando fallas de máquinas y equipos, la Gestión de Activos Físicos “coordina las actividades financieras, operativas, de mantenimiento, de riesgo y otras actividades relacionadas con los activos de una organización para obtener más valor de estos”, según explica el sitio web de la International Organization for Standardization (ISO).

Al respecto, se podría decir que esta disciplina apunta a obtener el máximo rendimiento de los activos físicos de una industria, relacionándose en ese sentido con la ingeniería del mantenimiento, la fiabilidad y la eficiencia en general. De este modo, la Gestión de Activos Físicos reúne a todas esas “actividades y prácticas coordinadas y sistemáticas por medio de las cuales una organización maneja de manera óptima y sustentable sus costosos activos y sistemas de activos desde su diseño, su construcción, su desempeño, productividad, mantenimiento, riesgos hacia los seres humanos y medio ambiente, y gastos asociados a lo largo de su ciclo de vida, con el propósito de afianzar su plan estratégico-organizacional”, como indica el documento de la PAS (Publicly Available Specification) 55:2008, estándar definido por el Institute of Asset Management británico y que antecede a la actual norma ISO 55001.


La ISO 55001

la ISO estableció el estándar ISO 55001, donde define los requisitos de un sistema de gestión de estos activos, proporcionando un marco para establecer políticas, objetivos, procesos y gobernanza. En ese sentido, de acuerdo con dicha organización, la ISO 55001 utiliza “un proceso estructurado, eficaz y eficiente que impulsa la mejora y creación continua de valor mediante la gestión de los costos, el rendimiento y el riesgo relacionados con los activos”.

“Esta norma se centra en la necesidad de un sistema de gestión y, por lo tanto, no especifica requisitos financieros, contables o técnicos para la gestión de tipos de activos específicos”, recalca la ISO. “El cumplimiento de la ISO 55001 puede ayudar a las organizaciones que luchanpor una cultura de mejora continua y proactiva, y puede impulsar la eficacia y la eficiencia de una organización en la obtención de un mayor valor de sus activos”.

Reconocida a nivel mundial, la norma ISO 55001 ofrece a las organizaciones un lenguaje común y un marco de toma de decisiones confiable que permite la coherencia en las prácticas de gestión de activos. Se alinea con otras normas de gestión ISO, como ISO 9001, ISO 14001 e ISO 31000, y puede contribuir al desarrollo de una organización de un conjunto coherente de prácticas de gestión en todas las facetas de su funcionamiento.


Gestión de Mantenimiento y Gestión de Activos Físicos no son sinónimos

Como ya puede sospechar, los conceptos de Gestión de Mantenimiento y de Gestión de Activos Físicos no significan lo mismo. Como explica Gerhard Hattingh, en la revista Inginuity de Siemens, el primero apunta a programar y realizar trabajos de mantenimiento en un ciclo periódico basado en el tiempo o los ciclos (mantenimiento preventivo), proporcionar mantenimiento basado en condiciones derivadas de la información obtenida del equipo o inferida sobre el equipo (mantenimiento basado en condiciones y mantenimiento predictivo) y optimizar el rendimiento operativo de los recursos y la eficiencia. “Los sistemas de gestión de mantenimiento garantizan que el equipo permanezca en funcionamiento en todo momento, evitando reparaciones inesperadas y tiempo de inactividad operativo”, asegura.

En cambio, indica el especialista, la Gestión de Activos consiste en las actividades y prácticas que rastrean el trabajo de los activos de una empresa y utilizan eficazmente esos activos para obtener valor. “Por ello, los sistemas de gestión de activos deben alinearse estratégicamente con los objetivos y objetivos de una empresa para que todos los procesos de activos estén ayudando a crear una empresa exitosa. En términos generales, una gestión eficaz de los activos mejorará la calidad general, la eficiencia, el rendimiento y el ‘tiempo de comercialización’ (time-to-market)”, agrega.

“Si bien la gestión de mantenimiento y la de activos son técnicamente diferentes, siguen interrelacionadas y trabajan bien juntas. La gestión del mantenimiento ayuda a guiar el rendimiento físico de los equipos de mantenimiento y las actividades de manera eficiente, mientras que la gestión de activos ayuda a analizar todos los datos para el trabajo necesario para realizar en los propios activos”, comenta Hattingh. “La gestión de activos ayuda a identificar y priorizar el trabajo necesario para activos específicos no solo para el ROI del activo, sino también para analizar y coordinar estratégicamente el trabajo sobre otras oportunidades”.


Diferencias entre EAM y CMMS

Ahora bien, en el mercado podemos encontrar Sistemas de Gestión de Activos Empresariales (EAM, por sus siglas en inglés) y Sistemas Computarizados de Gestión de Mantenimiento (CMMS). Como afirma Tracy S. Smith, Presidente de SwainSmith, Inc., una empresa de soluciones de EAM, en una columna para ReliabityWeb, en la superficie, si bien es cierto que la línea entre EAM y CMMS no está tan claramente definida como hace 20 años, estos dos tipos de software siguen teniendo grandes diferencias en cuanto al enfoque y funcionalidades.

“Los sistemas CMMS y EAM tienen objetivos similares y comparten algunas de las mismas funciones, aunque estos últimos ofrecen una variedad más amplia de características. Lo que los distingue realmente es su filosofía y alcance. Un CMMS se enfoca en el mantenimiento, mientras que un sistema EAM adopta un enfoque integral, incorporando varias funciones empresariales. Un CMMS comienza a realizar el rastreo después de que se compró e instaló un activo, mientras que un sistema EAM puede rastrear todo el ciclo de vida del activo físico, comenzando por el diseño y la instalación. Un CMMS está diseñado para gestionar una sola ubicación u ofrece soporte limitado para sitios múltiples. Por su parte, un sistema EAM viene con funciones extensas para gestionar empresas y sitios múltiples”, asegura el especialista.

Por su parte, Reportlinker.com, en su informe “Enterprise Asset Management Market - Global Forecast to 2026”, sostiene que la digitalización está creando nuevas oportunidades para que muchas organizaciones intensivas en activos (como las que se encuentran en los sectores industriales) se estén centrando en invertir en tecnologías nuevas e innovadoras para transformar y mejorar radicalmente sus procesos operativos.

“Las mejores organizaciones en su clase están adoptando tecnologías emergentes, como Realidad Aumentada, IoT, Inteligencia Artificial, Mantenimiento Predictivo, Gemelos Digitales y Telemática, ya que lo siguiente en los servicios industriales sería predecir con precisión el futuro de los activos físicos”, afirma. Entonces, adoptar un enfoque integral para la gestión de activos, es decir, uno que tenga en cuenta el costo total de propiedad (TCO) y busque maximizar el valor a lo largo de todo el ciclo de vida del activo físico, demanda implementar un sistema de gestión de activos físicos. Sin embargo, esta decisión va más allá del área de mantenimiento e implica involucrar a otros ámbitos de la organización.

Mayo 2021
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.