Domingo 5 de Febrero de 2023       •      Dólar= $778,35      •      UF=$35.304,55       •      UTM=$61.769

Testigos privilegiados
Por Ignacio Arteaga E., Abogado y socio del Estudio Jurídico Arteaga Gorziglia.
Las Energías Renovables Variables (ERV) van ganando cada día una mayor participación en nuestro sistema eléctrico. Sin embargo, su creciente relevancia representa importantes desafíos. Por ejemplo, ¿cómo armonizar y equilibrar en distintos periodos de tiempo los perfiles de requerimientos de demanda con los perfiles de una generación en la que tienen cada vez mayor participación las ERV?

Hemos sido testigos privilegiados de cómo se han ido incorporando las Energías Renovables Variables (ERV) al sistema eléctrico nacional, cómo han caído sus costos de inversión y de operación, cómo ha aumentado el número de inversionistas en el desarrollo de proyectos de generación con estas tecnologías y cómo todo ello se ha traducido en una disminución significativa en los precios de la electricidad. De esta forma, las energías renovables ya representan un aporte del 49% de la generación del sistema.

A su vez, somos testigos de cómo están cambiando aceleradamente los hábitos de consumo eléctrico con una mayor electrificación de los consumos (calefacción, transporte público, vehículos eléctricos), con la incorporación de generación distribuida, todo ello sumado al retiro de centrales a carbón con miras a cumplir con los compromisos internacionales de reducción de emisiones de CO2.

Junto con estas buenas noticias, surgen nuevos desafíos. ¿Cómo armonizar y equilibrar en distintos periodos de tiempo los perfiles de requerimientos de demanda con los perfiles de una generación en la que tienen cada vez mayor participación las ERV? Los perfiles de generación serán cada vez más variables y también lo serán los perfiles de consumo. Las proyecciones de rampas en el sistema son alarmantes y crecientes, es así como se estiman rampas de unos 3.365 MW en periodos de 4 horas. Si no se incorporan atributos de flexibilidad aumentarán los costos del sistema. Mientras más flexibilidad tenga el sistema, más ERV podrá incorporarse a la generación.


Estrategia de flexibilidad

Le damos la bienvenida, entonces, a la Estrategia de Flexibilidad para el sistema eléctrico nacional, trabajo liderado por el Ministerio de Energía, con la asesoría de expertos y otras autoridades del sector, en el que se identifican estos desafíos y se plantean 12 medidas, criterios de cursos de acción, para aumentar la flexibilidad del sistema y así lograr una matriz más eficiente, segura y sustentable.

Por el lado de la demanda, será clave el rol que puedan jugar los gestores de demanda, acumulando y modelando perfiles de demanda de manera de hacerla coincidir en la mayor medida posible con los periodos de tiempo en que hay mayor generación renovable variable (por ejemplo, optimizando los periodos de tiempo de procesos productivos, de consumos residenciales, etc.) y modelando perfiles de generación distribuida (todo ello para disminuir las rampas). Para esto necesitamos medidores y líneas inteligentes, ya que para adecuar los perfiles de consumo y de generación distribuida se necesita información en tiempo real. También se necesitan señales de precio para trasladar la demanda a las horas de mayor generación renovable variable.

Por el lado de la oferta, tenemos que dar señales de precio a los atributos de flexibilidad, específicamente a los sistemas de almacenamiento, para que estén cada vez más presentes no solo en la generación y en la transmisión, sino que también en el cliente final. El almacenamiento no son solo baterías (cuyos precios esperamos que experimenten una baja similar a lo ocurrido con los precios de los paneles solares), sino que bombeo y acumulación de agua, hidrógeno y también acumulación de gas natural. Según las señales de precio que se den, conforme a criterios de eficiencia, podría ser rentable instalar más estanques de almacenamiento de GNL, disminuyendo así el efecto denominado “gas inflexible”.

Otra forma de disminuir estas rampas es mediante un proceso real de interconexión regional con países vecinos que se encuentren en otras zonas horarias, y, por ende, con otros perfiles horarios de consumo y de generación variable. Tampoco debemos olvidarnos de la generación solar de potencia, la geotermia y la energía mareomotriz como fuentes renovables que proveen de flexibilidad al sistema.

Esta es una hoja de ruta. Ahora viene la etapa más difícil: la implementación, para la que el Ministerio ha fijado un ambicioso plazo de 30 meses y que tendrá que ser muy participativa, abierta, transparente, y ojalá consensuada, cuidando de no afectar por la vía reglamentaria derechos adquiridos que solo pueden ser afectados por ley.

Octubre 2020
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.