Martes 27 de Octubre de 2020       •      Dólar= $775,63      •      UF=$28.816,38       •      UTM=$50.372

MINERÍA INTELIGENTE EN CHILE
¿Hacia dónde debemos dirigir esta industria tras la pandemia?
Por Luis Soruco, Gerente de Negocios en Arcadis Chile.
Nuestra industria minera ya ha empezado a trabajar en remotizar y automatizar sus operaciones, lo que podría llegar a convertirlo en un país pionero en el sector y con altos estándares de seguridad.

La minería nacional y a nivel global, al igual que muchas otras industrias, ha tenido que enfrentar y sobrellevar los cambios generados por el Covid-19. No obstante, este sector tiene una cualidad que le da ventaja sobre otros: inició el camino hacia la remotización y automatización mucho antes de la llegada de la pandemia. Si este cambio no hubiese partido previamente, el panorama ciertamente sería completamente distinto.

El acercamiento al concepto de minería inteligente (4.0 o X.0 como algunos la denominan) comenzó hace casi una década, trabajando arduamente en la identificación, desarrollo e implementación de tecnologías y herramientas que están haciendo factible una minería autónoma. Ahora son parte del día a día de las faenas los Centros Integrados de Operación remotos, conectados en tiempo real con los equipos humanos y sobre todo mecánicos en terreno, mediante capas de abstracción digitales que utilizan el Internet Industrial de las Cosas (IIoT, por sus siglas en inglés) para la recolección de información que permite automatizar instrucciones y tomar decisiones de optimización de los procesos con la velocidad de la Inteligencia Artificial (IA). Lo anterior, no solo hace posible la automatización de las faenas, sino que también equilibra diversos indicadores que permitan elevar estándares de seguridad laboral y medioambiental, sumado al importante ahorro en los costos de operación.

Bajo este contexto, el escenario que hoy enfrentamos entrega la oportunidad de lograr una implementación aún más acelerada y profunda de la digitalización. En ese sentido, nos encontramos promoviendo la adopción de estándares que ya se han implementado en otras regiones e industrias. Es decir, la gestión de proyectos de operación y monitoreo remoto aplicando innovación para el desarrollo de actividades a distancia y, asimismo, implementar la robotización de diversas acciones con el objetico de obtener una mayor remotización de las operaciones actuales.

Por otro lado, no solo nos enfocamos en la remotización y automatización, pues la ejecución de minería inteligente también requiere internamente de cambios culturales que permitan su adopción y externamente de velar por el desarrollo de proyectos mineros sostenibles (cumpliendo los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, impulsados por la ONU), en donde -por mencionar un ejemplo- se vele por una correcta optimización de los recursos hídricos en armonía con las comunidades y grupos de interés.


El momento adecuado

Dicho lo anterior, es importante resaltar que hoy la minería chilena y mundial se encuentran en el escenario propicio para aplicar de lleno la remotización y automatización y recibir las ventajas que conlleva su implementación. Junto a esto, el foco debe situarse en aumentar la productividad mediante una identificación prolija y minuciosa de las tareas que puedan realizarse en forma remota y/o automática e implementarlas. Ejemplo de este punto, es que los centros de operaciones remotos no solo puedan estar ubicados fuera de las faenas mineras, sino también en ciudades como Antofagasta o Santiago. Ejecutar este tipo de proyectos posibilita mejorar la calidad de vida de trabajadores y colaboradores y también permite sortear catástrofes naturales que a veces impiden acceder a las faenas (sismos, aluviones, e inundaciones, entre otros) o incluso enfrentar otra emergencia sanitaria como la vigente. En cuanto a los retos que se vienen para adelante, es fundamental destacar que la minería deberá seguir encausando su rumbo hacia la sostenibilidad de sus operaciones, minimizando los impactos socio-ambientales; las exigencias post pandemia serán mayores, por lo que se debe pensar en ir más allá del cumplimiento regulatorio. De igual forma se deberán entregar retornos positivos a los distintos accionistas mientras las leyes del mineral continúan decreciendo, por lo que trabajar en la línea de la productividad será crítico.

Finalmente, solo queda plantearnos la siguiente interrogante: ¿puede Chile llegar a convertirse en un país líder en minería inteligente? Y la respuesta es positiva.


Somos un referente

Nuestra nación es un referente a nivel mundial en minería y en particular por ser un buen operador. La industria en general, no solo la minera, está evolucionando y pasando a la etapa de remotización y automatización. Dadas las condiciones en las que mayoritariamente se desarrollan nuestras operaciones mineras (climas desérticos, lejanía con las ciudades y gran altitud geográfica) se nos impone con mayor urgencia la necesidad de migrar hacia una minería inteligente.

Esto, sumado a la disminución de las leyes del mineral, que exige mejorar la productividad para viabilizar el negocio, nos está impulsando tal vez con mayor velocidad que el resto de los países a migrar a una industria inteligente. Por lo mismo, Chile ya ha empezado a trabajar en remotizar y automatizar sus operaciones, lo que podría llegar a convertirlo en un país pionero en minería inteligente y con altos estándares de seguridad.

Agosto 2020
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: Sucre 2235,
Ñuñoa, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.