Lunes 26 de Septiembre de 2022       •      Dólar= $963,73      •      UF=$34.203,78       •      UTM=$58.772

Externalidades a considerar en la Industria 4.0
Por Víctor Grimblatt, Presidente de AIE.
Industria 4.0, Manufactura Avanzada o Cuarta Revolución Industrial son términos que se refieren principalmente a una nueva manera de organizar los medios de producción, basada en la aplicación de tecnología digital a los procesos. ¿Estamos preparados para adaptarnos a ella?

Al igual que todo cambio disruptivo en los medios de producción, la Cuarta Revolución Industrial está produciendo ventajas y desventajas en la sociedad actual. Dentro de las ventajas, podemos mencionar trabajos menos tediosos y rutinarios para los operarios, mayor seguridad para los trabajadores, producción más eficiente, limpia y cuidando el medio ambiente, entre otras.

De igual forma, podríamos mencionar una serie de desventajas, como por ejemplo, la desaparición de ciertas tareas y profesiones.

Sin embargo, no debemos mirar esta revolución considerando solo sus ventajas y desventajas, sino que debemos evaluar sobre todo las oportunidades que este cambio produce. Si bien es cierto que la Industria 4.0 hará desaparecer ciertos trabajos que hacemos hoy en día, ella creará nuevas oportunidades laborales para las que tenemos que estar preparados. Estamos en los albores de una nueva forma de vivir y trabajar que permitirá que el ser humano se sienta más satisfecho con su trabajo que lo que está hoy en día.

Tal cual lo dice Yuval Noah Harari en su libro “Homo Deus”, nunca la humanidad había estado tan bien como lo está ahora.

Según el autor, hemos logrado conocer y controlar los tres grandes problemas que han afectado a la humanidad en su historia: la hambruna, la peste y la guerra. Y si bien estos problemas no se han resuelto por completo, han dejado de ser fuerzas de la naturaleza incomprensibles e incontrolables.


¿Está Chile preparado?

Una de las preguntas que debemos hacernos es que si nuestro país está listo para este cambio, y la verdad es que no. De acuerdo a estudios internacionales, Chile se ubica en el 20% inferior de los países OCDE en cuanto al desarrollo de capacidades de jóvenes y adultos. Peor aún, dicha organización manifestó en febrero pasado que la mitad de los empleos actuales en Chile está en riesgo de desaparecer. Esto se ve agravado por el hecho de que nuestro país se queda atrás en el área de educación y habilidades digitales; este estudio muestra que, en Chile, la proporción de individuos que alcanza destrezas intermedias en el Programa para la Evaluación Internacional de Competencias Adultas (PIAAC) solo alcanza 15,3%, lo que corresponde a la mitad del promedio OCDE (30,3%).

Podemos afirmar entonces que el problema no es la Industria 4.0 ni la tecnología que la acompaña, sino que nuestra baja preparación para este cambio disruptivo.

Debemos en forma urgente tomar medidas para preparar a nuestra población para este cambio y capacitar a nuestros trabajadores en las destrezas digitales que les permitirán vivir la Cuarta Revolución Industrial sin mayores tropiezos.

Cuando en los años ‘70 se vivió la robotización de la industria automotriz en Europa, produciendo una gran cesantía en los obreros de esta industria, fue el Estado el que se preocupó de capacitar a estas personas y prepararlas para que pudieran asumir nuevos roles y reinsertarse en la industria. Esto fue una gran inversión de varios países que decidieron a enfrentar esta crisis laboral mirando las oportunidades que esto acarreaba.

Hoy en día la situación no es diferente; desaparecerán los trabajos rutinarios y repetitivos que podrán ser asumidos por máquinas. Sin embargo, nuevos trabajos aparecerán, para los que debemos estar preparados.


Un vaso “medio lleno”

Podemos mirar el vaso medio vacío o medio lleno. Si lo miramos “medio vacío”, nos lamentaremos de la pérdida de trabajos y de la cesantía que se creará, mientras que la otra mirada, nos permitirá ver los cientos de oportunidades que aparecen en el horizonte y que nos permitirán enfrentar esta crisis laboral que se avecina.

La sociedad en su conjunto debe trabajar para prepararnos para esta revolución industrial que llega a pasos agigantados. La industria, las universidades, los institutos profesionales, los liceos técnicos, el Estado... Todos deben aunar fuerzas para enfrentar esta gran oportunidad que tenemos por delante y que nos llevará hacia el tan anhelado desarrollo.

Miremos el vaso medio lleno y trabajemos arduamente para convertirnos en protagonistas de la Cuarta Revolución Industrial. El futuro es promisorio, solo debemos prepararnos para él.

Julio 2019
.......
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Notificarme de actividad en este artículo
Ingrese los caracteres de la imagen:
Desayunos
LA MODERNIZACIÓN TECNOLÓGICA DEL SECTOR MINERO: Avanzando hacia la digitalización
AUTOMATIZACIÓN Y CONTROL INDUSTRIAL: Digitalizar los procesos productivos, la clave para el futuro
LA INDUSTRIA ELECTRÓNICA EN CHILE: Construir redes para fortalecer el ecosistema
Contáctenos
Dirección: José Manuel Infante 919, Of. 203,
Providencia, Chile
Teléfono: (562) 2433 5500
Email: info@emb.cl
Visite también:
© Copyright 2019 Editora Microbyte Ltda.