Visítanos en Facebook Síguenos en Twitter
Miércoles 19 de Junio de 2019          Dólar= $694,87          UF=$27.842,16     •      UTM=$48.741
CABLES PARA LA MINERÍA
Diseñados para resistir abusos y ofrecer seguridad
Por Equipo de Prensa de Revista ElectroIndustria
Los cables eléctricos de potencia constituyen el sistema circulatorio de las operaciones mineras. Por ello, la confiabilidad y desempeño de estos conductores aparecen como las principales demandas de las empresas de este sector.

En este sentido, para hacer frente a los desafíos de la minería de hoy, existe una amplia oferta de cables que combinan altas prestaciones con innovación.

Desde sus inicios, la Minería siempre ha sido una actividad ruda, difícil, principalmente por desarrollarse en entornos exigentes e incluso hostiles, tanto para las personas como para el equipamiento necesario para llevarla a cabo.

En este sentido, los cables y conductores eléctricos –fundamentales para transmitir la energía a las diversas maquinarias y sistemas- deben soportar no solo las arduas condiciones de trabajo, sino también tirones, torsiones y otros abusos.

Al respecto, Alejandro Puertas, Director Comercial de Prysmian Chile, sostiene que “la característica más relevante de cualquier cable minero, es garantizar su durabilidad y capacidad de trabajar en un ambiente muy hostil. Por lo tanto, una buena protección mecánica es vital”.

En este sentido, uno de los requisitos de los clientes mineros es que los cables cumplan con sus estándares operacionales. En términos de normas, Mario González, Gerente General de Top Cable Chile, explica que “en general, el ‘desde’ es la certificación SEC, pero dependiendo de la compañía, pueden exigir normativas internacionales específicas”.

En tanto, Guillermo Aparicio Martínez, Consultor Independiente en Energía y Potencia, coincide con lo anterior, sosteniendo que “es el mandante quien define sus propios estándares operacionales, y son las fábricas chilenas las que se adaptan a dichos estándares”. En todo caso, continúa el profesional, el estándar a usar siempre debe corresponder a la aplicación para la que se vaya a usar, es decir, la solución técnica que se está entregando al cliente.

Por su parte, Alejandro Puertas destaca que en la minería chilena conviven normativas europeas y americanas. Asimismo, explica que los principales fabricantes internacionales cumplen con la norma ICEA S75-381 para la fabricación, métodos y frecuencias de prueba, así como las condiciones establecidas por sus sistemas de Gestión de Calidad (ISO 9001).

En todo caso, como factor esencial en la elección del cable, Aparicio destaca la reputación de la marca fabricante. “En nuestro país, existen varias marcas de prestigio, que utilizan alta tecnología e invierten mucho en I+D+i”.


La seguridad

Sin duda, la seguridad de las personas debe ser uno de los criterios más relevantes para la elección de los cables eléctricos. En este sentido, existen diversos riesgos asociados al uso de estos elementos dentro de la actividad minera (especialmente, cuando se trata de la mina subterránea), por lo que las marcas invierten grandes cantidades de recursos en Investigación, Desarrollo e Innovación (I+D+i).

Un ejemplo fue el lanzamiento en 1979 de la primera generación comercial de los cables “bajo humo, libres de halógenos” (LS0H, por sus siglas en inglés). Sobre este tema, Aparicio explica que dadas las condiciones de las faenas mineras (especialmente al interior mina), el uso de estos conductores es un requisito indispensable. “Cuando son afectadas por las llamas, durante un incendio, las cubiertas de los cables LS0H no emiten gases tóxicos y emiten humos claros y transparentes, facilitando la visualización de las señaléticas de emergencia, a diferencia de otros materiales cuya combustión genera humos oscuros que entorpecen la evacuación”, señala. “Además, los gases producidos por los cables LS0H tampoco afectan a los equipos electrónicos”. Por dichas razones, estos cables son el actual estándar usado en la minería, particularmente en las faenas subterráneas o en salas de control (donde conviven personal y equipamiento muy costoso y sensible a los halógenos).

De igual modo, los entrevistados concuerdan en que otra característica muy demandada en la actualidad es la resistencia al fuego, pues permite que este no se propague a otras áreas de la instalación, provocando más daños.

En este sentido, el profesional recuerda que, por ejemplo, en la minería subterránea, los cables muchas veces están sumergidos bajo agua y todo el personal está expuesto a un posible accidente eléctrico si la cubierta o chaqueta del conductor se encuentra en malas condiciones. “Asimismo, los cables para ambientes abrasivos, están diseñados para no perforarse”, ejemplifica.


Relación con los fabricantes

Considerando el constante proceso de investigación, desarrollo e innovación que impulsan las marcas, muchas veces resulta difícil para los responsables de la decisión de compra, elegir los conductores adecuados para sus aplicaciones específicas. Por ello, el ejecutivo de Prysmian Chile, comenta que al recibir una petición de oferta, siempre procuran recabar la mayor cantidad de información posible sobre la función del cable requerido, así como sobre el ambiente en el que será instalado. “De esa manera, podemos dimensionar el cable a nivel eléctrico y también determinar la protección mecá- nica y su diseño idóneo”, agrega.

Coincidiendo con lo anterior, González agrega que “siempre estamos recibiendo consultas de los usuarios, por lo que contamos con abundante información para compartir en forma rápida y amigable”.

Marzo 2019
Comenta este artículo
Nombre:
Empresa:
Email:
Comentario:
Ingresa los caracteres de la imagen:
Comentarios acerca de este artículo
No hay comentarios publicados
GRUPO EDITORIAL EMB
Sucre 2235 Ñuñoa
Santiago
Chile
Fono: (56.2) 433 5500
info@emb.cl
www.channelnews.clww.ng.clwww.gerencia.clwww.revistahsec.clwww.embconstruccion.cl
Resolución mínima: 1024 x 768

© Copyright 2018 Editora Microbyte Ltda.